King Sturge presenta las tendencias clave para la inversión en 2008

Londres, París, Múnich y Madrid, principales destinos de inversión en Europa 2008

Redacción Interempresas15/01/2008

15 de enero de 2008

King Sturge ha presentado su último informe que incluye las perspectivas para la inversión inmobiliaria en Europa para el año 2008. En él se analizan los valores del mercado europeo que se prevén para el presente ejercicio, como son la repercusión de la crisis 'subprime', el reajuste de los precios y las principales plazas de inversión.
Según las conclusiones del informe, Londres, París, Múnich y Madrid seguirán siendo las más atractivas para los inversores. Son los mercados más notables por el momento y ofrecerán una demanda constante a lo largo del ciclo empresarial.

En cuanto a los mercados más ajustados, a pesar de algunas incertidumbres en los mercados financieros, Europa Continental cuenta con bases firmes a largo plazo: una perspectiva macroeconómica sólida, economías saneadas y una mejora de la demanda. Asimismo, la consultora apunta que los mercados inmobiliarios de la CEE, como Europa Central y del Este, representan una oportunidad real de invertir en activos con buenas rentabilidades. Algunos mercados, como Varsovia y Estambul, están experimentando una importante subida en las rentas anuales. Sin embargo detecta una cierta cautela entre los inversores, que darán una mayor importancia a las estrategias de inversión sofisticadas, con una mayor diversificación de los mercados, basándose en los estudios de mercado de consultoras inmobiliarias.

Europa Continental puede superar en 2008 la crisis financiera de 2007

El informe apunta que la crisis del mercado crediticio 'subprime' (hipotecas de alto riesgo) en EE UU ha tenido una fuerte repercusión en Europa y, en el caso del Reino Unido, aprecia un enfriamiento en los mercados residencial y de retail. Por ello, concluye que es probable que el viejo continente no se libre de sufrir una desaceleración en 2008.

Sin embargo, y gracias a una política crediticia más responsable, Europa Continental prevé que en 2008 se supere la crisis financiera de 2007. Las economías europeas parecen estar en buena forma y se estima que la desaceleración no será demasiado drástica.

Asimismo, se prevé que las economías de Europa Central y del Este, así como las economías emergentes europeas, mantendrán el crecimiento positivo en 2008, impulsado por un consumo interno fuerte, si bien existen algunas preocupaciones en torno a la financiación por parte de los bancos.

foto
Foto: Anthony Harbison.

El futuro de los precios

El reajuste de los precios en el mercado inmobiliario europeo provocará una subida de las primas de riesgo en el sector retail, por lo que en los próximos meses se apreciará una disminución de las rentabilidades en inversión.

No obstante, desde King Sturge se espera también una compresión de las rentabilidades en los mercados secundarios y/o emergentes, como Turquía, Rusia y Ucrania. Además, los inversores alternativos podrían experimentar también una disminución de las rentabilidades.

En 2008, el nivel más elevado de actividad en inversión inmobiliaria se apreciará en Francia y Alemania. También tendrán una actividad significativa los mercados nuevos y emergentes europeos, siendo los mejores ejemplos Polonia, Eslovaquia, Bulgaria y Turquía.

La inversión apuesta por Europa

Las perspectivas para la inversión inmobiliaria en 2008 siguen siendo optimistas, gracias a la existencia de una importante demanda de activos, impulsada por el crecimiento económico positivo, las bases sólidas de la demanda y la oferta continua en el mercado de alquiler.

Asimismo, la aversión al riesgo puede dar lugar a que exista un mayor interés hacia el stock de calidad en zonas ‘prime’ en aquellos mercados donde se prevé una subida de las rentas. En este sentido, desde la consultora afirman que inversores y compradores institucionales esperan que se produzca una corrección en el mercado durante los seis primeros meses de 2008, en los que se abaratará temporalmente el precio de los inmuebles.

Además, apunta que, en los últimos meses, se ha apreciado un fuerte incremento de capitales que tiene como objetivo invertir en los mercados europeos. Esta tendencia continuará dando a este tipo de inversor un mayor papel en el mercado. Si bien, no es probable que los inmuebles generen las sustanciosas rentabilidades de los últimos años, una buena gestión de los activos, acompañada de un aumento de la demanda, podría contrarrestar la disminución a corto plazo del valor del capital y proporcionar una buena base para el rendimiento en el futuro.

En este sentido, cabe destacar que un gran número de inversores está considerando alternativas en la inversión como hoteles, proyectos de infraestructuras o aparcamientos, previendo mejores rentabilidades o una manera de reducir el riesgo en un entorno financiero como el actual.