La tercera fase del parque industrial supondrá más de 20.000 metros cuadrados nuevos

Parque industrial Semolilla, al oeste de Murcia, acomete su tercera ampliación

Redacción Interempresas15/03/2008

15 de marzo de 2008

El parque industrial que el Grupo Semolilla tiene en Abanilla, ha iniciado su tercera ampliación en la que entrarán más de 20.000 metros cuadrados, lo que convertirá en un polígono de más de medio millón de metros cuadrados, con 460.000 metros cuadrados de manzanas industriales.
foto
Grupo Semolilla está ampliando en 20.000 m2 su parque empresarial de Albanilla.
El parque se ubica en un entorno de servicios de valor añadido como un parque de bomberos, una depuradora, una caseta postal y otros del sector servicio (bares, un restaurante, un hotel, una estación de servicio, centros de lavado a alta presión, máquinas automáticas, aire, agua, etc.).

Un polígono de calidad en pleno eje Yecla-San Javier

Situado en un entorno industrial consolidado, el parque industrial Semolilla se encuentra en el eje de comunicaciones entre Yecla y San Javier, a 10 minutos de la autovía del Mediterráneo y a 5 minutos de la autovía Benferri -Torrevieja. Además, está previsto que una futura autovía directa una Yecla con San Javier tras la inversión de 300 millones de euros que realizarán los gobiernos autónomos de Murcia y la Comunidad valenciana, en una infraestructura que tendrá once enlaces y cuatro carriles. La construcción de esta autovía supondrá un importante desarrollo industrial para el polígono, aportando un mayor tránsito de transporte pesado, la conexión entre Yecla Santomera y San Javier y mejorando las comunicaciones del altiplano con el centro y la costa de la Región de Murcia. Todo ello además, impulsará el desarrollo económico y social de la comarca y del municipio de Abanilla.
foto
Las naves del parque se comercializan en régimen de alquiler, con opción a compra y venta financiada.

Una completa oferta de naves de calidad

La edificación industrial del parque pone a disposición de las empresas interesadas naves de calidad con un seguro decenal de daños a la edificación. Asimismo, las naves están construidas con criterios contra incendios y tratamiento ignífugo en las estructuras, mientras que las divisiones intermedias de las naves sobresalen un metro por encima de la terminación. La estructura metálica por su parte posee un tratamiento a base de lana de roca proyectada o pintura intumescente que garantiza una resistencia al fuego de grado RF-90.

Asimismo, si fuera necesario y en el caso de realizar oficinas, éstas se entregan totalmente terminadas, con servicio eléctrico funcional, líneas independientes de SAI, teléfono y datos, luces, mecanismos, fontanería, carpintería, pintura y escayola, alicatados, etc. De igual manera, Grupo Semolilla puede estudiar la ejecución de instalaciones especiales según las necesidades de cada cliente: muelles de carga, puentes grúa, desagües alimentarios, etc. En cuanto a su construcción, las cubiertas son tipo sándwich, con doble capa prelacada y aislamiento térmico interior. Cuentan además con lucernarios formados por placas dobles de policarbonato celular, dispuestas en zig-zag para optimizar la luminosidad (10 por ciento de luz mínimo) e incluyen aireadores lacados en blanco o similar.

En su interior, las naves disponen de acometidas de agua potable, luz, saneamiento, teléfono y puertas de entrada de chapa preleva, con entrada individual.