Se trata de diversas parcelas ubicadas en Can Prat (Barcelona)

Grupo Ánfora comercializa suelo para la industria química

Redacción Interempresas24/02/2012

24 de febrero de 2012

Situado en Llinars del Vallès (Barcelona), entre las localidades de Cardedeu y Sant Celoni, con conexión con la autopista AP-7, el polígono de Can Prat promovido por Grupo Ánfora se encuentra en una zona donde se están desarrollando dos actuaciones industriales de nueva construcción que potenciarán la imagen de Llinars del Vallès como un municipio industrialmente consolidado y con crecimiento.

Concretamente se trata de las parcelas 1,2, 3 y 4 de dicho polígono, con superficies entre 3.555 y 4.484 metros cuadrados, un coeficiente de edificabilidad neta de 0,95 m²/m² y una edificabilidad de parcelas entre 3.377 y 4.259 metros cuadrados.

Con una ocupación de la planta baja del 50%, la volumetría es de 8 m3/m2 y la parcela mínima comercializable, de 2.000 metros cuadrados, teniendo una altura máxima de 8 metros.

foto
La zona del Vallès donde está ubicado Llinars ha ido transformando su paisaje con los años para evolucionar en la creación de nuevas zonas industriales.

Una ubicación especialmente atractiva

La situación geográfica de este polígono es uno de los factores que mayor atractivo puede tener para las empresas a la hora de optar por él.

Ubicado a 7 kilómetros de la salida más cercana de la AP-7 y a 1 km de la C-35, los accesos y las comunicaciones viarias han ido mejorando notablemente al ampliar carriles en la autopista y con la creación de una nueva autovía de circunvalación (nueva variante de Cardedeu) para mejorar la fluidez de las comunicaciones.

La zona del Vallès donde está ubicado Llinars ha ido transformando su paisaje con los años para evolucionar en la creación de nuevas zonas industriales que ayudan a impulsar el desarrollo económico tanto en las poblaciones como en el país.

El polígono está situado fuera del núcleo urbano y con acceso directo desde la nueva variante de Cardedeu, a dos minutos escasos del centro de Llinars.

foto
Estas parcelas están preparadas para admitir cualquier actividad industrial, incluyendo la industria química y los explosivos.

Especialmente preparado para albergar cualquier actividad

Este polígono destaca especialmente por admitir cualquier uso industrial, incluyendo la industria química y los explosivos, sin limitación alguna, teniendo en cuenta que se trata de solares. En este sentido, la construcción de naves debe limitarse al 50% de edificabilidad y una altura máxima de 8 metros.

Esta singularidad le confiere un gran atractivo para el mercado demandante de este tipo de espacios, puesto que existen actividades de riesgo alto que no pueden ubicarse en la mayor parte de los polígonos existentes. En este sentido, destacar que en Can Prat ya están instaladas varias empresas químicas.