Las empresas multinacionales y de transporte, las más activas del sector Industrial

02/03/2012

2 de marzo de 2012

El último informe de la consultora inmobiliaria Jones Lang LaSalle sobre el Mercado Inmobiliario Industrial y Logístico en España, revela cómo en Madrid en los últimos meses de 2011, la mayoría de las empresas industriales, se han estado preparando para un 2012 difícil, con una disminución destacada de sus costes de actividad, tanto directos como indirectos y una ausencia de inversiones a medio/largo plazo. Al mismo tiempo, estas empresas también redujeron los espacios que venían alquilando en los últimos años e incluso en algunos casos retrasaron sus decisiones de inversión.
Desde el punto de vista de la oferta, la primera corona está viendo cómo se reduce progresivamente la superficie disponible, debido por un lado a que la poca demanda existente tiende a posicionarse en la mejor ubicación posible y también a que la renta que puede conseguir en esa ubicación es muy competitiva.

Se empieza a observar que los parques industriales cerrados están teniendo muy buena aceptación, ya que en ellos se encuentran resueltas las necesidades de espacio y ofrecen servicios añadidos cada vez más demandados, como principalmente pueden ser la seguridad, limpieza y mantenimiento. Las operaciones de alquiler que se han cerrado en el último semestre del 2011 fueron en su mayoría en este tipo de parques, en los que se ofrece superficie desde 1.200 metros cuadrados. Frente a estos parques industriales, se sitúan otros inmuebles que, aunque más obsoletos, ofrecen precios más bajos, por lo que las empresas que no valoran o no necesitan estos servicios añadidos, se inclinan por este tipo de superficie

En cuanto a la demanda, las empresas multinacionales siguen siendo las más activas. Las superficies que demandan este tipo de empresas no son muy grandes, 1.500 - 3.000 metros cuadrados, pero son las que más garantías ofrecen, por lo que los propietarios realizan grandes esfuerzos para que se queden en sus instalaciones.

En el mercado también destacan las empresas cross-docking, que están demandando superficie en unas instalaciones muy concretas y no pueden satisfacer esas necesidades; por lo general, son naves con una superficie alrededor de los 7.000 -10.000 metros cuadrados, con un alto número de muelles de carga y descarga y con una ocupación de la parcela de no más del 50%. Este tipo de empresas necesitan emplazamientos situados lo más cerca posible de Madrid y no suelen poder esperar a la operación de llave en mano.

Las mininaves, uno de los productos estrella en años anteriores, no están pasando por su mejor momento.