Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El objetivo es buscar nuevas fórmulas que agilicen las transacciones

Tasinsa introduce los códigos QR al sector inmobiliario español

David Marquina, director general de Tasinsa19/01/2011

19 de enero de 2011

Hemos cerrado un año difícil y complicado, pero en general positivo para Tasinsa. Todo ello nos ha permitido cerrar el año de manera positiva, diversificando y mejorando nuestra experiencia día a día lo que contribuye de forma clara a aumentar nuestra cuota de mercado y posicionamiento en el sector.
foto
David Marquina: “Estamos muy ilusionados con esta herramienta que esperamos sea tan bien acogida como lo ha sido su concepción y desarrollo”.

Las dificultades para la comercialización de los productos inmobiliarios que genera la crisis inmobiliaria, nos hace pensar en nuevas fórmulas de comercialización y de salir al mercado de manera renovada. En los próximos meses queremos dar un empujón al mercado, queremos transmitir positivismo porque somos conscientes que existe un exceso de pesimismo a pesar que éste seguirá sufriendo y queremos estar presentes, diversificando y buscando nuevas fórmulas comerciales que puedan casar nuestra demanda con la oferta de nuestros propietarios.

En tiempos revueltos se agudiza el ingenio y se utilizan fórmulas que nos permiten ir superando las dificultades que se van generando. Ante todo ello, nuestra propuesta para 2011 pasa por seguir apostando por la diversificación tanto geográfica como de prestación de nuevos servicios con los que esperamos poder abrir nuevos caminos y oportunidades para nuestros clientes. Aunque suene extraño, con todo lo que parece que se avecina, estamos entusiasmados e inmersos en nuevos proyectos que nos hace afrontar el año con energías renovadas y llenos de entusiasmo.

Llevamos meses trabajando mucho en este nuevo proyecto, buscando nuevas fórmulas que ofrecer al mercado, para agilizar la parte de las operaciones que de nosotros dependen. Hemos estado inmersos en buscar la mejor manera de implantar mejoras en un sector que está sufriendo mucho y que se encuentra en pleno retroceso. Vamos a lanzar una nueva aplicación al sector inmobiliario, lo que supone una transformación tecnológica de todos nuestros sistemas y metodología de trabajo, ya que vamos a aplicarla a la gestión y comercialización de nuestros productos.

Se trata del lanzamiento de los códigos QR (‘quick response barcode’) en el mercado inmobiliario español. Los QR son unos códigos bidimiensionales (inventados en 1994 por Denso Wave) que permiten almacenar información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensional; caracterizada por tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que permiten detectar la posición del código al lector. (ver imagen adjunta). Estamos muy ilusionados con esta herramienta que esperamos sea tan bien acogida como lo ha sido su concepción y desarrollo. Estamos casi seguro que transformará la forma de ver las cosas y de promocionarlas!.

foto

Sobre QR

Es, por ahora, un código abierto al obstáculo de los derechos intelectuales. Nosotros hemos realizado grandes avances en nuestros sistemas internos para adaptar los códigos QR a todos nuestros materiales de comercialización…vamos a implementarlo en las calles, en los rótulos comerciales facilitando así la mayor información de forma gratuita a nuestros clientes. Con un simple click, escaneando / capturando el código con un programa de escaneo de código de barras (iphone: optiscan / blackberry: Scaner BlackBerry Messanger y Android: barcode scan, por ejemplo), puedes acceder de forma automática a la información que este código tiene cifrada. En esta primera etapa, donde tenemos que aleccionar a algunos de los usuarios, vamos a darles la información redirigiéndolos a una dirección on line donde podrán consultar toda la información al momento. Es un sistema novedoso, cómodo, gratuito e instantáneo. No exige esfuerzo por parte del interesado y sin embargo, puede llevarle en un sólo click a una gran información.

El código QR tiene las siguientes características, comparado con el código de barras convencional: mayor memoria y con más tipos de datos; menor espacio de impresión; es resistente a daños y manchas; y puede ser leído a alta velocidad desde todas las direcciones (en 360º).