Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
Las empresas instaladas deben ser entidades innovadoras y respetuosas con el medio ambiente

El parque tecnológico de Andalucía cumple la mayoría de edad

Redacción Interempresas10/01/2011

10 de enero de 2011

El parque tecnológico de Andalucía (PTA) celebró el pasado mes de diciembre una fecha de especial trascendencia. Tras 18 años de andadura, la tecnópolis malagueña alcanzó su mayoría de edad, haciendo un alto en el camino para echar la vista atrás, hacer balance y afrontar nuevos y ambiciosos proyectos de futuro.

Tras estos años, y desde las ocho empresas que iniciaron su actividad en el año 1992, el PTA alberga en la actualidad a más de 500 compañías que suponen un tránsito diario de cerca de 14.000 trabajadores.

Así pues, el parque cumple la mayoría de edad con satisfacción por los progresos experimentados, por su crecimiento continuo y por un futuro que, a pesar de la coyuntura económica, se presenta prometedor con las obras de ampliación que se están acometiendo actualmente.

De hecho, según el balance del mes de septiembre, la ampliación alcanzaba ya el 65% de su ejecución. Estos datos fueron presentados durante una reunión mantenida entre el presidente del recinto y consejero de Economía, Innovación y Ciencia de la junta de Andalucía, Antonio Ávila, con el director del parque, Felipe Romera.

Actualmente se están acometiendo las obras de ampliación del parque

En la zona de trabajo se han reservado 8 parcelas que suman un área superior a las 20 hectáreas de techo. En ellas se llevarán a cabo proyectos relacionados con los sectores de las energías renovables y de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC).

La consolidación del PTA se ve reflejada además con la incorporación de Oracle o la creación de un gran centro de investigación del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), entre otros proyectos.

foto
El complejo empresarial sumará a su superficie 36 ha con una edificabilidad de más de 100.000 m2.

Un parque comprometido

El pasado mes de octubre el PTA participó en el primer salón de la eficiencia energética en la edificación, Inmoenergética 2010, donde presentó el proyecto ‘Zero-Hytechpark’. Se trata de un proyecto que “pretende demostrar a los agentes que trabajan en energías renovables que existen aplicaciones útiles y que la tecnología está ‘madura’ para que el empleo del hidrógeno se consolide como una alternativa para alcanzar la sostenibilidad energética”, en palabras del responsable del proyecto, Arturo Cabello.

La mitad de los 1,4 millones de euros de presupuestos que tiene la iniciativa está financiada por la Comisión Europea dentro del programa Life+. Asimismo, la Fundación del Hidrógeno, compuesta por 64 empresas, centros tecnológicos y entidades públicas de Aragón, lidera el proyecto. En él participan los parques de Walqa, de Bilbao y de Andalucía.

‘Zero-Hytechpark’ se basa en tres líneas de trabajo básicas: la investigación en energías renovables —como la solar térmica y la fotovoltaica—, el desarrollo de aplicaciones de producción, almacenamiento y de distribución del hidrógeno, y las aplicaciones concretas.

El hidrógeno “es la sustancia que por kilogramo de combustible mayor cantidad de energía te puede dar”, explica Cabello. Aunque no es una fuente de energía, sino un vector energético, lo cual significa “que hay que producirlo”. En el caso del proyecto ‘Zero-Hytechpark’, la operación se hace “a partir de energías renovables y por medio de un proceso de electrolisis “en el que se parte del agua”. Por tanto, el único residuo que generaría el proceso de producción de energía sería el vapor de agua. En principio, este proceso promete solucionar algunos problemas que conlleva el uso de combustibles fósiles, como son “que están en zonas muy puntuales y que existen dificultades en el abastecimiento”.

foto
Más de 50 empresas instaladas tienen participación extranjera, destacando multinacionales como At4 Wireless, Air Liquide, A-Novo, Coritel, Huawei, IBM, Indra, Isoft Sanidad, Isofoton, Jazztel, Optimi, Oracle, Orange, Raytheon / Elcan, Riplife, Siemens, Telefónica, Thomson y Vodafone.

Ubicado en Málaga, nació como un espacio de alta calidad para albergar tanto a pymes como grandes empresas, innovadoras y respetuosas con el medio ambiente dedicadas a la producción, los servicios avanzados y la I+D. Instalado en un entorno natural, el parque cuenta con infraestructuras y servicios avanzados de calidad, logrando un perfecto equilibrio entre las grandes multinacionales, la universidad y las pequeñas e innovadoras empresas.

Diseñado a la medida de todos, permite disponer desde una oficina en alquiler de 25 metros cuadrados a un edificio en propiedad de miles de metros cuadrados y parcelas a partir de 2.500 metros cuadrados.

El valor de la innovación

El PTA nació con el objetivo de fomentar la innovación y, desde entonces, ha marcado su evolución, promoviendo la mejora de las condiciones y herramientas de apoyo a la investigación y la generación de nuevo conocimiento. Y para que un parque tecnológico funcione y avance, es necesario que existan una serie de agentes que garanticen este correcto funcionamiento. Entre ellos, la entidad gestora, que coordina las acciones que se realizan en el PTA y cuya tarea abarca desde determinar y establecer los servicios que se ofrecen desde el parque (cuidado de las zonas verdes, transporte y movilidad, limpieza, etc.) hasta establecer los requisitos que deben cumplir las empresas que quieren instalarse en este parque. Pero además de la entidad gestora, existen otros agentes del parque como son la universidad, las unidades de incubación de empresas, las propias empresas y las redes. En el primer caso, el papel de la universidad es contribuir a la actividad científica, innovadora y empresarial de la tecnópolis. En el PTA, la Universidad de Málaga cuenta con dos edificios: el edificio del Instituto Universitario de Investigación y el edifico de la Bioinnvación, destinado a la biocomputación.

Asimismo, también la Universidad Internacional de Andalucía (Unia) cuenta con una sede en el parque. Desde ella se intenta contribuir a la creación, desarrollo, transmisión y crítica de la ciencia, la técnica y la cultura mediante la docencia, la investigación y el intercambio de información.

Entre los nuevos proyectos destaca la creación de un gran centro de investigación de Adif

En cuanto a las unidades de incubación, son centros de apoyo cuyo objetivo es contribuir a la creación de empresas de carácter innovador (pre-incubadora) y favorecer su desarrollo y consolidación (incubadoras).

Por su parte, las empresas que forman parte del PTA deben cumplir una serie de requisitos orientados a garantizar que son entidades innovadoras, respetuosas con el medio ambiente e interesadas con el mundo de la investigación y las nuevas tecnologías. Actualmente, el PTA alberga a más de 500 empresas que, respecto a su actividad, mayoritariamente pertenecen al sector de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), si bien se pueden encontrar también empresas que desarrollan su actividad en campos como las energías renovables, la ingeniería, la medicina, la biotecnología o la alimentación, entre otras.

Finalmente, las redes son las estructuras que conectan entre sí a agentes de un ámbito concreto a fin de lograr facilidades y mejoras en esta parcela determinada. En el PTA existen redes a diferentes niveles, con sede en la tecnópolis, con las que se pretende ayudar a los distintos actores implicados en la dinámica del parque, especialmente a las empresas instaladas. Entre ellas:

  • La Asociación Internacional del Parques Científicos y Tecnológicos (IASP): agrupa a la mayoría de los parques científicos y tecnológicos de todo el mundo. Cuenta actualmente con casi 400 miembros, distribuidos en 72 países.
  • La Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE): creada en 1989 por los gerentes de los seis primeros parques científicos y tecnológicos que surgen en España, en 1998 se establece en el PTA. Actualmente cuenta con 80 miembros, de los cuales 44 son parques en funcionamiento y el resto están en desarrollo.
  • La Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA): se trata de una asociación sin ánimo de lucro, nacida en 2005, impulsada por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, para fomentar la innovación y mejorar la competitividad del tejido empresarial andaluz.
foto
El PTA nació como un espacio de alta calidad para albergar tanto a pymes como grandes empresas, innovadoras y respetuosas con el medio ambiente.

Un parque sostenible

Más de la mitad de la superficie actual del parque está ocupada por zonas ajardinadas y forestales, con unos 40.000 árboles y 150.000 plantas arbustivas que, además, se acompañan de un gran embalse con diversos lagos y estanques y un importante número de especies avícolas.

Pero, además, el PTA cuenta con un Punto de Concentración de Residuos cuya finalidad es que empresas y ciudadanos depositen residuos como cartón, plástico, vidrio, etc. para trasladarlos a los lugares de reciclaje.

Por otra parte, desde el ente gestor del parque se han hecho importantes esfuerzos para mejorar la movilidad, tanto externa como interna. Por ejemplo, cuenta con zonas de aparcamiento gratuitas coexistentes con áreas privadas y espacios en alquiler. Asimismo, y a fin de fomentar el uso del transporte público, dispone de una línea de autobuses directa desde Málaga al PTA. Por otra parte, gracias a un acuerdo entre la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, y Renault España, el PTA se convertirá en un centro de experimentación para coches eléctricos.

Además, con el objetivo de facilitar los desplazamientos por la tecnópolis, ahorrar costes y, sobre todo, mejorar la calidad medioambiental del parque, el PTA ha puesto en marcha el ‘Car pooling’, una herramienta informática a la que puede accederse desde la web del parque y que permite el encuentro y coordinación entre todos aquellos que, diariamente, acuden al PTA y, de este modo, compartir el vehículo.

PTA cuenta también con un helipuerto y un carril bici que facilita la movilidad interna en bicicleta.

foto
Unos 40.000 árboles y 150.000 plantas arbustivas, junto a lagos y estanques, la apuesta por la ecología por parte del PTA.

En crecimiento constante

El PTA ha crecido durante los últimos años tanto en espacio como en número de empresas. Ello justifica el plan de ampliación que está siguiendo actualmente, a realizar en tres fases, pasando de 186 hectáreas a más de 375.

Pero, a nivel empresarial, el parque también ha crecido en un proceso que ha ido acompañado también de cambios como la ampliación de la diversidad de actividades empresariales. Junto a empresas del sector de las TIC ha aumentado el número de entidades del PTA que se dedican a otras materias. Además, también se detecta la llegada de empresas innovadoras que, en los primeros años, apenas tenían presencia en el complejo tecnológico (comunicación, arte y cultura, etc.).

Otro cambio tiene que ver con la internacionalización. El PTA se ha convertido con los años en un lugar donde empresas malagueñas comparten el espacio con otras procedentes de otros puntos de Andalucía, España y también de Europa o el resto del mundo. Aproximadamente el 10% de las empresas ubicadas en el PTA tienen participación extranjera.

Asimismo, también han incrementado las iniciativas empresariales emprendedoras: el nacimiento de nuevas empresas de la mano de jóvenes emprendedores procedentes, mayoritariamente, de la Universidad, ha sido otra de las tendencias que definen la evolución del parque.

Servicios generales del parque

Con el objetivo de satisfacer las necesidades tanto de las empresas como sus empleados, en PTA ponen a disposición de los usuarios del parque una serie de servicios que vienen a facilitar la vida de los trabajadores y que se actualizan regularmente en función de los requerimientos sociales. Entre ellos se encuentran dos guarderías públicas, el Instituto de Secundaria de Campanillas de FP, una oficina de Bancaja, el Málaga Institute of Technology, la clínica EOS —dedicada a la prevención de patologías relacionadas con el entorno laboral y la atención médico-sanitaria— restaurantes, servicio de hospedaje, un centro deportivo, agencias de viaje, copisterías, un taller mecánico, un centro de lavado de vehículos, etc.