Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

El Colegio defiende la alta profesionalidad de los ingenieros y empresas que trabajan en el sector de la Ingeniería Civil

Redacción Ingeopres20/05/2014
El Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles defiende la alta profesionalidad del colectivo y empresas que trabajan en el sector de la Ingeniería CivilAnte una serie de acontecimientos recientemente ocurridos como han sido por ejemplo la negociación de sobrecostes en la construcción del Canal de Panamá, el accidente ocurrido en el Ave a Santiago de Compostela o la investigación de sobrecostes en algún tramo del Ave a Barcelona, muchos medios de prensa escrita, radio y televisión han dado una nefasta imagen del colectivo de profesionales y empresas que se dedican al sector de la Ingeniería Civil.

Este Colegio desea mostrar su apoyo a la alta profesionalidad de las empresas e ingenieros civiles españoles, que debido al gran auge que tuvo la obra pública española en años anteriores son un referente mundial en la Ingeniería Civil, dejando claro las siguientes circunstancias:


Son ingenieros civiles españoles los que proyectan y dirigen una gran mayoría de las grandes y más dificultosas obras que hay en el mundo trabajando para empresas españolas y extranjeras.

La alta cualificación y experiencia de los ingenieros civiles españoles hace posible que las empresas para las que trabajan puedan ofertar en mejores condiciones y adjudicarse muchas de las grandes obras mundiales ya que su profesionalidad y experiencia les hace ser elemento principal del rendimiento óptimo de los trabajos de diseño y construcción.

Todas las obras se basan en la presunción de unos elementos que no se pueden conocer en el momento del diseño, terrenos de cimentación, cursos de agua subterránea, comportamiento de materiales, etc. Comenzados los trabajos, la gran mayoría de estas suposiciones se concretan en una realidad, pero algunos puntos supuestos pueden variar de lo previsto obligando al ingeniero civil a buscar las soluciones necesarias para reconducir el status a un punto de solución que en algunas ocasiones, las menos, puede suponer un aumento de la inversión. Obras como la modernización del metro de la ciudad de Nueva York (técnicos, empresas y tecnología estadounidense) se han triplicado en costes y algo similar ha ocurrido con el aeropuerto de Berlín (técnicos, empresas y tecnología alemanas) o con el Eurotunel del Canal de la Mancha (técnicos, empresas y tecnología inglesas y francesas) sin que se hayan llenado hojas de periódicos por neófitos en la materia. No caben por tanto expresiones que difaman a nuevas empresas y profesionales como "es habitual en España...", "a esto nos hemos acostumbrado en España.." o "así se hacen las obras en España...". Los imprevistos en las obras son directamente proporcionales a su tamaño y complejidad, y gracias a la profesionalidad de la Ingeniería Civil española se han minimizado los sobre costes y los accidentes, por lo que desde los medios informativos, Administraciones competentes en la materia y asociaciones profesionales se debe hacer la defensa y no la difamación de nuestra Ingeniería Civil que es uno de los grandes activos que tiene nuestro país.

También cabe destacar que nadie haya realizado ninguna mención a otros agentes con responsabilidad en las obras; volviendo a algunos de los ejemplos anteriores, no se valora quien tomó la decisión de que el Ave entrara al centro de Barcelona por una zona de arenas inundadas e incluso por debajo de la Sagrada Familia, ni los sobre costes que esto supuso en el presupuesto inicial, tampoco se comenta en tertulias y artículos que un técnico diseña y construye un tramo de ferrocarril con unos parámetros tales que se ajusten al presupuesto disponible por la Administración titular y no como debería de ser que sea esta última la que prepare un presupuesto en relación con la valoración que ha realizado un técnico. El problema de circular por una curva a más del doble de la velocidad de diseño, no es de la curva ni de su radio si no de la velocidad.

No cabe justificación para las comisiones, adjudicaciones irregulares o sobre costes injustamente inflados que en algunos casos se producen y que se deben perseguir y erradicar. Sin embargo el análisis rápido y superficial de los hechos que casi siempre realizan personas sin el mínimo conocimiento de la materia junto con la tradicional desidia de todo el colectivo en su propia defensa dan una imagen de corrupción e ineficiencia de la Ingeniería Civil española.
Queremos por tanto ratificarnos en la alta profesionalidad y cualificación de la Ingeniería Civil española como activo puntero de la economía y futuro del país y de nuestra imagen en el mundo.

www.citop.es

TOP PRODUCTS

HJM

Cargadoras de ruedas compactas

HJM

Emsa

Molinos de impacto Mobifox

Emsa

Maropsa

Doble tratamiento superficial

Maropsa

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS