La consultora Tobalina revela en un estudio que sólo el 18% de las empresas de Lleida tienen dirección logística

23/11/2006

Las técnicas logísticas de gestión de almacenes y la gestión de stocks son las más usadas entre el empresariado leridano.

foto
La consultoría de implantación integral Tobalina Consulting ha inaugurado su nueva delegación en Lleida con la realización del informe “Primer estudio del nivel organizativo de las empresas de Lleida”. Se trata de un estudio en que durante 13 meses se ha encuestado a más de 400 empresas, la gran mayoría con una facturación inferior a los 15 millones de euros y con menos de 50 empleados, que reflejan el tejido empresarial de la provincia compuesto básicamente por pymes. A todas ellas se les enviaron casi 60 preguntas sobre diferentes apartado de su organización interna, siendo la logística uno de los más consultados.

Una de las conclusiones verticales del estudio destaca que “Hay una ausencia de planificación detallada de las diferentes actividades de la empresa y de la utilización de sus recursos. Existe por lo tanto, en una parte importante de las empresas una cultura de improvisación, más que de planificación, punto éste que cabe corregir con urgencia ya que es una de las causas fundamentales de pérdida de productividad de las compañías, y en algunos casos de cierre”. Respecto a la organización logística, sólo 2 de cada diez empresas consultadas constan de un departamento o un cargo de Director de Logística. Las técnicas de logística más utilizadas son la Gestión de Almacenes y la Gestión de Stocks y las que menos, Supply Chain Management y Gestión de Distribución. Además, un 70% considera que dichas técnicas logísticas se pueden aplicar tanto a pymes como a grandes clientes. Sólo el 22% estima que son más aplicables en grandes empresas que en pequeñas y medianas empresas.

Del informe se extrae también la idea que sólo el 32% utilizan el sistema Fifo (First in, First Out), que se utiliza en los almacenes de manera que los productos que llegan en primer lugar al almacén, son a su vez los primeros en expedirse. Esta herramienta facilita el seguimiento de la trazabilidad. Asimismo, el 33% asegura que no sigue la trazabilidad porque algunos sectores aún no exigen su cumplimiento (la trazabilidad del producto es uno de los aspectos de la logística con más implantación, ante todo en sectores como la alimentación, después de la Ley del 2005). Por último, cabe destacar que sólo 23% de las empresas consultadas tiene un sistema informático para la gestión del almacén integrado en el ERP o aparte. Actualmente, el almacén se considera un valor añadido en cadena de suministro y distribución, donde una alta tecnología de equipos de manutención y de información on-line gestionan productivamente esta área dando un nivel de servicio al cliente, rotación y disminución de stocks a costes más bajos que la competencia.