Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Goodman desarrolla un centro industrial para Leventon en St. Esteve Sesrovires (Barcelona)

21/12/2016
foto

Goodman Group, grupo integrado de propiedad, promoción y gestión de propiedades inmobiliarias logísticas, desarrollará un nuevo centro industrial de 10.000 m² para Leventon, compañía de alcance internacional dedicada a la I+D, producción y comercialización de dispositivos médicos desechables (sistemas de infusión). Adicionalmente, un módulo de 7.000 m² estará disponible en alquiler.

Las obras de construcción comenzarán el próximo mes de enero y estarán terminadas en verano de 2017. Se trata del tercer desarrollo inmobiliario de Goodman en el polígono industrial Can Margarit en Sant Esteve Sesrovires, situado cerca de Barcelona.

Leventon requería una nueva solución inmobiliaria industrial polivalente en Sant Esteve Sesrovires, donde ya opera desde hace 15 años, que le permitiera hacer crecer su negocio. La solución propuesta por Goodman proporciona a Leventon más espacio, unas instalaciones modernas para incrementar su eficiencia operativa y la posibilidad para una ampliación futura.

“El nuevo centro industrial es fundamental en nuestra estrategia de crecimiento, pues nos permitirá expandir nuestra capacidad de producción —cuadriplicar fabricación en Sala Limpia y duplicar medios de esterilización— contando con los últimos avances tecnológicos para lo que destinamos una cifra de inversión de 4 millones de euros” comentó Francesc Cuxart, consejero delegado de Leventon.

Este nuevo centro industrial contará con un total de 17.000 m² de espacio y estará dotado con sistemas de iluminación a través de LED y sensores de movimiento, aprovechamiento de la luz natural y recuperación de aguas pluviales. Goodman solicitará la certificación Breeam Good una vez finalizada la obra.

Los 7.000 m² restantes, disponibles para alquiler, responden a la alta demanda y escasa oferta de naves logísticas de clase A disponibles en la región de Barcelona.

El nuevo centro industrial se beneficiará de un rápido acceso a la autopista AP-7 y a la autovía A-2 para su conexión con Barcelona. La nueva instalación está situada en un enclave ideal para la distribución a nivel nacional e internacional, por su proximidad a Barcelona, a tan solo 35 kilómetros, desde donde se gestiona una cuarta parte de todo el comercio exterior de España.