Posicionamos su web SEO / SEM
El conseller Lluís Recoder inauguró esta instalación que producirá 1,5 MW/año y equivale al consumo anual de 520 familias

La nave 8 del CIM El Camp estrena cubierta fotovoltaica

Laia Banús23/05/2012

23 de mayo de 2012

El conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Lluís Recoder, inauguró el pasado 5 de mayo la instalación solar fotovoltaica sobre la cubierta de la nave 8 del Centro Intermodal de Mercancías (CIM) El Camp, sector oeste, en Tarragona. Tanto el conseller, el director general de Cimalsa, Isidre Gavín, como el consejero delegado de Alter Enersun, empresa responsable de la instalación, José Luis Morlanes, coincidieron en que ese era un gran día. Y no es para menos. Esta cubierta ahorrará la emisión de unos cuantos miles de toneladas de CO2 y además vuelve a dirigir las miradas hacia el sur de Cataluña, a menudo eclipsado por Barcelona y su Área Metropolitana, aunando dos valores que resume muy bien el departamento de Recoder: territorio y sostenibilidad.
foto
De derecha a izquierda: José Luis Morlanes, consejero delegado de Alter Enersun; Lluís Recoder, conseller de Territori i Sostenibilitat; Josep Maria Piqué, delegado de Siemens en Cataluña; e Isidre Gavín, director general de Cimalsa.

La nave modular número 8, propiedad de Cimalsa, dispone de una superficie de 10.000 metros cuadrados de cubierta y está equipada, en régimen de alquiler, por diversos clientes, a excepción de un módulo, vendido a una empresa de transportes. Para sacar el máximo provecho de esta construcción, Cimalsa promovió durante el segundo trimestre de 2009 una instalación fotovoltaica sobre la totalidad de la superficie de la cubierta a través de un concurso público, del que resultó adjudicatario final la empresa Alter Enersun CIM de Tarragona, S.L.

Isidre Gavín, director general de Cimalsa, remarcó en su presentación que la entidad que dirige tiene como principal objetivo ayudar a que la logística y el mundo empresarial catalán sean lo más competitivos posible, por lo que Cimalsa busca las mejores ubicaciones que conecten con las mejores vías de alta capacidad que garanticen una gestión logística óptima. “Diseñar, construir y gestionar infraestructuras que den servicios y condiciones adecuados para las empresas los mejores precios posibles”, recalcó. Y recordó que en la actualidad, la empresa que dirige depende del departamento de Sostenibilidad de la Generalitat, “lo que nos hace pensar que cada vez más todos estamos comprometidos a usar las energías renovables y aplicar todos los criterios de sostenibilidad”. Por ello, la inauguración de la cubierta de la nave 8 es ejemplo y muestra del claro objetivo de sostenibilidad mediante el aprovechamiento de los recursos existentes: “La generación de energía fotovoltaica es una apuesta de Cimalsa, por lo que no es la primera y tampoco será la última”. Cabe recordar que esta instalación fotovoltaica es la segunda desarrollada por Cimalsa, después de la realizada sobre parte de la cubierta de una nave de 53.000 metros cuadrados en el centro logístico LogisBages.

Por su parte, Lluís Recoder afirmó que la nueva instalación fotovoltaica en el CIM El Camp “pone en valor la logística en Cataluña”, recordando que épocas de vacas gordas la actividad logística “había sido denostada, como la pariente pobre de la actividad productiva industrial y de la generación de empleo”. Hoy en día, ocurre justo lo contrario, puesto que la logística se considera “absolutamente imprescindible”.

Además, el conseller reivindicó que la nueva instalación fotovoltaica era la mejor prueba de “la integración del territorio y la sostenibilidad, de la logística y las políticas ambientales. Aquí tenemos un magnífico ejemplo de cómo las políticas ambientales son económicamente rentables, un mensaje que cada vez más nuestra sociedad, empresas, administraciones e incluso particulares, entendemos cada vez más”. Recoder recalcó en este sentido: “Tenemos un aliado muy claro para conseguir la reducción de emisiones: la propia economía. Cada vez más la energía es más cara. El petróleo es un bien escaso y no lo podemos controlar nosotros. Debemos apostar por energías que están a nuestro alcance, como la energía eólica, la biomasa o la energía solar, que es ilimitada y cada vez más barata”.

foto
La cubierta de la nave 8 cuenta con 3.891 módulos y una superficie de captación solar total de 7.730 m².

1,5 Megawatios al año

Alter Enersun ha sido la empresa encargada de la instalación de los módulos fotovoltaicos en la cubierta de la nave 8. Son un total de 3.891 módulos con una superficie de captación solar total de 7.730 metros cuadrados y una potencia nominal de 950 kW y 1.073 potencia/pico. El período de ejecución de las obras ha comprendido desde junio a diciembre de 2011, culminando en este acto de inauguración con los inicios de la explotación de la instalación.

El consejero delegado de Alter Enersun, José Luis Morlanes, expresó su agradecimiento a la Generalitat de Catalunya y a Cimalsa “por prestarnos el apoyo para desarrollar este proyecto. Con proyectos como este, Alter Enersun quiere mostrar su apuesta por emplazamientos de la administración pública, aportando al sistema eléctrico energía de origen renovable, a partir del sol y por tanto un ahorro a la sociedad en parte de la demanda global que tenga que generarse con otras fuentes convencionales, no renovables y animando a otros esta tipo de iniciativas”.

Para su ejecución se ha dedicado la energía equivalente a un año de producción, indicó Morlanes, que apostó por las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta sobre edificios y naves industriales como “la energía del futuro” que permitirá el autoconsumo sin necesidad de transportarla.

Se trata de la instalación sobre cubierta más grande que ha realizado la empresa en Cataluña, tras la ejecutada en Estadio del RCD Espanyol Cornellà-El Prat, de 598 kW.

Siemens ha sido la responsable de la ejecución de la instalación cuya inversión ha sido asumida por Alter Enersun (unos 2,5 millones de euros) y en contraprestación por la explotación de la instalación durante 25 años (renovables a 50) Cimalsa, sin haber asumido coste alguno, recibirá unos ingresos extraordinarios a lo largo de la explotación de la misma. La concesión permitirá obtener un canon de 30.101 euros anuales más el IVA correspondiente. La energía obtenida con esta instalación pasará a formar parte de la red de distribución eléctrica y será equivalente al consumo anual de más de 500 familias. Además, se dejarán de emitir más de 1.500 toneladas de CO2 a la atmósfera.

foto
El conseller recibió las explicaciones de José Luis Morlanes en su visita a la cubierta.

CIM El Camp (Tarragona)

CIM El Camp, con una superficie de 42,2 hectáreas, está situado entre los términos municipales de Reus, Tarragona y La Canonja, justo en la salida de la AP-7 y con acceso directo a la A-7 y a la T-11. A finales de 2008 empezó su actividad la primera empresa instalada en la CIM, que en la actualidad acoge a once empresas del sector logístico y de servicios. Se ampliará con una segunda fase (sector este) de 39 hectáreas, actualmente en trámite urbanístico. Con ella, la CIM El Camp se convertirá en uno de los mayores centros logísticos de Cataluña. Adyacente al CIM está el Parque de Actividades Terciarias, con una excelente ubicación para oficinas, equipamientos y servicios

Empresas o entidades relacionadas

Cimalsa