Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El Cuaderno 14 del Pacte Industrial ‘Guía de iniciativas locales hacia la transición energética en los polígonos industriales’

Impulsar la transición energética en los polígonos, una gran oportunidad para potenciar la industria desde los municipios

Redacción Interempresas22/08/2016

El Pacte Industrial de la Regió Metropolitana de Barcelona presentó el documento ‘Guía de iniciativas locales hacia la transición energética en los polígonos industriales’, informe dirigido por Verónica Kuchinow y Anna Lluís, de Símbiosy y que se convierte en el 14º número de la colección de Cuadernos de la asociación Pacte Industrial, que coordina Carles Rivera.

foto
De izq. a dcha.: Verónica Kuchinow, Ana María Martínez y Carles Ruiz.

La presentación se celebró en la Masia Can Serra de Rubí (Barcelona) en el marco de una jornada bajo el título ‘La transición energética en los polígonos industriales: una oportunidad para el mundo local’, que contó con la participación de Ana María Martínez, alcaldesa de Rubí; Carles Ruiz, presidente del Comité Ejecutivo de Pacte Industrial y alcade de Viladecans; Eloy Álvarez Pelegry, director de la Cátedra de Energía de Orkestra, Instituto Vasco de Competitividad; Carles Riba, director del CDEI-UPC y presidente del CMES (colectivo para un nuevo modelo energético y social sostenible), y Carlos Rodríguez, director de UPIC (Unió de Polígons Industrials de Catalunya). También se presentaron algunos de los proyectos de transición energética que aparecen en el Quadern 14, concretamente los impulsados por los ayuntamientos de Rubí, Viladecans, Granollers, Mataró, Barberà del Vallès y Sabadell, y que fueron explicados por sus responsables.

El objetivo de este cuaderno ‘Quadern 14’ es aportar a los responsables municipales y agentes económicos y sociales locales orientaciones y casos prácticos que les ayuden a desarrollar el gran potencial que tienen para impulsar el proceso de transición energética, partiendo de acciones en sus polígonos industriales. Impulsar la transición energética será, según el estudio, una inversión que contribuirá en el futuro a evitar mayores costes derivados del cambio climático.

Cambios necesarios para la transición energética

El suministro de energía del futuro, teniendo en cuenta el cambio climático y la escasez de los combustibles fósiles, sólo podrá ser garantizado a base de un incremento de las fuentes de energía renovable y una mayor eficiencia en su uso, base de la transición energética. Pero por esta razón, es necesaria una adaptación de los mercados energéticos, de las tecnologías y de las políticas que fomenten la generación de renovables en redes distribuidas, en contraposición a las centralizadas convencionales.

Los entes locales y los polígonos, en el centro del nuevo modelo

Las entidades locales pueden ejercer un papel muy importante en las iniciativas de energía sostenible. Pueden liderarlas, proveer financiación, actuar como dinamizadores de comunidades, actuar como agencias de energía, comercializadores de energía... La generación distribuida a partir de energías renovables sitúa a los ciudadanos y especialmente los polígonos industriales en el centro del nuevo modelo energético. El polígono industrial es un buen lugar, dentro de las ciudades, donde iniciar la construcción de este modelo de generación distribuida: es un espacio delimitado donde se agrupan grandes consumidores de energía y grandes generadores potenciales.

Nuevas oportunidades

El nuevo modelo energético abre a la industria las puertas de nuevos mercados y oportunidades de negocio: por un lado en el sector puramente eléctrico (empresas generadoras y comercializadoras locales de energía), y por otro, en nuevos sectores como la rehabilitación o regeneración de edificios, sector con un enorme potencial de generación de puestos de trabajo y una oportunidad para la reconversión para el sector de la construcción. También presenta oportunidades en nuevos materiales, innovación tecnológica, tecnología de la información, electrónica, etc. Las inversiones públicas en transición energética hacia las actividades industriales tienen un retorno evidente en la creación de puestos de trabajo y de riqueza para el mismo territorio.

Requerimientos para la transición energética en la industria

La transición energética requiere, en primer lugar, una voluntad política decidida para impulsarla. Este proceso también implica colaboración entre empresas, con la Administración, con las compañías subministradoras, tecnológicas, etc. pero sobre todo la voluntad de compartir. Es por eso que, para el éxito de las iniciativas hacia una transición energética en polígonos industriales, es indispensable la existencia de asociaciones de empresas de polígonos. Así mismo, también estarán más bien posicionados esos espacios industriales que dispongan de una infraestructura básica de telecomunicaciones (fibra óptica) y buen servicios energéticos (electricidad, gas).

La transición energética conduce a la digitalización de una Industria 4.0 y a una electrificación también digital. El conjunto de tecnologías descentralizadas: fotovoltaicas, eólica, biogás, geotermia, minihidráulica, baterías, etc. se pone a disposición en unas redes que necesitan doble sentido de circulación, con inteligencia y con capacidad de integrar a los consumidores, anticipar sus tendencias y garantizar la máxima eficiencia.