Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Los nuevos modelos reducen los costes operativos gracias a la incorporación de muy avanzada tecnología

Caterpillar, comprometido con el éxito de sus clientes

David Muñoz03/02/2014

El Centro de Formación y Demostraciones de Caterpillar en Málaga acogió los días 27 y 28 de enero la presentación a la prensa internacional de las últimas novedades lanzadas al mercado por la compañía, unas innovaciones que, como señala Paolo Fellin, vicepresidente de la división de Construcción e Infraestructuras, suponen otra muestra del “compromiso de Caterpillar con el éxito de sus clientes” y una nueva constatación de los elevados niveles de eficiencia, calidad, confort, productividad y seguridad alcanzados por esta firma, los “mayores de nuestra historia”, reconocía.

El mercado de la maquinaria de construcción, obra pública, canteras y minería está en plena transformación y buena parte de esta efervescencia tiene su origen en la entrada en vigor de las nuevas normativas sobre emisiones. Lejos de apreciar en la aplicación de la Stage IV una incomodidad para su actividad, Caterpillar ha sabido ver en esta nueva regulación una gran oportunidad no sólo para mejorar sus equipos en materia de respeto medioambiental, sino también como un revulsivo para introducir la más avanzada tecnología en su gama y con ello, aumentar los niveles de eficiencia energética, calidad, seguridad, productividad y confort.

foto
El Centro de Formación y Demostraciones en Málaga acogió la presentación de las últimas novedades de Caterpillar.

“Antiguamente, la reducción del consumo en las máquinas era prácticamente una batalla perdida pero en estos últimos años, con la introducción de los nuevos motores y la aplicación de las últimas tecnologías, podemos asegurar que la situación ha cambiado radicalmente, siendo las máquinas Caterpillar líderes en rendimiento energético”, indica Paolo Fellin, vicepresidente de la división de Construcción e Infraestructuras en Caterpillar.

Los últimos modelos son una clara muestra de ello. Por ejemplo, el nuevo dúmper articulado 730C ha logrado, respecto a su predecesor de la línea Stage IIIA, un aumento del 16% en su productividad mejorando al mismo tiempo la eficiencia en el consumo de combustible en un 6%. En el caso de la nueva Serie M de palas cargadoras medianas, la reducción en el consumo se eleva hasta el 10%, e incluso al 25% para las versiones XE. Y en los nuevos dúmperes rígidos de la Serie G, los ahorros en diesel rondan el 20%.

Un menor gasto en combustible supone para el cliente una reducción en sus costes operativos y por ende, un mejor retorno de su inversión. Pero Caterpillar ha ido más allá a la hora de buscar ventajas para los clientes. Por ejemplo, entre otras medidas, ha potenciado su estrategia de desarrollar versiones de productos adaptadas al mercado local en el que van a trabajar, ya que las exigencias no son iguales en países maduros como pueden ser los europeos o EE UU, que en los países emergentes de Asia o África. De hecho, estas últimas regiones ganan cada vez más peso en la actividad de Cat ya que mientras hace unos años el 70% de la facturación de la región EAME procedía de Europa y el 30% de Rusia, África y Oriente Medio, a día de hoy se han invertido esos porcentajes.

Caterpillar ha arropado además la calidad intrínseca de sus máquinas con avanzadas herramientas tecnológicas que permiten reducir aún más el ahorro de combustible, mejorar la productividad de sus equipos, así como facilitar la gestión de su mantenimiento. Sistemas como el Cat Grade Control o el Product Link son dos claros ejemplos de ello.

foto
De izquierda a derecha: Herwing Peschl, director de Marketing de la división de Construcción e Infraestructuras de Caterpillar para la zona EAME, y Paolo Fellin, vicepresidente de la división de Construcción e Infraestructuras de Caterpillar.

Como indica Paolo Fellin, teniendo en cuenta que no se espera para el 2014 grandes crecimientos en el mercado mundial, las principales oportunidades de negocio vienen por la vertiente tecnológica ya que, a diferencia de otros sectores, en la construcción no se han logrado durante los últimos años, avances tan notables en materia de productividad laboral. La incorporación de moderna tecnología a la maquinaria supone, por tanto, una gran oportunidad para reducir los tiempos y los costes característicos de este tipo de trabajos.

Caterpillar es consciente de ello y de hecho, para este 2014 ya se ha marcado un completo calendario de lanzamientos de nuevos productos con un alto contenido tecnológico:

- Primer cuatrimestre: dúmperes articulados 725C y 730C +EJ y excavadora grande 374F.

- Segundo cuatrimestre: pala grande de ruedas 990K, dúmpers rígidos de cadenas 770G y 772G, excavadoras 311F y 390F, motoniveladoras 140M3, 160M3 y 12M3, tractor de ruedas 620H y regla AS4171 para la extendedora AP300D.

- Tercer cuatrimestre: Palas de ruedas de gama media 980M, 982M, 966 y 972M (XE) y reglas SE 60XW y SE 50.

Estrategia Stage IV de Caterpillar

Los motores Stage IV que incorporan las nuevas máquinas Caterpillar han sido desarrollados a partir de la exitosa base marcada por los motores Acert, añadiéndoles los componentes y módulos que permiten cumplir con los últimos requerimientos de emisiones. En su diseño, como indica Martin Parker, responsable de Motores en Caterpillar, “siempre se ha tenido en mente la aplicación final de ese motor”, buscando para ello una integración lo más vertical posible entre todos los departamentos de la compañía implicados.

Esta estrategia ya ha sido todo un éxito en la línea Stage IIIB, cuyas máquinas han acumulado hasta la fecha más de 50 millones de horas de trabajo (más de 85.000 motores Tier 4/Stage IIIB están hoy a pleno funcionamiento), y se espera repetirlo con la Tier4 Final/ Stage IV, cuyos primeros 302 prototipos se han probado con éxito, en diferentes partes del mundo y en condiciones reales de trabajo, acumulando cerca de 330.000 horas en operaciones.

foto

Ángel Luis González Suárez, especialista de Producto y Aplicación en Caterpillar, durante la explicación del nuevo dúmper rígido.

De acuerdo al rango de potencia (56-130 kW; 130-560 kW; 560-820 kW; y más de 820 kW), Caterpillar incorpora en sus nuevos motores Stage IV diferentes soluciones de tratamiento de partículas, reducción de NOx y regeneración. Pero en todos los casos son cuatro los principales valores que la marca quiere traspasar a sus clientes: reducción de los consumos (tanto de combustible como de fluidos –AdBlue/DEF), nítida visibilidad de los niveles (el usuario, por ejemplo, puede ver claramente el nivel de AdBlue que tiene la máquina), implantación de tecnología de aplicación automática/transparente (no se requiere la intervención del operador para reducir las emisiones ni hace falta interrumpir los ciclos de trabajo) y reducción de los costes de mantenimiento.

Caterpillar, como reconoce Martin Parker, también quiere responder con sus nuevos motores a uno de los grandes retos a los que se enfrentan hoy las empresas: la migración de maquinaria. Cada vez es más habitual el desplazamiento de los equipos por diferentes partes del mundo, donde las especificaciones exigidas a nivel técnico y legal son muy diversas, además de verse sometidos a niveles de calidad de combustible que difieren mucho de un sitio a otro. En este sentido, Caterpillar, y su red mundial de distribuidores (incluido Finanzauto en España), están en perfectas condiciones para adaptar el motor y la máquina a cada una de las exigencias que marcan sus clientes.

Excavadoras 374 F L y 390 F L

Como señala Cedric Masson, responsable de Excavadoras en Caterpillar, cinco han sido las directrices que han marcado el desarrollo de las nuevas excavadoras de cadenas 374 F L y 390 F L. En primer lugar, el cumplimiento de las normas de emisiones Stage IV. Estas máquinas equipan los eficientes motores Cat Acert C15 (374F) y C18 (390F), los cuales destacan por trabajar a menos revoluciones por minuto que sus antecesores, reduciendo con ello notablemente el consumo de combustible.

Como segunda meta, Caterpillar se marcó mejorar la eficiencia hidráulica de este tipo de excavadoras. Para ello ha incorporado un nuevo cuerpo de válvulas, el “sistema nervioso” que emplean las excavadoras para la circulación de sus fluidos hidráulicos, que sobresale por facilitar el cumplimiento de la máxima de “energía donde la necesitas, justo cuando la necesitas”. En esta línea, la 374 F L supera en un 1% la productividad de su antecesora, mejorando la eficiencia de los fluidos en un 13% y reduciendo el consumo de los mismos en un 10,5%. Y la 390 F L ve mejorada la productividad un 5% respecto a la 390D L, mejorando la eficiencia de los fluidos en un 10,5% y disminuyendo el consumo de los mismos en un 5%. La posibilidad de equipar estas máquinas con la opción del Cat Grade Control también contribuye a mejorar la eficiencia.

foto

Nueva excavadora 390 F L de Caterpillar.

La tercera directriz de la Serie F es la mejora de los niveles de confort para el operador. Los nuevos modelos disfrutan de cabinas de mayor volumen, más superficie acristalada y menor nivel de ruido (-3dBA), así como de un asiento con diferentes opciones de suspensión, de una consola independiente y de altura ajustable, de un monitor con un mayor display, y de un sistema de limpiaparabrisas en paralelo.

Como cuarto punto, Caterpillar se ha marcado para el desarrollo de las nuevas excavadoras hacer más cómodo su mantenimiento: nuevos puntos de drenaje para aceite hidráulico y del motor, un mejor acceso a los radiadores, y el puerto opcional de rellenado rápido de diésel son tres de las medidas tomadas para lograrlo.

Y por último, pero no menos importante, Caterpillar ha buscado aumentar los índices de seguridad, incorporando, entre otros elementos, nuevos dispositivos de iluminación, apagado de las luces con retardo (las luces no se apagan hasta que el operario no baja de la máquina) y elementos destinados a evitar caídas accidentales del trabajador.

Dúmperes articulados 725 C, 730 C y 730 CEJ

Las ventajas que ha querido aportar Caterpillar a los clientes con los nuevos modelos 725 C, 730 C y 730 CEJ, pasan, como manifiesta Julien Balardelle, especialista de dúmperes articulados de Caterpillar, por unos mayores niveles de eficiencia, tecnología, confort y seguridad. Del mayor grado de eficiencia son responsables los nuevos motores (hasta un 16% más de potencia, 41% más de par motor y 14% más de relación potencia/peso), las transmisiones (más suaves y rápidas), el control de la tracción (automática en el 730 C y manual en el 725 C), el retardador (60% más de capacidad de frenado en el 730 C respecto a la versión Stage IIIA) y el nuevo diseño de las tolvas de carga (en el 725 C se ha incrementado la capacidad hasta los 15 m3 y 23,6 toneladas, y en el 730 C hasta los 17,5 m3 y 28 toneladas). Con todo ello, las pruebas realizadas por la compañía han dado como resultado que el 725 C mejora en un 10% la productividad de su antecesor y en un 5% el consumo de combustible, mientras que el 730 C es un 16% más productivo manteniendo prácticamente el mismo consumo que su predecesor.

foto
Nuevo dúmper articulado 725 C de Caterpillar.

En materia tecnológica, los nuevos dúmperes incorporan todas las ventajas del Product Link de Caterpillar, ayudando a los clientes a controlar la eficiencia de sus máquinas y los costes de sus trabajos, al monitorizar todos los parámetros operativos. En el diseño de estos nuevos modelos también se ha tenido muy en cuenta conceptos como el confort y la seguridad, incorporando para lo primero, por ejemplo, una nueva cabina, un display multiusos a todo color o un sistema de aire acondicionado mejorado; y para la segundo, una nueva ubicación de los faros (sirven también de galibo), pasamanos adicionales y zonas de servicio accesibles desde el suelo.

Los nueve prototipos de estos dúmperes articulados han sido probados con éxito en EE UU, Europa y África, durante más de 15.000 horas antes de entrar en producción.

Nuevas palas cargadoras medianas (Serie M)

Según indica Thierry Brasseur, responsable de Palas Medianas en Caterpillar, tres son las cifras que marcan el lanzamiento de las nuevas palas medianas: 10-25-85. Los nuevos modelos de la Serie M ofrecen hasta un 10% menos de consumo de combustible que las versiones de la generación anterior (Serie K). En el caso de las palas con configuración XE la mejora en el rendimiento energético se eleva hasta un 25% gracias a la incorporación de una transmisión gradual sin convertidor de par. En cuanto a la tercera de las cifras, ésta hace referencia a las 85 mil horas de trabajo que han acumulado estas máquinas en pruebas de alta exigencia, antes de pasar a producción.

foto
Nueva pala de ruedas 972 M XE de Caterpillar.

Aunque el lanzamiento de las nuevas palas se realiza ahora, lo cierto es que el origen del proyecto se remonta a hace más de diez años, ya que en 2003 Caterpillar inició un programa de consulta a sus clientes y distribuidores para conocer cuáles eran los valores que había que mejorar en este tipo de máquinas. De aquel estudio se extrajo que los clientes necesitaban máquinas que fueran más fiables, productivas, que garantizasen un pronto retorno de la inversión, duraderas (diseñadas para una segunda vida) simples de usar y de mantener y muy eficientes. Con la nueva Serie M se han logrado todos estos objetivos, permitiendo además cumplir con la normativa de emisiones Stage IV y aumentando aún más la gama con nuevos modelos como los 982 M, 966 M y 972 M XE (hay disponible además una configuración especial para la carga de áridos).

Los nuevos modelos ganan en eficiencia no sólo por los nuevos motores, sino también por la incorporación de nuevos ejes, transmisiones y sistemas hidráulicos. De igual forma, pueden ver mejorada significativamente su productividad gracias al uso de las tecnologías Product Link, Vision Link y Cat Production Measurement.

Al igual que en el resto de novedades, las nuevas palas de la Serie M también han visto aumentados sus índices de confort y seguridad (mayor visibilidad, mejor acceso y display intuitivo, entre otras mejoras).

Nuevos dúmperes rígidos 770 G y 772 G

En 2013 Caterpillar ha celebrado el 50 aniversario del lanzamiento al mercado de su primer dúmper. Desde entonces, se han entregado más de 50.000 unidades en todo el mundo y la marca sigue desarrollando nuevos y avanzados modelos. Es el caso de los dúmperes 770 G y 772 G que han acumulado 20.000 horas de tests en canteras y minas durante los últimos meses antes de pasar al proceso de producción. La nueva Serie G destaca, entre otras cosas, por reducir notablemente sus costes operativos. De acuerdo a los datos recogidos por la compañía a través de Vision Link durante 12 meses, el dumper 772 G consume 10,3 litros menos por hora respecto a la versión anterior de la Serie F, lo que supone ahorros de más de 27.000 euros al año.

foto
Nuevo dúmper rígido 772 G.

Los nuevos dúmperes también ofrecen significativas mejoras en eficiencia gracias al empleo del sistema de monitorización de información vital de la máquina, VIMS, que permite conocer el rendimiento real de cada uno de los equipos. Además, a través de un sistema de gestión del pesaje, el usuario puede controlar de forma óptima todos los ciclos operativos.

La nueva Serie G ha mejorado también en términos de seguridad, con una mayor capacidad de frenado, más visibilidad del área de trabajo y un acceso optimizado a la cabina y a los puntos de servicio; y en materia de confort para el operador: reducción en un 35% de la percepción de ruido, control automático de la temperatura, asiento ajustable y nuevas áreas de almacenaje, entre otras novedades.

foto
Caterpillar también ha lanzado nuevos implementos para trabajos de demolición y reciclaje.

La Conexión Cat combina la tecnología y los servicios de construcción para lograr el éxito de los clientes

La Conexión Cat, un nuevo marco de tecnologías y servicios de construcción, ayuda a los clientes a monitorear, gestionar y mejorar las operaciones y a obtener mayor control de los sitios de trabajo. Con los datos de las máquinas equipadas con esta tecnología, los clientes obtienen mayor información, más perspectiva del equipo y mejor rendimiento. Sin importar la magnitud ni la complejidad de la operación o el número de máquinas utilizadas, la Conexión Cat proporciona a los clientes la flexibilidad de buscar la combinación adecuada de tecnologías y servicios para cumplir con los requisitos del sitio de trabajo y entregar resultados comerciales.

Un objetivo con la introducción de la Conexión Cat es lograr que la tecnología y sus beneficios sea fácil de entender y aplicar. En muchos casos, la expansión del uso de las tecnologías de la Conexión Cat solo requiere la adición de software patentado y, en algunas ocasiones, de componentes electrónicos o sensores de fácil instalación. Además, una estandarización clave de la mayoría de las tecnologías de la Conexión Cat es la interfaz de usuario basada en web, VisionLink. Gracias a que proporciona visibilidad a elementos, tales como la ubicación, el estado, la disponibilidad y el estado de funcionamiento del equipo, VisionLink permite que las personas en la oficina analicen la información de forma rápida para responder de la mejor manera.

La conexión Cat combina tecnología y servicios para impulsar el valor del cliente en cuatro áreas clave:

1) Administración del equipo, productividad, seguridad y sostenibilidad

2) Productividad

3) Seguridad

4) Sostenibilidad

Empresas o entidades relacionadas

Barloworld Finanzauto

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS