Posicionamos su web SEO / SEM
Grupo Salini elige dumpers Astra equipados con Allison para desarrollar este importante proyecto

Titanes sobre ruedas para construir la presa más grande de África

Redacción Interempresas12/02/2013
219 dúmperes ayudan a Salini en su proyecto de construcción de la presa Gran Renacimiento Etíope. Entre ellos se encuentran 68 vehículos Astra RD40 y RD50 equipados con transmisiones automáticas Allison, que ofrecen alto rendimiento y total fiabilidad en los terrenos más difíciles.

Salini Costruttori es la empresa italiana responsable de la construcción de la presa del Gran Renacimiento Etíope, la mayor del continente africano. La mayoría de los 219 camiones Astra enviados a África (donde el contratista tiene varios proyectos de construcción de presas) ayudarán a Salini a llevar adelante este proyecto sin precedentes, e ilustran 30 años de larga relación ente las dos empresas. Entre ellos, y realizando los trabajos más difíciles, figuran 68 dúmperes Astra RD40 y RD50 equipados con transmisiones automáticas Allison.

foto
Trabajos de construcción de la presa Gran Renacimiento Etíope.

Salini Costruttori es uno de los principales actores en el sector de la construcción de centrales hidroeléctricas. El acuerdo para construir esta presa en el Nilo Azul, que tiene 1.800 m de largo, 170 m de altura y 10 millones de m3 de capacidad, se cerró por un importe de 3,350 billones de euros. Las obras de esta gigantesca central hidroeléctrica, con capacidad para generar 15.100 GWh al año, se iniciaron en marzo de 2011.

La estructura de la presa principal consiste en un rodillo de hormigón compacto (RCC) con dos estaciones de generación eléctrica instalados al pie de la presa. Las estaciones se encuentran situadas en las márgenes derecha e izquierda del río y contienen diez y cinco turbinas Francis, respectivamente, con una potencia total instalada de 6.000 MW. Un aliviadero cerrado revestido de hormigón y una plataforma de 5 km de largo y 50 m de altura, ambos ubicados en la margen izquierda completan el diseño.

Como en todos los grandes proyectos de este tipo, es fundamental que se controlen y se cumplan los calendarios de trabajo y los plazos de ejecución. La productividad, eficiencia y fiabilidad de los equipos tiene que ser del más alto nivel. Con este propósito, Salini ha desarrollado su propia ‘Fast Track Implementation’, un método constructivo que garantiza reducciones radicales –de hasta un 50 por ciento menos– del tiempo normal de construcción, al centrarse en el desarrollo simultáneo de las distintas etapas del trabajo, de forma que la construcción se inicia y avanza mucho más deprisa que con los métodos tradicionales, obteniéndose además un rápido retorno de la inversión.

Movimiento de tierras

El proyecto se inició con un movimiento de tierras de millones de metros cúbicos de rocas, áridos y hormigón. Para esta dura tarea, Salini eligió los dúmperes Astra, que van equipados de serie con transmisiones automáticas Allison. Los equipos fueron elegidos por su robustez y por una transmisión resistente al estrés y capaz de ofrecer el más alto rendimiento. Allison Transmission es conocida por su contribución al incremento de la productividad, la eficiencia y la fiabilidad, y por ofrecer lo mejor en tecnología Off-Road.

“Hemos comprado los vehículos Astra después de una minuciosa evaluación, que ha tenido en cuenta los bajos costes operativos, la robustez del chasis y la capacidad de conducción en terrenos difíciles”, dice Massimo Campitelli, director de Compras de Salini. “Además, nuestra experiencia positiva en otras obras de construcción con los Astra RD40 y RD50 equipados con Allison ha influido en nuestra decisión de compra para elegir de nuevo estos dúmperes. El conductor podrá concentrarse en su trabajo, lo que resulta muy importante teniendo en cuenta el gran tamaño de los vehículos y las malas condiciones de las carreteras africanas”, concluye el Sr Campitelli.

Para Salini resulta clave tener vehículos resistentes y fiables, sobre todo en África, donde a menudo las construcciones se realizan en lugares remotos y aislados, donde la asistencia técnica para el mantenimiento de los equipos es muy limitada. “El mayor peligro para nuestra planificación y nuestros resultados es el riesgo de interrupciones o paradas frecuentes en el trabajo. Por eso, para nosotros es vital la elección de vehículos fiables”, afirma Campitelli.

foto
Dúmper rígido Astra RD40 trabajando en la construcción de la presa etíope.

Los dumpers Astra son vehículos perfectos para aplicaciones muy exigentes, con gran capacidad de carga, donde se requiere un agarre excepcional y buena maniobrabilidad en terrenos difíciles. Las transmisiones Allison son conocidas en todo el mundo por su durabilidad y fiabilidad, y ayudan además a reducir el estrés de todo el vehículo en condiciones de trabajo extremas.

Máxima fiabilidad

Giuseppe Repetti, gerente de Grandes Cuentas de Ventas de Astra, afirma: “Nuestros vehículos en la presa del Gran Renacimiento Etíope no han acumulado todavía una gran cantidad de horas de trabajo, pero en otros lugares de África tenemos dumpers que ya han registrado más de 25.000 horas de trabajo. Nunca han tenido ningún problema y sólo requieren de un mantenimiento de rutina".

Esos dúmperes también están equipados con transmisiones Allison. “A menudo oímos decir a nuestros clientes que “una vez que has conducido un Allison, no puedes olvidarlo”. Estamos muy contentos y orgullosos por ello”, dice Simona Pilone, account manager para Astra de Allison Transmission en Italia. “Los que trabajan en este cambiante sector del mercado saben que un fallo técnico y su consiguiente período de inactividad, supone un contratiempo para los objetivos de productividad, genera mucho estrés y tiene costes elevados. Por otro lado, el operar en áreas tan alejadas de los servicios urbanos es una dificultad añadida. Por eso, nuestros clientes valoran por encima de todo el poder contar con equipos fiables y duraderos”, concluye Pilone.

Tanto Astra como Salini subrayan que el reducido consumo de combustible y los bajos costes de mantenimiento han reforzado el argumento para disponer de flotas enteras Astra.

Repetti declara también: “Las transmisiones automáticas Allison nos han ayudado a reducir significativamente el tiempo invertido en la formación de los conductores locales. En tareas complicadas y condiciones de terreno difíciles es frecuente que se produzca una conducción indebida o errónea del vehículo. Con las transmisiones Allison atacamos el problema desde su raíz”.

foto
El dúmper rígido Astra RD40 ofrece una capacidad de carga de 40 toneladas.
Los Astra RD40 y RD50 pertenecen a la gama de dumpers rígidos, equipados exclusivamente con transmisiones automáticas Allison. Con un peso total de 70 toneladas (RD40) y 87 toneladas (RD50) y capacidad de carga de 40 y 50 toneladas respectivamente, tienen una capacidad de 26 m3 y 36 m3. A pesar de su gran tamaño, los dumpers Astra ofrecen una gran maniobrabilidad, agilidad y capacidad de aceleración.

Los vehículos Astra también respetan las normas de seguridad, llevan cabina ROPS/FOPS de acero, proporcionando una extrema solidez, mientras que la puerta de vidrio del lado del conductor ofrece la máxima visibilidad.

El chasis de los dos dumpers está fabricado con acero de alta resistencia, con elementos laterales rectangulares extruidos. La mayor anchura entre dichos elementos garantiza la alta rigidez torsional y la estabilidad del vehículo, junto con una buena posición e inclinación de la caja. Las ruedas delanteras llevan suspensiones independientes, mientras que las traseras tienen una cuna y una barra transversal tipo Panhard que facilita la circulación sobre terreno abrupto. Un ordenador de a bordo gestiona un sistema avanzado de control de diagnóstico del vehículo, verificando todos los parámetros de funcionamiento del sistema eléctrico, desde la dirección hasta el sistema de frenado y la inclinación de la caja.

El RD40 equipa motor Iveco Cursor de 12,8 litros y el RD50 lleva un motor Deutz de 16 litros y 500 kW. Estos motores están equipados con transmisión automática Allison de las series 5000 y 6000, respectivamente. El módulo de control electrónico de Allison interactúa continuamente con el motor para optimizar el consumo de combustible y el rendimiento del vehículo.

Estas transmisiones Allison tienen seis marchas hacia adelante y dos marchas hacia atrás, así como un convertidor de par patentado que asegura una capacidad de arranque superior y un óptimo balanceo. Ambas cuentan con un retardador integral que reduce el desgaste y mejora el control del vehículo.

Empresas o entidades relacionadas

Allison Transmission

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS