Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Naves industriales y logísticas

Quedan un par de años difíciles pero hay que tomar una actitud positiva

David Marquina, director general de Tasinsa12/01/2011
Hemos cerrado un año difícil, muy difícil y complicado. La problemática existente ha estado presente en prácticamente todos los ámbitos: económico, político y laboral. Los precios y rentas del mercado inmobiliario, en todos sus subsectores, han perdido sus índices de referencia. No es un secreto que la crisis ha generado muchas dificultades a empresas y particulares y que las seguirá generando en los próximos dos o tres años.
foto

A pesar de todo, continúa existiendo una buena demanda para producto prime en zona ‘prime’, que es siempre un valor seguro. Es bien conocido que las épocas difíciles para muchos son también momento de oportunidades para otros tantos y hay que estar ahí, trabajando y agudizando el ingenio día a día para poder encontrarlas. Un año complicado, pero en general positivo para Tasinsa.

Efectivamente 2010 ha sido un año en el que ha reinado el pesimismo, donde las malas noticias han estado presentes en nuestros mercados, pero también han existido buenas noticias y grandes operaciones a las que hay que dar el protagonismo que se merecen. En términos globales y en lo que a Tasinsa se refiere, podemos cerrar este ejercicio 2010 con un balance positivo. Hemos asesorado compraventas por valor de 35 millones de euros y en el departamento de agencia hemos asesorado operaciones significativas en todos los subsectores, por ejemplo: la venta de una plataforma logística de 9.100 metros cuadrados ubicada en parcela independiente de 13.400 metros cuadrados en el Centro de Transportes de Coslada, el alquiler de una nave industrial de 10.131,73 metros cuadrados ubicada en una parcela de 20.598 metros cuadrados en el sector PP2 del PAU Arroyo Culebro en Getafe, el alquiler de un local comercial de 1.000 metros cuadrados sito en el Paseo de la Castellana a la Embajada de Corea o el asesoramiento compraventas de oficinas en zonas prime de Barcelona de más de 1.000 metros cuadrados, como la Avenida Diagonal o el centro del Eixample de Barcelona.

Asimismo, hemos ampliado la cartera de inmuebles gestionados por nuestro departamento de Administración de Patrimonio tanto en la ciudad de Barcelona como en la de Madrid y el departamento de ‘Project Management’ ha entregado con éxito 3 proyectos importantes (2 proyectos hoteleros en Berlín y París y un edificio terciario de oficinas en Sant Cugat del Vallés). Todo ello nos ha permitido cerrar el año de manera positiva, diversificando y mejorando nuestra experiencia día a día lo que contribuye de forma clara a aumentar nuestra cuota de mercado y posicionamiento en el sector.

foto
En 2010 Tasinsa Madrid gestionó, entre otras muchas operaciones, la venta de una nave industrial de 3.210 m2 en el polígono industrial de Tres Cantos asesorando a Specialized España.

Las perspectivas para 2011

Estamos convencidos que en los próximo ejercicios se mantendrá la tendencia de los tres últimos años. Años de crisis dominados por una oferta más alta que la demanda en todos los mercados, lo que generará dificultades para la comercialización de los productos inmobiliarios y nos mantendrá ante bajadas de precios en todos los productos y mercados, aunque no tan acusadas como las que hemos vivido en los últimos ejercicios. Obviamente, todo ello con salvedades, según ubicación y tipología de producto. La plaza o mercado en la que se encuentra el producto también afecta en gran medida a su comercialización, pues como ya hemos dicho en ocasiones anteriores, las dimensiones de cada mercado afectan a los resultados y estabilidad de los mismos. Plazas de dimensiones muy superiores son muy ágiles y albergan un mayor volumen de operaciones en buenos momentos de mercado, pero por el contrario, en momentos de mercado delicados, debido a su mayor tamaño, sufren más que mercados de inferiores dimensiones, donde los cambios aunque se acusan igualmente, lo hacen en menor medida.

Estamos ante una situación en la que encontraremos:

  • Aumento del tiempo en el cierre de las operaciones. Todos los plazos se siguen dilatando pues los clientes dilatan la toma de decisiones. Se lo piensan todo mucho, debido a la inseguridad reinante y al exhaustivo análisis de costes de las operaciones.
  • Bajada de precios y rentas. Mientras siga existiendo desajuste entre la oferta y la demanda, todos los productos, en todos los segmentos, seguirán acusando ajustes. Éstos serán en mayor o menor medida en función de los parámetros de ubicación y tipología y menos acusados que los de los últimos ejercicios.
  • El volumen de las operaciones mantendrá su tendencia a reducirse. Es decir, el tamaño de las operaciones seguirá siendo de dimensiones inferiores, debido a que la mayor parte de las operaciones que realizan las empresas son y serán, en general, para reducir espacio, y por ende coste.
  • Un mercado depurado y filtrado de exceso de actores.
  • Jugadores con buenas oportunidades; tanto para empresas, familias o personas físicas que tengan poca o ninguna deuda y recursos propios.
  • Nuevas y creativas fórmulas para comercialización de productos.

Ante todo ello, nuestra propuesta para 2011 pasa por seguir apostando por la diversificación. Ya consolidados en España y Europa, mercados donde operamos con total normalidad, esperamos empezar a operar en mercados emergentes. Asimismo diversificaremos con la prestación de nuevos servicios, que es otro de nuestros grandes retos para el nuevo año, donde esperamos poder abrir nuevos caminos y oportunidades para nuestros clientes. Aunque suene extraño, con todo lo que parece que se avecina, estamos entusiasmados e inmersos en nuevos proyectos que nos hace afrontar el año con energías renovadas.

En los próximos meses, no vamos a apreciar cambios positivos. El mercado inmobiliario aún debe acabar de aterrizar para encontrar un equilibrio entre la oferta y la demanda. Mientras sigan descompensadas, el avance será casi imperceptible. En esto, la Ley de la oferta y la demanda es implacable y seguiremos viendo viviendo bajadas de precios hasta que no volvamos a alcanzar, en un par o tres de años, un mercado estable. Los problemas macroeconómicos, el desempleo y la bajada del consumo tampoco ayudarán, sin embargo hay que ser conscientes de que existe un exceso de pesimismo en el sector, pues aunque el mercado siga sufriendo, se seguirán realizando operaciones, sobre todo de alquiler. Compraventas para usuarios finales con recursos propios que quieran aprovechas las oportunidades que genera esta situación, también permanecerán activos aunque obviamente en menor medida. Asimismo vemos como algunos inversores internacionales regresan al mercado y podemos volver a ver operaciones como las efectuadas por DEKA Inmobilien con las adquisiciones de un Centro Comercial propiedad de Eroski de unos 53.000 metros cuadrados en Vizcaya, a través de una operación de sale & lease-back de 116 millones de euros, o la compra del edificio Diagonal 640 por 145 millones de euros, ubicado en Barcelona y propiedad de Realia.

Es cierto que aún quedan un par de años difíciles, pero hay que salir de ese pesimismo y tomar una actitud positiva, con optimismo e ilusión. El mercado y la mayoría de las empresas ya han realizado reajustes, nosotros también lo hemos vivido en primera persona y gracias a un gran esfuerzo por parte de todos, no tenemos deuda y podemos seguir saliendo al mercado con fuerza para darlo todo por los clientes. Diversificando y buscando nuevas fórmulas comerciales que puedan casar nuestra demanda con la oferta de nuestros propietarios.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS