Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La empresa química Lakma pone en marcha su nuevo centro logístico en Polonia

26/06/2012

26 de junio de 2012

Mecalux ha diseñado y construido en Polonia el nuevo centro logístico de Lakma, una de las principales empresas químicas del país. Polonia es uno de los mercados europeos más importantes para Mecalux tanto por su creciente cartera de clientes como por la avanzada planta de producción de equipos para la robótica y la automatización que inauguró allí en 2007, en la población de Gliwice. La compañía cuenta, además, con seis oficinas comerciales en este país.

El centro logístico de Lakma, de 4.400 metros cuadrados, está situado en Warszowice, al sur de Polonia, una zona estratégica por su ubicación y gran potencial económico. Se trata de un edificio totalmente automatizado, controlado por el programa informático Easy WMS y equipado con transelevadores que posibilitan mover de modo más rápido y seguro toda la mercancía.

El nuevo almacén, que funciona a pleno rendimiento desde el mes de enero, permite a la empresa manipular la mercancía mucho más ágilmente y, en consecuencia, abastecer a sus clientes con una mayor prontitud. En estos momentos, gracias al sistema de transportadores instalado en el almacén de gran altura, Lakma consigue mover en su centro logístico hasta 162 palés cada hora.

foto

Mecalux ha construido un almacén autoportante, en el que las estanterías forman parte de la estructura del edificio, junto con la fachada y la cubierta. Este sistema constructivo, así como la automatización del almacén con transelevadores de gran altura, hace posible la reducción de costes y un óptimo aprovechamiento del espacio.

Con una capacidad de almacenaje hasta 16.000 palés, en el centro logístico se alzan estanterías de 30 metros de altura, separadas por cuatro pasillos por los que se desplazan cuatro transelevadores. Estas máquinas, que almacenan automáticamente los palés a una velocidad de 38 m/min, realizan las funciones de entrada, ubicación y salida de mercancías, eliminando los posibles errores derivados de la gestión manual por parte de los operarios.

Y muy cerca del área de almacenaje se ha construido la zona de preparación de pedidos (picking) de Lakma, que ocupa una superficie de 2.140 metros cuadrados. Teniendo presente que la actividad en esta zona es muy elevada, las instalaciones se han diseñado para que la mercancía se pueda desplazar de forma muy fácil y rápida. En este sentido, los operarios pueden acceder, al mismo tiempo, a casi 150 referencias diferentes de alta rotación.

La zona de almacenaje y la de picking están unidas por un pasillo de 46 metros de largo, por el que circulan 10 shuttle-cars que se encargan de transportar los palés de un lado a otro. La mercancía es también movida por unos transportadores, que la hacen llegar hasta los operarios para que puedan preparar los pedidos.