Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
Con el fin de promover la integración ambiental del área productiva dentro del territorio en el que se asienta

Sodercan publica una guía de integración paisajística para los polígonos cántabros

Fuente: Grupo Sodercan30/11/2010

30 de noviembre de 2010

El Gobierno de Cantabria está centrando sus esfuerzos en desarrollar una red de grandes bolsas de suelo, bien comunicadas y de calidad, adaptando sus características a las nuevas necesidades de los empresarios. El Área de Suelo de Grupo Sodercan (Sican y PCTCan), desde esa perspectiva, desarrolla su gestión en torno a un nuevo concepto: el parque empresarial, en contraposición al superado término de polígono industrial. Promover parques empresariales implica que las infraestructuras y dotaciones de las áreas productivas cumplen con unos requisitos de calidad, con unos estándares de sostenibilidad medio ambiental y de eficiencia energética, de servicios avanzados para las empresas, además de, como ya se ha señalado, una irrenunciable ubicación estratégica integrada en su entorno urbano y rural próximo.
Bajo estas directrices se ha publicado ‘Guía de Integración Paisajística de los Polígonos Industriales y Parques Empresariales de Cantabria’, promovida por Sican, S.L. bajo la dirección de Miriam García García y Eduardo Delgado Orusco.

Como asegura Víctor Valle Soto, director general del Área de Suelo de Grupo Sodercan en la introducción de dicha guía: “Debemos de ser capaces de generar paisajes alejados de los prejuicios y el descuido de otros tiempos que relacionan la industria con el ruido, el humo y el impacto visual. Sin embargo, hoy más que nunca, hablar de industria es hablar de bienestar social y su imagen debe dar respuesta a las nuevas demandas de calidad surgidas de entornos socioeconómicos más competitivos”. Esta guía constituye una aportación innovadora porque no impone más instrumentos urbanísticos ni normativos. Se trata de ofrecer reflexiones previas que pueden influir en las decisiones definitivas para programar, construir y mantener un parque empresarial”.

foto
Vista aérea del polígono industrial de Las Navas. Según la Guía, su imagen debe dar respuesta a las nuevas demandas de calidad surgidas de entornos socioeconómicos más competitivos.

10.000.000 m² para 2011

En Cantabria, el Área de Suelo del Grupo Sodercan es la encargada de promover el suelo empresarial público sobre la base de una estrategia diseñada por el Gobierno de la Comunidad Autónoma. Las dos sociedades de capital público que componen el Área de Suelo son: Suelo Industrial de Cantabria (Sican) y Sociedad Gestora del Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCan). El objetivo, tras la implementación de la estrategia, es generar 7 millones de metros cuadrados de suelo empresarial, que añadir a los 3 millones ya ejecutados, para alcanzar los 10 millones de metros cuadrados a disposición de las empresas para el año 2011. La creación de suelo empresarial está diseñada en torno a grandes ‘Áreas Integrales Estratégicas Productivas’, de carácter supramunicipal y que se desarrollan a través de Proyectos Singulares de Interés Regional (PSIR).

Paso definitivo en la implantación de esta política fue la aprobación de la Ley de Cantabria 2/2004, de 27 de septiembre, relativa al Plan de Ordenación del Litoral (POL). Esta norma define y limita estas Actuaciones Integrales Estratégicas Productivas (AIEP). El POL tiene como objetivo fundamental la protección efectiva e integral de la costa de Cantabria, pero también contempla el fomento de la actividad productiva y la generación de riqueza y empleo delimitando estas áreas. De esta manera y aunque a escala territorial la industria y la planificación estratégica convergen en el objetivo de establecer áreas eficaces desde el punto de vista de la actividad económica también deben hacerlo desde el punto de vista de la calidad ambiental e integración paisajística.

La generación de suelo empresarial público en Cantabria ha dado forma al Corredor Logístico Industrial, comunicando el Besaya con la bahía de Santander

Por otro lado, la estrategia de generación de suelo empresarial público en Cantabria ha dado forma a otra importante figura: el Corredor Logístico Industrial, que comunica la comarca del Besaya con la Bahía de Santander, conformando una secuencia de grandes áreas empresariales, comunicadas tanto por autovía (A-67 y A-8) como por ferrocarril (Feve y Renfe), y que desembocan en el puerto y aeropuerto de Santander. El Corredor comprende una sucesión de áreas empresariales: el parque empresarial Besaya (Reocín), el parque empresarial Tanos-Viérnoles, el PSIR AIEP Piélagos-Villaescusa, el PSIR Llano de la Pasiega, y el parque empresarial de Marina y Medio Cudeyo 2ª fase, en el límite del Corredor. La norma habitual es promover estas áreas mediante la constitución de sociedades instrumentales ad hoc para facilitar y agilizar su implantación.

La disponibilidad de infraestructuras de nuevas tecnologías, como la llamada banda ancha, o el impulso a la creación de Entidades de Conservación para el óptimo mantenimiento de los elementos comunes son dos ejemplos válidos del nivel de exigencia del sector público en la generación de suelo empresarial de alto valor añadido. Este suelo empresarial de calidad en la actualidad no se compone únicamente del terreno, los equipamientos, las infraestructuras y los servicios. También precisa de la integración paisajística y ambiental del área productiva dentro del territorio en el que se asienta, y en este aspecto el Gobierno de Cantabria supera las exigencias marcadas por la ley. Por parte de Sican, son cuatro los ejemplos especialmente significativos que repasa la guía: tres de ellos (Marina y Medio Cudeyo 2ª fase, Alto Asón y Castro Urdiales 1ª fase) por el avanzado estado de ejecución de las obras, incluso en el caso de Besaya, por estar ya operativo y que permite, de este modo, valorar algunos de los conceptos referidos en la guía.

El parque empresarial de Marina y Medio Cudeyo, 2ª fase

Los Espacios Libres de Uso Público (ELUP) y las Áreas de Acondicionamiento Paisajístico (AAP) suponen el 26,74% de la superficie total del PSIR Marina y Medio Cudeyo. Estos espacios públicos están destinados a parques, jardines y áreas públicas para el ocio y el esparcimiento. Además son terrenos de uso público que contribuyen a la integración y acondicionamiento paisajístico de la actuación. Estos ELUP se han distribuido atendiendo a las características funcionales de los usos permitidos, conformando espacios de fachada a los parques de actividad, creando zonas de esparcimiento y uso público, integrando las manzanas urbanizadas con el espacio circundante y reduciendo el impacto paisajístico de los Parques de Actividad.

Los ELUP también resuelven las diferencias de altura entre las plataformas de las áreas de actividad condicionadas por pendientes menores en el trazado del viario interno y protegen los espacios naturales de borde, más aún cuando el ámbito del PSIR se asienta en relación directa con la marisma, con la ribera del río Refriego, del río Tijero y de las zonas montañosas adyacentes. Tanto en los ELUP como en las AAP, se instalarán pantallas vegetales entre estos espacios y se plantarán especies arbóreas para mitigar los impactos visuales y facilitar la integración paisajística. Las AAP son espacios de uso público que cumplen con las mismas funciones que los ELUP, pero no están sujetas a las mismas limitaciones de uso. Son áreas destinadas a plantaciones y zonas verdes, que sin tener la condición específica de jardín, contribuyen a mejorar la integración paisajística y medioambiental de la actuación, complementando los espacios destinados al ocio.

El tratamiento de los bordes perimetrales correspondientes a la autovía S-10 y a la carretera nacional N-635 se realizará a modo de pantalla verde de transición entre los diversos Parques de Actividad y las vías de comunicación. El tratamiento de los bordes más cercanos a los Parques de Actividad, por su parte, servirá de integración de éstos en las áreas no urbanizadas circundantes, así como de protección paisajística de las mismas; realizándose tratamientos de pantallas verdes discontinuadas que a la vez integran y protejan esas zonas.

foto
El futuro parque empresarial Marina y Medio Cudeyo está siendo parcialmente modificado recogiendo los criterios de integración paisajística.

El PSIR de Marina y Medio Cudeyo cuenta con una relación de medidas medioambientales complementarias para la protección atmosférica, la hidrología, la vegetación, la protección paisajística y eficiencia energética, así como el consumo de recursos y la calidad del medio urbano. La ubicación ideal para las paradas de autobús ha sido localizada y se han definido itinerarios peatonales, en bicicleta y agropecuarios en el interior del ámbito para fomentar la movilidad sostenible. Mediante algunas soluciones constructivas se ha reducido el porcentaje de impermeabilización de las superficies de aparcamientos, viales y espacios libres, implantando soluciones urbanas de drenaje sostenible. También se han adoptado soluciones de restauración, revegetación y las medidas necesarias para minimizar la intrusión visual de la urbanización y las futuras edificaciones. Así podemos formar un conjunto que presente una óptima integración paisajística.

El parque empresarial Besaya, en Reocín

Con este parque, Sican ha puesto en valor un área medio ambientalmente degradada por la milenaria actividad minera. El área contempla 321.000 metros cuadrados de Espacios Libres de Uso Público, con diversas especies, que facilitan la consistencia y la mejora del aspecto visual de los taludes, así como la creación de una pantalla visual en los límites del parque empresarial. La ejecución de infraestructuras que separan aguas residuales y pluviales, y la construcción de un lago y un arroyo artificial de montaña que evacua las aguas pluviales, ayudan a la pretendida integración ambiental del ámbito. El Parque Empresarial Besaya cuenta además con un carril bici de 3.391 metros y una senda peatonal que discurren paralelos a las redes de saneamiento exterior (residuales y pluviales). A su vez, el arroyo de montaña cuenta con un cauce de 2 kilómetros de longitud con un trazado que se adapta al escalonamiento natural. La presencia del arroyo ha sustituido el uso de la canalización tradicional, de fuerte impacto visual y elevado coste, por una solución efectiva e integrada en su entorno territorial. La eficiencia energética en el parque empresarial Besaya tiene también un decidido protagonismo. La instalación de sistemas de generación de energía renovable reduce el consumo de energía y la emisión de gases de efecto invernadero. En el parque se encuentran presentes dos importantes sistemas, como son la energía eólica y la fotovoltaica. En cuanto a la eólica se pondrá en marcha un estudio-aplicación de esta energía basado en una estación de medida que recoge datos de viento para determinar la eficiencia eólica de la zona. Además, un aerogenerador de 6 kW de potencia permite la alimentación de parte de las luminarias de bajo consumo existentes en la actuación. La energía solar tiene su cabida con la planta fotovoltaica de 100 kW de potencia que consta de tres estructuras: una fija de 50 kW, ubicada en la zona sur del Parque, y dos seguidores de 25 kW cada uno situados en dos glorietas reservadas para infraestructuras.

foto
Vista aérea del parque empresarial del Besaya. Este parque ha puesto en valor un área medioambientalmente degradada por la milenaria actividad minera.

El parque empresarial Alto Asón

Este parque es otro ejemplo de sostenibilidad y mejora de la calidad ambiental. El 46% del ámbito estará destinado a Espacios Libres de Uso Público y Sistema General igualmente de Uso Público. El objetivo es garantizar el funcionamiento y desarrollo ecológico de la zona, y para ello se ha incluido en el proyecto de urbanización un Programa de Vigilancia Ambiental y un Proyecto de Restauración Paisajística que comprende la habilitación de una franja de vegetación de ribera en la margen izquierda del río Carranza, con la ubicación de una pantalla o ‘filtro’ vegetal que circunde el área productiva con el fin de disminuir el impacto visual y acústico. A estas actuaciones hemos de añadir la redacción de diversos estudios medioambientales con el objetivo de alcanzar mejores estándares de calidad.

Sican ha propuesto la conservación de un espacio libre, como Sistema General paralelo al río Carranza, de 59.842 metros cuadrados de superficie. A este espacio se le suman los 57.111 metros cuadrados de Espacios Libres de Uso Público del Parque Empresarial, lo que constituye un total de 116.953 metros cuadrados de zona de protección del río Carranza. En el parque empresarial Alto Asón, a la protección al medio ambiente se le suma la protección al patrimonio cultural y arquitectónico. Esta concurrencia se materializa en la protección del entorno de la ermita de San Juan, un edificio religioso de estilo gótico fechado a finales del siglo XV. El exterior de la ermita será tratado con el objetivo de mantener la armonía del mismo con el edificio. Además, durante la remoción de tierras y la creación o adecuación de viales, se está realizando un cuidadoso y preceptivo seguimiento arqueológico.

Otras medidas correctoras y compensatorias serán la restauración de una incipiente escombrera en la CA-150, la mejora de barreras existentes en el río Asón, la retirada de plomos acumulados en fondos, y la colocación de paneles informativos y divulgativos para los visitantes.

foto
Infografía del parque empresarial del Alto Asón. La realización del parque implica la mejora y puesta en valor de la ribera.

El parque empresarial Castro Urdiales, 1ª fase

La sociedad instrumental que promueve este parque ha firmado un convenio con la junta vecinal de Sámano para la recuperación ambiental de una franja de protección de más de 11 hectáreas de superficie en la Peña de Santullán, justo en el límite del perímetro exterior del Parque. A pesar de que Sámano es una zona de intensa acción antrópica, se ha detectado en la Peña la presencia de diversas aves y especies a conservar como el alimoche, el halcón peregrino o el buitre. Se prevé el aporte estacional de alimento de manera solapada para una pareja de alimoches, lo cual ayudará a fijar su territorio de cría durante la fase de ejecución e inicio de la actividad productiva. Dentro de esta franja, se cerrará el área donde anidan las aves, regulando la escalada deportiva, y colocando dos casetas integradas en el paisaje dentro de una zona de anillamiento, divulgación y conteo de gran interés ornitológico. Mediante una cabaña o cuadra ganadera, a modo de centro interpretativo, se creará un observatorio de especies rupícolas pertenecientes al entorno del acantilado de Vallegón. El posible impacto por contaminación lumínica que pueda afectar a las especies animales sensibles a la misma será analizado y se realizará un inventario de quirópteros, rapaces nocturnas y similares en toda la zona. Se estudiarán también las líneas de suministro eléctrico para minimizar los impactos por choque y/o electrocución.

El ámbito será reforestado con especies autóctonas arbustivas y arbóreas para obtener un bosque frondoso con especial atención a la tipología vernácula, sobre cuya garantía de origen genético se llevará a cabo una estricta vigilancia. Mención especial merece la reforestación en el área de la Peña de Santullán con ejemplares de encinar cantábrico. Se realizará alrededor del ámbito un cierre perimetral, se prevendrá el pastoreo y los posibles fuegos incontrolados. La faceta cultural también tiene cabida con el proyecto de habilitación de una red de recorridos didácticos que ponga en valor los vestigios del castro cántabro-romano que corona la peña. La vocación didáctica de esta actuación se verá complementada con la colocación de paneles informativos sobre la historia del castro.

Parque empresarial de Castro Urdiales (1ª fase). El desarrollo de este parque conlleva la recuperación ambiental de más de 11 ha de terreno en la Peña de Santullán.

Para ilustrar la vocación de sostenibilidad que Sican ha querido imprimir al parque, la guía da algún dato significativo en cuanto a la ordenación: dentro de los límites del parque empresarial, más del 40% de la superficie está destinada a Espacios Libres de Uso Público. La superficie dedicada a áreas verdes (69.933 metros cuadrados), es superior a la destinada para actividades productivas (66.599 metros cuadrados). El estado de conservación del arroyo Tabernillas será mejorado, eliminando las especies vegetales invasoras (eucaliptos, plumeros y acacias), además de la conservación de todos los arroyos de montaña de la zona. Tras una primera fase de limpieza, se crearán las condiciones necesarias para la efectiva recuperación de un bosque de ribera naturalizado, compuesto por las especies autóctonas (alisos, sauces, o fresnos). Un pasillo ecológico conectará la parte norte con la parte sur del parque empresarial, bordeando la falda de la Peña de Santullán.

foto