Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

El mercado logístico catalán tiene un stock disponible de 265.000 m²

20/07/2015

Según datos de Cushman & Wakefield, la consultora inmobiliaria internacional de capital privado más grande del mundo, el mercado logístico catalán tiene un stock disponible de 265.000 metros cuadrados. No obstante, una gran parte de esta superficie, un total de 110.000 metros cuadrados que representan el 41,51%, se concentra en un radio de 30 a 40 kilómetros alrededor de la ciudad de Barcelona.

La superficie media contratada en los dos últimos años también ha aumentado, llegando a los 5.600 metros cuadrados sólo de almacén. También es en el área metropolitana de Barcelona donde se concentra el mayor número de espacio absorbido, con cerca de la mitad de las contrataciones de Cataluña.

La subida de la demanda también se refleja en la tasa de disponibilidad logística que, en este caso, sigue corrigiéndose a la baja. Actualmente, la cifra ha descendido hasta situarse al 11,50%, mientras que en el primer trimestre del año este porcentaje se situaba en el 19%, y en diciembre de 2013 llegó a superar el 24%.

Marc Relaño, Asociado de Business Space Agencia Industrial de Cushman & Wakefield, afirma que “considerando los últimos ritmos de absorción trimestrales, que alcanzan los 100.000 metros cuadrados de forma sostenida, el mercado logístico adolecerá de disponibilidad de espacio de calidad en el corto plazo. Falta de disponibilidad que a bien seguro empezará a presionar, durante este mismo año, las rentas al alza”.

Las rentas prime logísticas en Cataluña siguen manteniéndose para aquellos inmuebles ubicados en Barcelona y alrededores, destacando la ZAL (Zona de Actividades Logísticos) y el PLZF (Parc Logístic de la Zona Franca).

¿Cómo se calcula la evolución del mercado?

Según los expertos, hay dos signos inequívocos de la recuperación económica: la evolución del índice de los precios industriales y el interés de empresas en ocupar más espacio. Este último permite a los actores del mercado inmobiliario logístico conocer de primera mano la evolución de la actividad industrial.

Teniendo en cuenta que el interés de las empresas en ocupar nuevos espacios se transforma, finalmente, en nuevas contrataciones, también es posible prever la plausible evolución del mercado a través de la cuantificación de los metros ocupados y los metros disponibles. Mediante esta cuantificación, se puede conocer el tipo de inmuebles, de ubicación y de superficies absorbidas.