Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Ahora mismo el reto está en implementar fórmulas novedosas de comercialización”

Entrevista a Eloy Bohúa, director de Sima

Esther Güell12/05/2009
El mercado inmobiliario español afronta con incertidumbre la evolución de los próximos meses pero tiene a la vista algunos de los salones más relevantes para el sector. Es el caso de Sima – Salón Inmobiliario Internacional de Madrid - que abre sus puertas del 27 al 30 de este mes y que incluye en su agenda encuentros como es la 10ª edición de la Conferencia Inmobiliaria Madrid 2009, el foto Global Real Estate Congress o la entrega de los premios Asprima-Sima, además de un foro sobre inversión internacional en Brasil, el Foro Mint sobre nuevas tecnologías o la presentación del nuevo prototipo de Casa Solar y Villa Solar, en primicia. Eloy Bohúa, director del salón, nos explica en esta entrevista qué puede aportar Sima en estos momentos, cuáles son los retos con lo que se enfrenta un sector en horas bajas y en qué posición se encuentra el mercado inmobiliario de empresa.

La situación actual no augura grandes expectativas para los salones inmobiliarios. ¿Cómo afronta Sima esta convocatoria?

Con optimismo. Somos conscientes de la situación delicada que atraviesa el sector. Sin embargo, muchas de las más importantes promotoras españolas han vuelto a confiar en la feria, en su notable capacidad como herramienta comercial. Sin duda esta será una edición diferente a la de otros años, de transición, pero no dudo de que los expositores volverán a rentabilizar su presencia en Sima.

foto
Eloy Bohúa: “Aunque será una edición diferente a la de otros años, no dudo de que los expositores volverán a rentabilizar su presencia en Sima”.

Respecto años anteriores, ¿Qué ausencias o nuevas presencias se pueden destacar?

Hay ausencias, como no podía ser de otra manera. Permíteme que no dé nombres. Están en la mente de todos y su ausencia se debe sólo a problemas coyunturales, como situaciones concursales. Lo fundamental, insisto, es que muchas de las más importantes promotoras españolas estarán una edición más en la feria, como Metrovacesa, Reyal-Urbis, Vallehermoso, Afirma Grupo Inmobiliario, Diursa, Grupo Mahersol, Level, Bancaja Hábitat, Pryconsa, Hansa Urbana, Grupo Ferrocarril, TM Torreblanca, Zapata, Gestesa, Adrisa o Hercesa. Además, también han confirmado su presencia las más importantes entidades financieras españolas y numerosas instituciones públicas, como el Ministerio de Vivienda, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, que estarán representadas a través de Sepes, Arpegio y la Empresa Municipal de la Vivienda, respectivamente.

Con la construcción residencial frenando en seco... ¿Cree que sectores hasta ahora menos atractivos, como el industrial, pueden ser un revulsivo para el mercado inmobiliario?

Lo puede ser el industrial, como también el de oficinas o la rehabilitación. Es evidente de que el sector se encuentra en plena reorganización y redimensionamiento, y que el sector que resulte será, probablemente, muy diferente del actual. Pero no creo que el revulsivo del sector esté, sólo, fuera de la promoción. Ahora mismo el reto está en implementar fórmulas novedosas de comercialización, como ya está ocurriendo con el alquiler con derecho a compra, en dirigirse a nichos concretos de compradores y, por supuesto, en ajustar la demanda a las necesidades reales, tanto cuantitativas como cualitativas, de la demanda.

foto
Sima 2009 incluye la 10ª edición de la Conferencia Inmobiliaria de Madrid y la 6º entrega de premios Asprima-Sima, entre otros actos.
"El sector inmobiliario se encuentra en plena reorganización y redimensionamiento, y que el sector que resulte será, probablemente, muy diferente del actual"

Algunos sectores apuntan que el principal problema no es que no haya iniciativas sino la falta de financiación. ¿Qué puede aportar un salón como Sima para reactivar el sector?

En ningún caso solucionar los problemas de la financiación, si bien es cierto que en las últimas semanas empieza a apreciarse cierta recuperación en los niveles del crédito hipotecario. La feria siempre ha sido el mejor espacio para el encuentro de la oferta y la demanda, y creo que ésta debe seguir siendo la principal aportación al sector inmobiliario español. En definitiva, un lugar para el negocio, para el establecimiento de contactos profesionales, para dar a conocer novedades y para compartir experiencias.

Reactivar la demanda es otra de las necesidades del mercado... ¿Cuáles serían las mejores estrategias en estos momentos?

Es muy difícil contestar a esta pregunta, porque estas estrategias dependen de muchos factores, tanto endógenos como exógenos a las empresas y el sector inmobiliario. Sin duda, el sector inmobiliario se vería notablemente beneficiado si el pesimismo sobre la evolución de la economía decayera y mejorara el acceso a recursos financieros, tanto por el comprador de una vivienda como por su promotor.

El mercado internacional está siendo uno de los segmentos que más crece en los últimos años en las ferias inmobiliarias...¿El negocio ya no está aquí?

El negocio sigue estando aquí, pero también fuera. Y por dos razones. España es un mercado interesante para los promotores extranjeros, que entre nosotros encuentran numerosas oportunidades para canalizar inversión hacia sus respectivos países. Cada vez son más los españoles que adquieren propiedades en el extranjero y esto, naturalmente, anima el interés de empresas internacionales. Por otra parte, es innegable la expansión internacional de las promotoras españolas, que intentan compensar fuera la caída del negocio interno.

foto
La inversión internacional, con un foro sobre ésta en Brasil u oportunidades de negocio en Urugay, serán otros de los atractivos de esta edición de Sima.

Para finalizar, en su opinión, ¿Qué evolución se espera del mercado inmobiliario, especialmente el industrial y terciario, para los próximos meses?

Creo que la actual situación económica ha terminado por desmentir todos los pronósticos. No me gustaría caer en el mismo error. Lo único cierto es que cualquier pronóstico está a merced de una recuperación en los índices de confianza económica y de los flujos de financiación existentes antes que de que estallara la crisis.