Elche amplía su parque industrial en 827.000 metros cuadrados por la demanda de nuevas empresas

09/03/2007

9 de marzo de 2007

La industria de Elche quiere ir más allá de su tradicional vinculación al mundo del calzado. La creciente demanda de nuevas empresas que quieren incorporarse en el enclave económico de Torellano-Saladas o de otras ya instaladas que necesitan más espacio ha supuesto la aprobación del consejo de administración de la empresa municipal Pimesa de la adjudicación de las obras de urbanización de la tercera ampliación del parque a las empresas Vías y Construcciones e Ilidexsa por un importe de más de 20 millones de euros.

Las obras de ampliación del parque industrial de Elche empezarán una vez se apruebe el proyecto de reparcelación por parte del ayuntamiento. Abarcarán 827.000 metros cuadrados de superficie que generarán más de 426.000 metros cuadrados de parcelas, con un aprovechamiento total de casi 455.000 metros cuadrados. Pimesa comercializará más de 170.000 metros cuadrados de parcela de suelo industrial y terciario. La inversión total prevista en esta ampliación asciende a 47 millones de euros. Con esta ampliación, el parque industrial de Elche llegará a tener casi 3 millones de metros cuadrados de extensión y la inversión total en su urbanización superará los 77 millones de euros. Con el desarrollo de la próxima zona, el parque industrial albergará hasta 550 empresas que diversificarán la economía e industria local en un momento en que el calzado está sufriendo una importante reestructuración con cierre de empresas y pérdida de empleo.

El parque industrial de Elche empezó su andadura hace 15 años de la mano de la sociedad municipal Promociones e Iniciativas Municipales de Elche, S.A.(Pimesa) y prevé su finalización para 2008. La idea de la actuación “Elche, parque industrial” ha sido incrementar la oferta de suelo público para la instalación de empresas y ofrecer una buena relación calidad-precio, así como garantizar la dotación de infraestructuras modernas y con visión de futuro, acordes con los requerimientos de todo proyecto de inversión que se quiera introducir. Inicialmente, en el sector predominaban las empresas vinculadas a la industria del calzado, pero en las últimas fases la diversificación de las empresas se ha incrementado notablemente con la implantación de empresas del sector del transporte vinculadas a grandes proyectos de logística y distribución, así como la mayor participación de otros sectores como el editorial, textil, metalurgia, alimentación y construcción de maquinaria.

El parque industrial de Elche rompe con el tradicional concepto de polígono industrial, pues su configuración urbanística se basa en un sistema de bulevares que articulan una trama ortogonal de vías de circulación de amplia sección, facilitando la accesibilidad a las instalaciones industriales. Destacan también las zonas verdes y la abundancia de aparcamientos públicos.

En la actualidad, en el parque industrial de Elche hay ya asentadas unas 350 empresas con un total de 6.000 trabajadores.