El Incasol promueve más de 28 ha de suelo industrial en Santa Margarida de Montbui, Anoia (Barcelona)

27/11/2007

Ha iniciado el proceso de licitación de las obras de urbanización del sector Plans de la Tossa, con una inversión de más de 7 millones de euros

foto
Proyecto de parcelación del sector Els Plans de la Tossa
El Institut Català del Sòl (Incasol), dependiente de la Generalitat de Catalunya, urbanizará 28,64 hectáreas de suelo destinado a usos industriales y económicos. Se trata del nuevo sector Plans de la Tossa, de Santa Margarida de Montbui (en la comarca del Anoia, Barcelona). Las obras tienen un presupuesto de 7,37 millones de euros y un plazo de ejecución de 15 meses. Esta actuación se inscribe dentro del programa del suelo 2005-2008 promovido por los departamentos de Política Territorial y Obras Públicas y el de Medio Ambiente y Vivienda, que tiene como objetivo cubrir la demanda de suelo industrial para potenciar la competitividad del país y contribuir a su equilibrio territorial.

El nuevo polígono que promueve Incasol aportará al municipio suelo industrial a precio de coste, dotado de servicios necesarios para favorecer la implantación de nuevas industrias y renovar las existentes, estimulando así la inversión en el municipio y activar el mercado laboral. Además, dicha actuación permite obtener suelo público que se cederá gratuitamente al Ayuntamiento para crear también nuevos equipamientos para los núcleos ya existentes.

El nuevo sector Els Plans de la Tossa

El sector Els Plans de la Tossa está situado en los dos lados de la carretera C-37, que une Igualada con Valls, a medio camino entre el núcleo antiguo de Santa Margarida de Montbui y el barrio de Sant Maure. Se trata de una situación estratégica en relación con la futura ronda sur con Igualada. El sector además limita al norte con esta futura vía.

El proyecto del Incasol prevé una urbanización que minimice al máximo el impacto medioambiental. En este sentido, todas las calles se han trazado respetando el recorrido de los caminos y la industria existente. La calle que transcurre paralela al torrente además tiene una acera con árboles, con 5 metros de margen reservados, hasta el límite con las parcelas, para la protección de espacios fluviales.

De las 28,64 hectáreas, el 56 por ciento están destinadas a la industria aislada (grande y pequeña) y entre medianeras y el 44 por ciento restante se destinarán a zonas verdes, equipamientos y viales. Las edificaciones aisladas se dispondrán en el perímetro del sector y las construcciones entre medianeras quedarán en la parte interior. Con esta estructura se pretende minimizar el impacto visual del polígono en el territorio.

El acceso a Els Plans de la Tossa es por la rotonda situada en el norte, que comunica las dos caras del polígono, y también por la C-37 y la futura ronda sur de Igualada. La C-37 enlaza, por su extremo sur, con el núcleo antiguo de la población y sigue en dirección a Valls; por el norte, conecta con el actual barrio de Sant Maure e Igualada.

El Incasol también se promociona en SIMA2007

Por tercer año consecutivo, el Incasol participó en la edición 2007 del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), donde ha presentado el Programa de Suelo de la Generalitat de Catalunya y que supone la urbanización de 3.600 hectáreas de suelo para actividades económicas, distribuidas en 85 nuevos sectores, además de 2.400 para suelo residencial. El stand del Incasol mostró las grandes transformaciones que el ejecutivo catalán está impulsando en el área metropolitana de Barcelona, en la segunda corona de la ciudad. El Programa de uelo plantea dos tipos de actuaciones a desarrollar: las estratégicas y las de reequilibrio territorial; las primeras se centran en la vertebración y estructuración del territorio, y las otras en la renovación urbana.

Gran parte de estas operaciones serán gestionadas de forma concertada entre el Incasol y ayuntamientos del entorno mediante la constitución de consorcios. En el tema industrial, las actuaciones de tipo estratégico tendrán vocación plurimunicipal y se situarán en aquellos ejes del territorio donde existe una importante demanda de asentamiento de actividad económica, todas ellas vinculadas a las principales vías de comunicación. Con sectores de una dimensión media de 75 hectáreas, su objetivo es concentrar la actividad económica a fin de evitar la dispersión. En cuanto a las actuaciones industriales reequilibradoras de territorio, éstas serán de menor envergadura que las estratégicas, con una media de 30 hectáreas, y tienen una clara vocación local.