Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Naves industriales y logísticas

“El nuevo polígono de Can Terrés en La Garriga (Barcelona) admite todos los usos industriales”

Entrevista a Toni Picó Gorina, jefe de Expansión de Terrés Urbanitzacions, S.L.

Esther Güell09/05/2011

9 de mayo de 2011

Terrés Urbanitzacions ha desarrollado la gestión urbanística y las obras de urbanización del polígono Can Terrés, una nueva ubicación industrial cerca de Barcelona, concretamente en la zona industrial de La Garriga. Terrés Urbanitzacions, S.L. es una promotora perteneciente a Grup Tort, creado hace más de 40 años, que ha apostado fuerte por esta zona cerca de la Ciudad Condal, pese a que los tiempos no soplan favorables para nuevas aventuras. Sin embargo, conscientes de que todo ciclo tiene un principio y un final, esperan pacientes a que mejore el ambiente, adaptándose a las necesidades de sus clientes en la medida de lo posible, tal como nos explica Toni Picó Gorina, jefe de Expansión de la empresa.

Ustedes han desarrollado un nuevo polígono en la zona de La Garriga, a pocos kilómetros de Barcelona. ¿Cómo surgió esta oportunidad, este proyecto?

Terrés Urbanitzacions pertence al Grup Tort, formado hace más de 40 años y compuesto por empresas dedicadas a la construcción, urbanización y promoción de inmuebles. Una de sus actividades principales es la gestión y desarrollo de suelo por lo que la mayoría de suelos en cartera de los que disponemos son ‘urbanizables’ o ‘no urbanizables’.

Históricamente La Garriga ha contado con una fuerte presencia de la industria del mueble. Algunas de estas fábricas se habían instalado en pequeñas zonas industriales del municipio y otras se ubicaron en zonas residenciales. La escasez de suelo industrial en La Garriga impedía deslocalizar y ampliar las empresas dedicadas al mueble.

En consecuencia, cuando a finales del año 2001 se aprobó la revisión del ‘Texto Refundido del Plan General de Ordenación de La Garriga’, el ayuntamiento decidió incluir, de forma parcial, la finca de ‘Can Terrers’, propiedad de Terrés Urbanitzacions, en un sector de suelo industrial y terciario donde se crearía el futuro polígono industrial Can Terrés.

A partir de ese momento Terrés Urbanitzacions se ocupó de desarrollar el planeamiento derivado necesario y ejecutar las obras de urbanización de los más de 390.000 metros cuadrados del sector, las cuales finalizaron a mediados del año 2008.

foto
Toni Picó es consciente de la situación de muchas empresas y, por ello, desde Terrés intentan “adaptarse a las necesidades de sus clientes, sobre todo, por lo que a precio y formas de pago se refiere”.

Se trata de una zona muy bien comunicada, ¿de las últimas que quedan en las cercanías de la Ciudad Condal?

Efectivamente, La Garriga, con una población de 15.000 habitantes aproximadamente, es un municipio situado en la comarca del Vallès Oriental, a tan sólo 35 kilómetros de Barcelona y a 10 de Granollers, al cual se accede por autovía y autopista.

Concretamente, el polígono de Can Terrés se encuentra a 500 metros de la entrada a la Autovía C-17 y a 13 kilómetros. de las Autopistas AP-7 y C-33, desde las que se puede conectar con cualquier punto de la geografía nacional.

El Aeropuerto Internacional de El Prat se sitúa a 50 kilómetros y el Port de Barcelona a 40.

Cabe mencionar que el trazado propuesto por el Ministerio de Fomento para el llamado ‘cuarto cinturón’ que ha de unir las ciudades de Terrassa y Granollers, quedará a 2 kilómetros del sector industrial Can Terrés, disminuyendo de forma substancial el tiempo de acceso hasta el mismo desde cualquier punto de la provincia de Barcelona.

Por último decir que la conexión con el transporte publico también es destacable pusto que es posible acceder al polígono industrial con tren, a través de la línia C3 (cercanías Barcelona-Vic-Puigcerdà) y autobús, mediante la línea ‘Barcelona-Granollers-Vic’.

“Los costes de gestión y desarrollo del suelo han alcanzado los 13.500.000 ”

¿Qué ventajas pueden encontrar quienes apuesten por instalarse en este polígono?

Entre algunas de las ventajas de las que se beneficiaran los usuarios finales del sector podemos mencionar que dispone de todos los servicios urbanísticos, es decir, a parte de los servicios principales como son el suministro eléctrico, agua potable, saneamiento y acceso telefónico, el polígono cuenta con suministro de gas natural, con posibilidad de conexión en alta presión, y red de fibra óptica.

Del mismo modo, la topografía del sector, perfectamente llana, facilita la implantación y ejecución de las naves industriales y edificios terciarios que en él se construyan.

El diseño se sus calles permite una movilidad interior muy cómoda para los vehículos, tanto comerciales como industriales, a la vez que facilita la conexión y acceso a la Autovia C-17 y la carretera N-152a que conecta con los municipios vecinos.

Por último, el polígono industrial de Can Terrés dispone de amplias zona verdes que rodean el mismo facilitando el paseo y descanso de los usuarios.

Equipado, con buenas comunicaciones...y a 35 km de Barcelona

Can Terrés es un polígono es totalmente plano, sin desniveles en las calles ni en las parcelas y dispone de áreas para implantaciones de todos los usos industriales, tanto para industrias pequeñas como grandes, con parcelas en hilera y aisladas, además de una amplia zona terciaria y de equipamientos privados.

Situado a menos de 500 metros de la autovía C-17 (Barcelona-Puigcerdà) y perfectamente conectado con el transporte público, tanto en tren, Línea C3 Cercanías Barcelona-Vic-Puigcerdà, como en autobús (Barcelona- Granollers-Vic), Can Terrés está ubicado en La Garriga, municipio de la comarca del Vallès Oriental (Barcelona).

Estas parcelas están preparadas para acoger tanto pequeñas empresas como industrias de gran tamaño. ¿Están pensadas para alguna actividad en particular? ¿Existe alguna limitación en cuanto a normativas de seguridad que impida instalarse a determinadas empresas?

El polígono industrial de Can Terrés está conformado por tres zonas: dos industriales y una terciaria. En la primera, con parcelaciones de gran tamaño, se permite la implantación de industria aislada, con una ocupación máxima del 70% y una edificabilidad neta de 1,4 metros cuadrados de techo por metro cuadrado de suelo. Por lo que refiere a los usos, aquí reside una de las principales características y ventajas del sector, y es que en esta zona se admiten todos los usos industriales. Actualmente, es bastante difícil encontrar suelo en el que se autoricen industrias químicas, siderúrgicas, etc. Para dotar de más versatilidad a los proyectos que se diseñen en estas parcelas, las edificaciones pueden dividirse horizontalmente.

En la segunda zona industrial, la parcelación se reduce para permitir la implantación de naves en hilera. En esta zona la ocupación máxima es el 85% y la edificabilidad se mantiene en 1,4 metros cuadrados de techo por metro cuadrado de suelo. En ella se concentran usos industriales y de almacén, así como el uso comercial al por mayor.

Por último, en la tercera zona, se ha dispuesto el suelo terciario del sector. Con parcelas a partir de los 1.000 metros cuadrados, con ocupaciones máximas del 70% y una edificabilidad de 1,4 metros cuadrados de techo por metro cuadrado de suelo. En cuanto a los usos admitidos están el hotelero, oficinas, almacén logístico, industrial, restauración, recreativo, deportivo, educativo, estación de servicio, etc. El uso de discoteca y sala de fiestas que restringido a las parcelas ubicadas en la parte sur del polígono.

foto
El polígono industrial de Can Terrés está conformado por tres zonas, dos industriales y una terciaria, con diferentes características y usos.

En la situación económica que estamos viviendo, imagino que el proyecto de comercialización de parcelas está en ‘standby’. ¿Cuáles son las previsiones para este año?

La coyuntura económica actual y concretamente la que está viviendo el mercado inmobiliario ha provocado un descenso de las ventas y los alquileres lo cual ha ralentizado la ocupación del polígono.

Realmente las previsiones para este año no son muy halagüeñas. Las empresas están atravesando momentos muy difíciles, tienen grandes dificultades para mantener a sus plantillas y, en lugar de crecer y generar la necesidad de nuevos espacios, muchas de ellas disminuyen la superficie de sus instalaciones e incluso intentan vender o alquilar las naves que ocupan, aportando más stock al mercado.

A pesar de esta situación, Terrés Urbanitzacions no cesa en sus acciones comerciales y ha incrementado los esfuerzos para poder adaptarse a las necesidades de sus clientes, sobre todo, por lo que a precio y formas de pago se refiere.

Cualquier empresa que tenga una necesidad de espacio industrial o terciario en la provincia de Barcelona puede contactar con nosotros y, sin ningún compromiso, intentaremos encontrar la mejor solución para sus necesidades.

“Estamos a la espera de la recuperación para detectar las necesidades de las empresas y usuarios, puesto que creemos que éstas van a cambiar y, con ellas, nuestros proyectos”

Para finalizar, ¿en qué están trabajando ahora?

En la actualidad estamos a la expectativa de ver cómo evoluciona la economía, tanto nacional como internacional, y comprobar las consecuencias de las mismas en el mercado inmobiliario que, de momento, debido a su elevado stock y a la situación del sector financiero, se encuentra totalmente frenado.

Disponemos de proyectos y suelo para desarrollar, aunque ahora mismo están a la espera de una futura recuperación económica que nos permita conocer y detectar las necesidades de las empresas y usuarios, puesto que creemos que, para entonces, éstas van a cambiar y con ellas, nuestros proyectos.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS