Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Valencia recibe 15 propuestas de Actuaciones Territoriales Estratégicas

02/03/2012

2 de marzo de 2012

Un total de 15 propuestas de centros comerciales, deportivos, de desarrollo tecnológico-industrial o de carácter científico-educativo se encuentran en fase de análisis en la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, en el marco de las Actuaciones Territoriales Estratégicas (ATE), la figura aprobada el pasado año por el Consell para “aprovechar todas las oportunidades de inversión en la Comunitat, y especialmente aquellas ligadas a la generación de empleo y de competitividad”, según señaló la consellera Isabel Bonig.
El Decreto 1/2011 de Medidas Urgentes de Impulso a la Implantación de ATE, establece una tramitación administrativa ágil y simplificada de todos los aspectos urbanísticos y ambientales para “facilitar la elección de la Comunitat como destino de determinadas intervenciones singulares generadoras de un positivo impacto económico, social y ambiental”, ha explicado la consellera. Para acogerse a estas facilidades, los proyectos deben reunir un verdadero valor estratégico, producir un impacto supramunicipal, elevar la cualificación y la excelencia del territorio, acreditar su compatibilidad con la infraestructura verde, contribuir a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y el desarrollo sostenible del territorio y demostrar capacidad para su ejecución inmediata.

Una vez acreditados estos requisitos, los proyectos se elevarán al Consell para su reconocimiento como ATE. A partir de esta declaración, contarán con un interlocutor único y se tramitarán mediante un procedimiento específico que no requiere revisar el Plan General de ordenación municipal, con gestión conjunta de todos los apartados y creación de comisiones técnicas específicas para agilizar la emisión de los informes técnicos necesarios.

Respecto a la naturaleza de los proyectos, la mayor parte son de carácter comercial, deportivo o terciario, en algunos casos con pequeñas actuaciones residenciales asociadas, ya que esta actividad debe ser siempre de tipo complementario y no sustancial en la definición del proyecto para reunir los requisitos de una ATE. Existen también proyectos de tipo industrial-tecnológico y científico-educativo “muy interesantes”, según Bonig.