Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La construcción de este tipo de instalaciones supone un reto añadido en su construcción

Naves con buena química

Esther Güell24/02/2012

24 de febrero de 2012

La industria química, farmacéutica y del papel requiere de espacios determinados y con características específicas para poder llevar a cabo sus actividades. Las empresas constructoras como Jansa ofrecen para estas industrias soluciones enfocadas a cubrir dichas necesidades, como son estructuras metálicas para construir las naves, edificios adecuados a los requerimientos singulares de estas actividades. Son edificaciones que, además de ofrecer espacios de entrada y salida más amplios y superficies más amplias sin columnas, garantizan una mayor rapidez y seguridad en los plazos de entrega, un valor añadido de las construcciones metálicas.
Jansa lleva más de 30 años en el sector con obras para industrias de este tipo como las papeleras, pues realizó ya en los años 70 las naves de Industrias Vilaseca en Capellades (Barcelona). Posteriormente realizaron naves para industrias del papel y el cartón, tal como nos explica Joan Joanola, gerente de la compañía, “como cartonajes Ribota, manipulados del Noya, Fibrec, Microondulado, cartonajes del Penedès, etc. En la industria farmaceútica hemos realizado obras para Bayer, Ferrer Internacional, Interquim, Shencker... y en la industria química en particular hemos realizado construcciones para BASF, Henkel y Procter&Gamble, entre otros. El tipo de construcciones es muy variado, desde naves hasta torres de alimentación, estructuras multiplanta, racks de soporte de conducciones y pasarelas”.
foto
Como norma general, este tipo de construcciones son estructuras a la intemperie que además se encuentran en una atmósfera muy corrosiva, por los que precisan una protección especial.

Son construcciones que, además, deben cumplir determinadas especificaciones que no tienen, por ejemplo, las naves para industria general. “Como norma general son estructuras a la intemperie que además se encuentran en una atmósfera muy corrosiva, por lo que precisan una protección especial, en algunos casos galvanizado, en la mayoría procedimientos multicapa sobre acero granallado a SA2 ½, con imprimaciones de silicato de zinc, capa intermedia de epoxy y acabado en poliuretano, con un micraje total comprendido entre mínimo 150 y hasta 350 micras”. Además, para para que la protección aplicada “es imprescindible que las uniones en obra sean atornilladas”, añade.

Por otra parte, a la hora de diseñar un edificio de este tipo, existen diferentes posibles dificultades. “Si es una ampliación o remodelación, ésta radica en que deben respetar todas las estructuras, instalaciones y tuberías existentes lo que complica el diseño y el montaje, siendo en este caso imprescindible la precisión milimétrica de los planos de replanteo y montaje”. En cambio, nos explica Joanola que, si son edificaciones nuevas, el diseño de la estructura tiene que incorporar con precisión todas las dimensiones de los equipos e instalaciones que se incorporarán. Es decir, “es necesario diseñar la estructura con el ‘layout’ de las empresas que instalarán los equipamientos y conducciones teniendo en cuenta sus cargas estáticas y dinámicas en el proceso de cálculo estructural”.

foto
Las normas de seguridad en todas las empresas de este sector son particulares a sus procesos y normalmente son muy exigentes con el objetivo de cero accidentes.

Objetivo: cero accidentes

Otro factor particular de este tipo de industrias son las normativas que deben cumplir. “En términos de cálculo y diseño, generalmente se siguen las mismas que para la edificación en general, es decir Eurocodes, y en el código de la edificación española, las normas a nivel de calidad, seguimos la ISO9001, más las normas específicas que cada cliente nos exige”. Y es que las normas de seguridad en todas las empresas de este sector son particulares a sus procesos y normalmente son muy exigentes con el objetivo de cero accidentes.

foto
En las nuevas instalaciones, es necesario diseñar la estructura con el ‘layout’ de las empresas que instalarán los equipamientos y conducciones teniendo en cuenta sus cargas estáticas y dinámicas en el proceso de cálculo estructural.

Un conjunto de estructuras multiplanta en el Puerto de Barcelona

Una de las últimas obras realizadas son un conjunto de estructuras multiplanta en el Puerto de Barcelona, “estructuras atornilladas que se colocan sobre plataformas ya existentes en servicio que están densamente pobladas de equipos y tuberías sobre las cuales se construyen dos o tres forjados superiores preparados para instalar nuevos equipos y, en su parte superior, unos raíles para polipastos de elevación.

Para su construcción se realizó un modelo parametrizado 3Dd, virtual a escala 1:1 en base a la información teórica recibida. Un posterior recálculo de la estructura y validación de resultados por el cliente y la colocación sobre estructura existente de placas de conexión para la nueva estructura. Asimismo, también se realizó un replanteo en obra de los ejes finales de las placas de conexión, comprobación de medidas de equipos existentes, puntos de conflicto y resolución de problemas de campo, además de la readaptación de modelo parametrizado 3D con las modificaciones necesarias y la realización de planos de fabricación pieza a pieza, generación de listados débito, ensamblaje y expedición con marcas de identificación.

Tras la mecanización en líneas CNC y la fabricación de piezas se procedió al tratamiento de superficies en colaboración con Sigma Coatings: granallado de perfiles y componentes grado SA 2 1/2, primera capa de imprimación con silicato de cinc 75 micras, 2ª y 3ª capas intermedias e imprimación epoxy con un total de 125 micras y una 4ª capa de esmalte de poliuretano de 50 micras. El montaje en obra se realizó sobre las placas de conexión de las nuevas estructuras con uniones atornilladas.