Llega el alquiler a las máquinas de demolición

22/07/2005

En el último año se ha abierto el mercado a máquinas de hasta 130 t.

Si hasta ahora parecía imposible que las máquinas de gran tonelaje entraran en el mercado del alquiler (sólo se ofrecían máquinas de pequeño tamaño como las miniexcavadoras, cargadoras compactas, manipuladoras telescópicas, cestas y a lo sumo retrocargadoras), en el último año esta situación está cambiando. Se ha abierto el mercado del alquiler a todo tipo de maquinaria que oferta el sector pudiendo alquilar hasta una retroexcavadora de 130 toneladas.
Dentro de las empresas que alquilan estos equipos ha arrancado con fuerza en España Liebherr Alquiler Ibérica, S.A., que suministra equipos de la casa matriz de cualquier tamaño y con equipamientos e implementos específicos. Una de estas innovaciones ha sido la entrada en servicio de una máquina de demolición Liebherr R 944 B VH-HD con un alcance total de 22,50 metros de altura y un demoledor primario NPK M20.

Una demolición complicada

En abril comenzaron en el centro urbano de Castellón los trabajos de demolición del Centro de Formación Profesional San Cristóbal, vendido para la construcción de pisos-estudio. Las tareas de demolición contaban con varias problemáticas que se debían solventar, desde la escasez de tiempo a la altura en la que se debía trabajar o la estrechez de las calles adyacentes al inmueble. La empresa elegida para la demolición fue Excavaciones Vicent, que cuenta en su parque con varias excavadoras, entre la que destacan tres Liebherr A914 sobre ruedas que montan en su balancín numerosos tipos de implementos como martillos, pinzas de demolición, de manipulación o cucharas. Su apuesta fue usar una máquina específica de demolición que pudiera de forma rápida acometer los trabajos del inmueble de 21 metros de altura con columnas de hormigón armado y numerosas plantas de forjado.
foto
Para ello contaron con la nueva Liebherr R 944 B VH-HD de demolición, un equipo completo y específico de demolición sobre orugas. La máquina puede montar sobre el arranque el equipo para 22,50 m o el accesorio de pluma estándar de excavación sobre éste para realizar la segunda fase de desescombro tras el derribo. El cuerpo de la máquina pesa 54 t con la zapata de triple garra de 600 mm de ancho, que ejerce una presión sobre el suelo de 0,96 kg/cm2. Además, entre las opciones el equipo de Castellón contaba con la cabina angulable hidráulicamente 30º, reforzada con la reja de protección ROPS.

Una de las características más importantes del equipo es su infraestructura, inspirada en los modelos de demolición superiores de la casa alemana, como la R 954 B VH-HD o la R 974 B VH-HD de reciente actualización. Lo que más destaca entre todo es el ancho de vía regulable hidráulicamente que aporta una gran ventaja para el transporte o el paso por lugares estrechos e incrementa los radios de trabajo, al conseguir mayor estabilidad cuando se trabaja con la pluma en extensión con 14 m de radio.
Con la pluma, la R 944 B VH-HD ha estado trabajando con 22,50 m y en tan sólo 4 días concluyeron los trabajos de demolición principales. Una vez acabados los trabajos la máquina ha sido devuelta a Liebherr alquiler, en el distribuidor Liebherr de la zona, Coimaq.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS