Nuevos polígonos: áreas de alto valor añadido

Mónica Daluz20/01/2009

20 de enero de 2009

foto
Tras el boom industrial de la década de los 60, período en el que entra en España el capital, tanto nacional como extranjero, y momento en que comienza a verse con claridad que las industrias no pueden permanecer diseminadas entre las calles de la ciudad, nos encontramos ahora con todo un país plagado de polígonos, a menudo instalados de forma completamente anárquica y sin justificación urbanística. Pero, a su vez, nos encontramos modernos polígonos, construidos siguiendo criterios calidad constructiva, medioambiental y de servicios a los que para acceder no hay más que una precaria carretera comarcal.

El presente reportaje da prueba de estas contradicciones y plantea el reto que supone, para empresas y administraciones, lograr polígonos industriales de alto valor añadido.