Mafort vende la antigua planta de Tracoinsa en Almussafes a Arborea Desarrollos Inmobiliarios

24/10/2006

El grupo valenciano adquiere también la factoría de Sáez Merino en Cheste y Fundex en Massalaves.

foto
El grupo inmobiliario Mafort ha vendido a Arborea Desarrollo Inmobiliarios la antigua planta que el grupo catalán Tracoinsa poseía en el parque de proveedores Juan Carlos I de Almussafes (Valencia).

Mafort, compañía especializada en el desarrollo de suelo industrial y naves llave en mano, adquirió hace unos meses la factoría y una parcela de suelo industrial anexa.

En principio, la idea inicial del grupo inmobiliario era ceder la nave ya construida, de 7.754 m2, y desarrollar una instalación a medida en los otros 8.644 m2 destinada a venta o alquiler. El resultado final ha sido la venta de los dos inmuebles a la inmobiliaria Arborea.

Desde el grupo inmobiliario Mafort comentan que la dificultad para conseguir suelo suficiente y el largo plazo necesario para transformar el suelo y recalificarlo ha hecho que la compra de fábricas que ya tienen la clasificación de suelo industrial en el área metropolitana de Valencia haya ganado fuerza. Mafort tiene también actuaciones de suelo industrial en Ribarroja, donde tiene su sede y dispone de 80.000 m2. Junto a estos espacios previstos para clientes logísticos o que demanden gran cantidad de espacio, el grupo también está desarrollando 150.000 m2 en el polígono La Coma de Picassent, con parcelas desde 300 a 20.000 m2.

De igual modo, Mafort ha realizado también su desarrollo fuera de Valencia. En Castellón, la firma inmobiliaria ha conseguido la licencia para promover un polígono de 200.000 m2 en Moncófar, con una inversión en la urbanización de unos 9,6 millones de euros. Asimismo, en Alicante, Mafort ha adquirido ya 30.000 m2 en Muchamiel e Ibi, y también estudia adquirir terrenos en Villena para cubrir el eje logístico entre Alicante y Murcia. El grupo, que prevé facturar 50 millones de euros este año, cree que duplicará esta cifra en 2007 gracias a estos nuevos proyectos.

Por otro lado, el grupo valenciano ha adquirido mediante un acuerdo los 95.000 m2 que posee la firma Sáez Merino en Cheste, cerca de la autovía de Madrid y la antigua central de Fundex en Masalaves con 45.000 m2 con accesos próximos a la A-7. Mafort pretende derribar las edificaciones actuales, con 58 y 29 mil m2 construidos, para ofrecer los terrenos como futuras plataformas logísticas a uno o varios operadores, mediante la venta directa una vez edificados o en régimen de alquileres. La compañía compradora, cuenta con más de 70.000 m2 de suelo industrial en alquiler, principalmente en Ribarroja.