Posicionamos su web SEO / SEM
Infoinvest acondiciona unos terrenos altamente degradados por las minas para su reindustrialización

La recuperación de la margen izquierda del Nervión

Redacción Interempresas26/02/2010

26 de febrero de 2010

Abra Parque Empresarial es un proyecto puesto en marcha por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para la reactivación económica del área de Abanto, Ciérvana y Ortuella, a partir de la creación de un nuevo polo de actividad industrial, comercial y de servicios en esta zona del País Vasco. El impulso a la actividad económica y a la creación de empleo son los ejes de este proyecto, caracterizado también por un intenso trabajo de recuperación medioambiental de unos terrenos altamente degradados por la actividad minera desarrollada en el pasado. Esta nueva área empresarial se desarrolla en una zona limpia, ordenada urbanísticamente y con infraestructuras y servicios de primera calidad, perfectamente integrada en el entorno de los municipios que la rodean y del conjunto del Bilbao metropolitano.

La construcción del parque se enmarca en las actuaciones que SEPI lleva a cabo para trabajar por la reindustrialización y por el impulso a la iniciativa empresarial. Está previsto que la inversión de Infoinvest, empresa del Grupo SEPI, en este parque alcanzará los 78,5 millones de euros.

El parque tiene una extensión total cercana a los 800.000 metros cuadrados y está situado en un lugar estratégico, con importantes infraestructuras para la comunicación y con una intensa actividad empresarial. Cerca de 500.000 metros cuadrados han sido reservados para la instalación de pequeñas, medianas y grandes empresas industriales y de servicios, de acuerdo con las posibilidades que ofrece la compleja topografía del terreno. El resto será destinado a viales, dotaciones del parque y espacios verdes y de ocio para el uso público.

foto
El parque tiene una extensión total cercana a los 800.000 m² y está situado en un lugar estratégico, con importantes infraestructuras para la comunicación y con una intensa actividad empresarial.

Desarrollo del proyecto

Abra Parque Empresarial nació con el objetivo de poner en marcha un proyecto de urbanización denominado ‘Área de Servicios y Desarrollo Industrial’ para la constitución de un parque empresarial en los términos municipales de Abanto y Ciérvana y Ortuella. Su objetivo era favorecer el desarrollo empresarial en la margen izquierda del río Nervión y aprovechar unos terrenos altamente degradados por las actividades de las minas, clausuradas definitivamente en 1993 tras el cierre de Altos Hornos de Vizcaya.

Tradicionalmente, ese suelo estuvo dedicado a la explotación de yacimientos de hierro, actividad iniciada ya en la época de los romanos pero que se desarrolla a gran escala en la segunda mitad del siglo XIX. Se trataba, inicialmente, de una explotación a cielo abierto, hasta que en la década de los sesenta se crea Agruminsa (Agrupación Minera, S.A.) y se modifica la forma de explotación, para hacerla subterránea.

Desde finales de los años setenta, diversas vaguadas existentes en la zona vinieron siendo utilizadas para depósito de residuos sólidos urbanos e industriales, como escorias, lodos y polvos de filtros de fundición, que eran apilados en numerosas escombreras y balsas de decantación. Todo ello produjo un fuerte impacto paisajístico, más acusado todavía habida cuenta de que se trata de una zona de alta visibilidad.

Abra Parque Empresarial supone, por tanto, un impulso definitivo para la recuperación y regeneración tanto de los suelos deteriorados como del entorno en el que se encuentran. Por ello, supone la recuperación desde el punto de vista económico y social de un área azotada por una profunda crisis, mediante la generación de nuevas actividades empresariales.

Con este proyecto se crean las condiciones físicas, de infraestructuras, urbanas y medioambientales, para que esas nuevas actividades puedan implantarse, desarrollarse y consolidarse. Se lograrán así varios objetivos: creación de un centro de actividad económica, generadora de empleo en una zona especialmente castigada; recuperación de un entorno degradado por la actividad minera, incorporando parte de los terrenos a la vida urbana; e integración de dos cascos urbanos, con nuevas y modernizadas infraestructuras.

foto
El suelo del parque estuvo dedicado a la explotación de yacimientos de hierro a cielo abierto hasta la década de los sesenta.

Fases de actuación en el parque empresarial

La intensa actividad extractiva que se había desarrollado en los terrenos donde ahora se sitúa Abra Parque Empresarial dejó un paisaje con grandes desmontes y escombreras. Los trabajos de urbanización del parque han tenido que hacer frente, entre otros problemas, a los derivados de los grandes desniveles orográficos, lo que ha obligado a realizar una intensa labor de demolición y movimiento de tierras para recuperar la zona.

En el ámbito de la urbanización de esta primera fase estaban incluidas gran parte de las antiguas estructuras de la explotación de Agruminsa, como cimentaciones de edificios y cintas, galerías subterráneas, edificios o centros de transformación, que conformaban las instalaciones de la antigua explotación minera. También se han visto afectadas diversas naves, viviendas y oficinas.

Sólo en la primera fase del proyecto fue necesario demoler 13.000 metros cúbicos de hormigón y 11.500 metros cúbicos de edificios. Tras las demoliciones se hacía preciso adaptar la topografía con el fin de conseguir plataformas de suelo aptas para la urbanización, la instalación de infraestructuras y servicios técnicos, y las parcelas edificables, todas ellas con fácil acceso desde la red viaria.

El movimiento de tierras fue una de las actividades más importantes en el proceso de urbanización debido a los volúmenes a mover, un total aproximado de 20 millones de toneladas de materiales estériles procedentes de la mina, de los cuales se desmontaron unos ocho millones. La práctica totalidad de estos materiales se utilizaron para el relleno de las plataformas. Además, se puso un especial cuidado en los taludes resultantes del movimiento de tierras, para paliar el impacto visual que provoca la diferencia de cotas del terreno. Los bordes verdes ejercen de barrera visual y paisajística. Con esa base de actuación, fue preciso mover cerca de medio millón de metros cúbicos de tierras para el relleno de parcelas y excavar más de 2,7 millones de metros cúbicos de tierra.

foto
Tras las demoliciones de la primera fase se hizo preciso adaptar la topografía con el fin de conseguir plataformas de suelo aptas para la urbanización y las infraestructuras.

La actividad de reindustrialización de SEPI

Abra Parque Empresarial constituye uno de las actuaciones que SEPI está acometiendo en el marco de su programa de reindustrialización, cuyo fin es impulsar la creación de nuevos focos de inversión, de expansión económica y de empleo, sobre todo en zonas que resultaron fuertemente afectadas por las reconversiones industriales de los años setenta y ochenta. SEPI contribuye a impulsar el tejido empresarial y, en consecuencia, el mayor crecimiento de la economía española y del empleo creando las condiciones que favorezcan el establecimiento y desarrollo de proyectos industriales privados. Así, SEPI está llevando a cabo la actividad de promoción industrial sobre una extensión aproximada de 26 millones de metros cuadrados, repartidos en seis comunidades autónomas, con una inversión de los promotores públicos de unos 720 millones de euros, que, a su vez, inducirá inversiones privadas por un valor próximo a los 5.500 millones de euros. En la actualidad son 22 los parques o zonas de expansión industrial que esta sociedad estatal ha puesto ya en marcha o bien se encuentran en fase de preparación: Asturias (Parque Empresarial Principado de Asturias), País Vasco (Abra Parque Empresarial), Comunidad Valenciana (Ingruinsa, Parc Sagunt y Parque Empresarial de Requena), Cantabria (Parque Empresarial de Cantabria y Parque Empresarial de Villaescusa), Andalucía (Parque Empresarial de Granada) y Galicia (Parques Empresariales en Lugo, A Coruña y Pontevedra).

La actividad de SEPI para el desarrollo empresarial de estas zonas se canaliza a través de Infoinvest, la empresa de gestión inmobiliaria responsable de la construcción y promoción de los parques empresariales; y a través de la sociedad de desarrollo empresarial Sepides, mediante la identificación y captación de inversiones y la promoción empresarial, prestando apoyo técnico y financiero a proyectos empresariales nuevos o que amplíen capacidad, para crear riqueza y empleo.

Para la generación de nuevos focos de actividad económica, Infoinvest desarrolla tres actuaciones básicas: desmantela y elimina los restos de antiguas industrias, saneando los terrenos y trabajando siempre en estrecha colaboración con los organismos medioambientales correspondientes de las distintas autonomías; desarrolla las infraestructuras, equipamientos y servicios para construir modernos parques empresariales; y aplica una estrategia activa de comercialización.

foto
Abra Parque Empresarial es una de las actuaciones que SEPI está acometiendo en el marco de su programa de reindustrialización de zonas que resultaron fuertemente afectadas por las reconversiones industriales de los años setenta y ochenta.