Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Moryat encarga a Napisa la construcción de una nave en el Polígono Industrial de Vallecas

27/09/2006

El solar ocupa una superficie de 5.200 m2 y la ocupación en planta es del 100%.

foto
El Grupo Moryat ha encargado a Napisa la construcción de una nave industrial de 5.200 m2 cuya ocupación en planta es del 100%. La obra está situada en el Polígono Industrial de Vallecas y tiene forma de trapecio irregular. El jefe de obra de Napisa, Manuel Besteiro, explica que la edificación cuenta con tres plantas. El sótano está destinado al garaje. Allí se accede mediante dos rampas a ambos lados de una central que da acceso al interior de la planta baja, que cuenta con 18 naves con una entreplanta de oficinas cada una. Ocho de estas naves se comunican con la calle principal. Además, hay una primera planta con 21 naves, comunicadas con el garaje por dos montacargas. Las sobrecargas son de 1.250 kg/m2 para el forjado de la planta baja en la zona de naves y de 2.500 kg/m2 para el patio central. Las entreplantas de la oficina están calculadas para una sobrecarga de 200 kg/m2 mientras que las naves de la primera planta soportan una carga de 1.200 kg/m2.

Desde Napisa informan que la fachada es de panel de hormigón con acabado de china blanca que resalta la carpintería de aluminio azul oscuro, lo que da a la construcción el aspecto característico de las promociones del Grupo Moryat. Asimismo, la cubierta es de panel sándwich in situ a un agua hacia el patio central. Manuel Besteiro comenta que la estructura del sótano es de hormigón in situ con muros a una cara de hasta 3,7 m de altura y zapatas aisladas en el interior. El forjado en la planta Baja es reticular y tiene un canto de 40 + 5 sobre el que van placas metálicas de anclaje que reciben la estructura metálica de las plantas superiores.

Cabe destacar que los niveles de forjado varían en la parte frontal de la obra siguiendo la pendiente descendente de la acera, mientras que la parte trasera se encuentra 1 m sobre el nivel de la acera en el eje de la edificación. Al patio central se accede desde la calle por medio de una rampa situada en el eje de edificación, al lado de la cual se encuentran dos rampas laterales que dan acceso al sótano. Desde Napisa comentan también que la estructura de la primera y planta baja es metálica, con uniones soldadas. Las particiones son de panel macizo de hormigón colocadas entre pilares. Los forjados de entreplanta y primera planta son de placas alveolares de 20 cm de canto, con una capa de compresión de 5 cm. Debido a la necesidad de montar estos prefabricados de hormigón, se han utilizado en la obra grúas móviles desde el interior, que obligó a plantear la obra en dos fases: una para el perímetro de la construcción y otra para la parte central.