Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Napisa construye las nuevas instalaciones del Grupo Eduardo Rojo

15/12/2010

15 de diciembre de 2010

Napisa (Naves y Parques Industriales S.A.) ha sido contratada para ejecutar, en el parque científico, tecnológico y empresarial Leganés Tecnológico, la construcción del nuevo edificio del Grupo Eduardo Rojo —especializado en la confección textil femenina—, que unificará los equipos de diseño aumentando así su capacidad de producción a través de un cambio respecto a materiales, diseño y usos de su antigua industria.

“En las antiguas instalaciones encontrábamos algunas dificultades a nivel logístico”, explica Eduardo Rojo López, administrador único del grupo al que da nombre. “Además, en el nuevo edificio podremos instalar mesas de corte más grandes que nos permitirán reducir tiempos y aumentar la citada capacidad de producción”, añade.

Tal como explica el director comercial de Napisa, Carlos Moreno, se trata de un “edificio de oficinas representativo para nuestro cliente que destaca por la gran calidad de materiales y acabados empleados y que supondrá un salto cualitativo más en nuestro empeño por construir edificios singulares de oficinas y en general del sector terciario”. Esta es además la cuarta obra que Napisa ejecuta en el parque Leganés Tecnológico.

El edificio industrial —cuyo proyecto ha sido redactado por los arquitectos Luís Aguilar Romanos y Javier Zaragoza Casas, con los arquitectos técnicos Patricia Aguilar Romera y Enrique de la Fuente Martín—, consta de tres plantas más sótano en toda su superficie, siendo el total de la superficie de construcción 6.166,16 metros cuadrados. Pensando en establecer un determinado sistema de trabajo para esta industria, se ha planteado dividir la planta baja en dos grandes zonas de almacenaje; una para la entrada de materia prima y otra para la salida del material  terminado. En la parte trasera del edificio se ha habilitado una zona para la descarga de materia prima de los camiones la cual va a contar con un sistema de carrilería anclado al forjado para pasar al almacén. En la primera planta se llevará a cabo todo el trabajo técnico y manual para obtener el producto que una vez terminado se volverá a llevar a la planta baja para su almacenamiento y posterior carga. La planta segunda será destinada a administración y compra-venta.