Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Siguiendo su particular modelo de parques en red, Abertis desarrolla en la capital lusa el primero de sus proyectos internacionales

Logisticspark Lisboa, el primero de su especie en Portugal

Esther Güell07/07/2009

7 de julio de 2009

Abertis Logística está expandiendo su modelo de parques en el ámbito internacional y el proyecto de Lisboa se erige en el primero de ellos. Luis Neves, director general de Abertis Logística Portugal, y Filipe Caldeira, director técnico, nos explicaron con detalle qué ventajas puede aportar este sistema de parques al mercado portugués y nos acompañaron en un recorrido por las obras, iniciadas a primeros de 2008. Por su parte, Pedro M. M. Santana, director general y administrador de Abertis Portugal, nos planteaba los retos y oportunidades que ha supuesto desarrollar un proyecto de este calibre.

Con una superficie total de 100 hectáreas, es el primer proyecto de Abertis en Portugal y se viene a sumar a la estrategia de crear una red de parques logísticos y a lo largo y ancho de la Península Ibérica.

Y si nos preguntamos porqué en Lisboa, frente a otras opciones como podría ser Porto, sus responsables son claros: “esta ciudad representa el 40% del peso económico de Portugal”. Presentado ya en 2006 como plataforma logística, en 2007 fue considerado PIN (proyecto de interés nacional) y el día 1 de abril de 2008 comenzaron las obras.

foto

Luis Neves, director general de Abertis Logística Portugal, y Filipe Caldeira, director técnico del parque, en las oficinas que la empresa tiene a pie del mismo parque.

Logisticspark Lisboa se encuentra a unos 30 kilómetros de la capital lusa y alcanza una superficie “que sería imposible de encontrar más cerca de la capital - a no ser al otro lado del río, que supondría una barrera natural demasiado importante que impediría en gran medida la implantación empresarial”.

Situado en Vila Franca de Xira, al lado de la A-1 y con total acceso a la EN-1, está ubicado junto a las dos principales vías de comunicación portuguesas (A-1 y A-10), además del eje ferroviario Línea do Norte y al canal navegable del río Tajo hasta el Puerto de Lisboa. También está al lado de la Crel, una autopista radial que circunvala Lisboa por el exterior.

Un largo recorrido

El 7 de julio de 2006 se presentaba el proyecto de plataforma logística, en un acto que contaba con la presenta del primer ministro, “lo que da una idea de la importancia que el propio gobierno da a este proyecto”. Ello significa que Logisticspark Lisboa supondrá un importante impulso para Portugal, y pretende ser un ejemplo para las futuras plataformas logísticas en este país.

Declarado PIN (Proyecto de Interés Nacional) en 2007, en enero de 2008 obtenía la Declaración de Impacto Ambiental, indispensable para iniciar el proyecto. Así, el día 11 de marzo de 2008 se ponía la primera piedra del parque y el 1 de abril daban comienzo las obras.

Incluido en la red nacional de plataformas logísticas, los responsables de Abertis Logística Portugal aclaran que muchas de las plataformas pertenecientes a dicha red no están desarrolladas, ni en obras y, en algunos casos, ni aprobadas “el único parque que está en proceso y con un calendario formal es el de Abertis”.

Con entrada por el norte

El pasado mes de abril de este año se aprobó la construcción de la entrada norte al parque. Dicha construcción responde al acuerdo rubricado entre Abertis Logística, la concesionaria de autopistas portuguesa Brisa y diversas instituciones públicas.
El protocolo, firmado con el Instituto de Infra-Estruturas Rodoviárias (InIR) –entidad reguladora del transporte por carretera en Portugal y representante del Estado en los contratos de concesión-, la concesionaria pública Estradas de Portugal, S.A., Brisa y el Ayuntamiento de Vila Franca de Xira, supone la construcción de enlaces directos por carretera entre el parque logístico, la autopista A-1 (Lisboa-Porto) y la carretera nacional EN-1, las dos principales arterias de transporte y circulación del país, situadas a menos de dos kilómetros del parque.

Se prevé que los nuevos accesos, que supondrán una inversión de casi 5,8 millones de euros, estén abiertos al tráfico antes de julio de 2010

El acuerdo implica una inversión global en el proyecto de cerca de 17,3 millones de euros, de los que Abertis Logística asumirá cerca de 5,8 millones euros. El resto de la inversión correrá a cargo de la concesionaria Brisa -que se beneficiará del tráfico generado por la plataforma en la extensión de su concesión correspondiente al nuevo enlace de conexión entre la A-1 y la plataforma logística- del Estado Portugués y del Ayuntamiento de Vila Franca de Xira.

Está previsto que los trabajos de construcción de los nuevos accesos se inicien una vez concluyan los procesos de expropiación necesarios para su desarrollo y tras la obtención de las licencias de construcción. Las entidades firmantes del protocolo se han comprometido a concluir la construcción de los accesos en el segundo semestre de 2010.

Esta entrada permitirá salir justo al lado del peaje, conectando así rápidamente con las principales redes viarias del país. “Algo muy importante si tenemos en cuenta que los almacenes en Portugal están muy diseminados, con lo que en suma suponen mucho tráfico por carreteras poco preparadas para ello”, nos comentan.

foto

Actualmente se están desarrollando las obras de adecuación y consolidación de los terrenos.

Un parque integral, adaptado a todas las necesidades

Logisticspark Lisboa está concebido como un parque logístico completo, preparado para dar servicio a la más amplia tipología de empresas. Así, contará con una área propiamente logística, cerrada (zona naranja), pensada para grandes operadores de logística y distribución. con naves desde 10.000 metros cuadrados como mínimo (divisibles en módulos de 2.000 metros cuadrados) hasta 30, 60 ó 90.000 metros cuadrados, asegurando la máxima flexibilidad posible.

Asimismo, contará también con una zona dedicada a los operadores logísticos locales (zona azul), junto con una completa zona de servicios (en color amarillo), con oficinas, espacio para embriones de empresas logísticas (que quieren conocer al sector), hotel para los usuarios de la propia plataforma, empresas de apoyo a la propia logística (talleres, inspección de camiones, empresas de trabajo temporal, etc.) y también empresas ligadas a la automoción, venta de coches y camiones, naves escaparate, entidades bancarias, estación de servicio, etc.

foto

Plano de desarrollo del parque, con las diferentes zonas delimitadas en colores naranja, rojo y azul.

El objetivo de Logisticspark Lisboa es erigirse en un parque muy funcional donde en unas 100 hectáreas se construirán 500.000 metros cuadrados de naves, dejando espacio suficiente para zonas de maniobras, áreas verdes, zonas de servicios, de aparcamientos, etc.

Además, en él se desarrollará una completa red de telecomunicaciones, otra red interna/externa de alta/baja tensión, red interna contra incendios (dentro y fuera de las nave), y red de abastecimiento.

También contará con instalación de red de fibra óptica en todo el parque, gracias también al hecho de estar situado al lado de la estación de tren, una línea que ya está cableada. Se trata de una línea actualmente de pasajeros (Lisboa-Porto) y que están intentando que se reconvierta, también, en una línea para mercancías. De hecho, esta estación nació ya con esta intención en un futuro, vista la imposibilidad de ampliar la estación de Vila Franca de Xira.

Por otra parte, de Logisticspark Lisboa destaca otra curiosidad: está situado junto al río, lo que les obliga a rellenar de tierra la zona a fin de situar la plataforma al mismo nivel que la estación.

Marcando estilo

Cabe remarcar que el modelo Abertis es un modelo innovador “poco común en Portugal, donde no existen parques tan completos como este”. Es un producto “pionero que permitirá contar con un parque logístico desarrollado con los mejores estándares europeos y con una vasta gama de servicios asociados".

A su término, se prevé que el parque conste de naves multicliente desarrolladas bajo la modalidad ‘llave en mano’ además de naves logísticas de transporte y mixtas. Con una óptima distribución interior, con oficinas integradas y altura libre de 10 metros. Contarán también con amplios patios de maniobra, numerosos muelles de carga y sistemas de protección antiincendios, cumpliendo así con las normativas vigentes desde 2008. Además, su diseño permitirá la entrada de luz natural.

Por otra parte, y siguiendo en la línea de los parques Abertis, Logisticspark Lisboa ofrecerá una serie de servicios a las empresas instaladas que aportarán un importante valor añadido al parque: desde servicios de seguridad - con un sistema de control de accesos con lectura de matrículas y vigilancia las 24 horas mediante circuito cerrado de televisión- hasta mantenimiento de las zonas comunes – limpieza de las vías públicas, mantenimiento del pavimento y el mobiliario urbano, de las zonas ajardinadas y el mantenimiento preventivo básico de las naves- además de sistemas de telecomunicaciones, servicios de administración, bancos y salas de reunión. Pero también, y pensando en los usuarios, contará con restaurantes, hotel, zonas ajardinadas que ocuparán un 10% del parque, zonas para formación, transporte público, zona deportiva, una zona comercial, etc. En cuanto a los transportistas, éstos contarán con servicios añadidos como estacionamiento vigilado, zonas de descanso, oficinas, estación de servicio, zonas de aseo y servicio de inspección técnica de los vehículos.

Otro punto importante de este parque es la intermodalidad. Se trata de un concepto básico tanto en este parque como los desarrollados por Abertis en general, “una de las premisas básicas al pensar el parque, aunque ya es obvio teniendo una estación al lado, con la que actualmente estamos negociando una mayor uso para mercancías”.

La idea sería subir las mercancías por el Tajo, descargar al lado de la vía, y enlazar con el tren. “Es un proyecto posible técnicamente, pero falta ver si lo será económicamente (...) pero hay que decir que si estos proyecto llegan a buen puerto, sería genial, pero que si no prosperan, tampoco supondrán un gran problema para el desarrollo económico del parque”.

Y este parque, siguiendo también el modelo Abertis, estará en régimen de alquiler, con todas las condiciones negociables (como el tiempo de alquiler, etc.). “Este es uno de los factores que queremos que nos diferencien respecto otros operadores”.

foto
Amplias zonas de maniobras, naves multicliente de alta calidad y naves logísticas para grandes operadores, conforman una parte de la amplia oferta de Logisticspark Lisboa.

Pensado como un nuevo paradigma para el sistema logístico portugués, entre sus objetivos destaca la intención de racionalizar la actividad logística, ordenando el territorio y atraer nuevos agentes logísticos, fomentar la intermodalidad, promover los beneficios ambientales –reduciendo las emisiones y concentrando las actividades que se encuentran dispersas o mal ubicadas- contribuir asimismo al desarrollo económico del país y de algunas zonas en concreto y aumentar la competitividad promoviendo infraestructuras que potencien dicho desarrollo de actividades relacionadas con el transporte.

Logisticspark Lisboa tiene una inversión prevista de 265 millones de euros y supondrá la creación de unos 5.000 puestos de trabajo directos y se calcula que unos 12.500 de indirectos. Sus 100 hectáreas de superficie se repartirán en unos 499.700 metros cuadrados de área bruta de construcción máxima, con una volumetría de 6.80.135 metros cúbicos, unos 120.0000 metros cuadrados de áreas verdes, 90.400 metros cuadrados de red viaria y un área pavimentada de 190.000 metros cuadrados. Asimismo, contará con 9.180 plazas de aparcamiento para vehículos ligeros y 1.114 plazas para vehículos pesados.

Siendo un proyecto a largo plazo, que se desarrollará en unos 10 años, Logisticspark Lisboa inicia un nuevo estilo de naves logísticas en Portugal. Así, la estrategia de la compañía pasa por desarrollar las primeras naves siguiendo el estándar, “para empezar a enseñar el modelo Abertis”. Las dos primeras naves en construirse ocuparán alrededor de 11.000 metros cuadrados y se comenzarán a construir sobre el segundo semestre de este año. Se prevé que en 2010 esté terminada una de las dos naves.