Posicionamos su web SEO / SEM

Gestinave e Ingenor promueven el Área de Piélagos-Villaescusa

03/07/2006

Se trata de un proyecto de más de 2 millones de m2 en el entorno de Santander.

foto
Un numeroso grupo de empresas radicadas en el entorno metropolitano de Santander, constituidas como grupo promotor de suelo industrial, ha tomado la iniciativa de promover una gran área industrial en un espacio de 2.100.000 de m2 situado en las inmediaciones de Santander.

Se trata del denominado Área de Interés Estratégico Piélagos-Villaescusa, de 2.100.000 m2, que ha de desarrollarse mediante la tramitación de un PSIR (Proyecto Singular de Interés Regional) y que estará promovida por un numeroso grupo de empresas radicadas en el entorno de Santander que están representadas por la consultora Ingenor y por la Inmobiliaria Gestinave. Este gran grupo empresarial cántabro va a resolver las necesidades de crecimiento y apertura de nuevos negocios mediante la promoción del área industrial para sus propias necesidades, aunque oferta superficie urbanizada suficiente como para que las promotoras de suelo industrial puedan plantear proyectos que satisfagan la gran demanda de naves para pymes existente. Asimismo se ha previsto dotar al área de una superficie de reserva para nuevos proyectos de inversión industrial que provengan de otras zonas.

Su situación, al pie del nudo de una nueva autopista en construcción, a diez minutos de Santander, su puerto y su aeropuerto, convierten esta área en idónea para el traslado a la misma de un gran número de empresas locales que necesitan imperiosamente crecer.

Con sus 700.000 m2 de parcelas urbanizadas, el Área Piélagos-Villaescusa se configura como el gran parque mixto industrial y logístico del entorno metropolitano de Santander. El área va a centrar su oferta inmobiliaria en los segmentos de mayor potencial de crecimiento: el logístico, donde se ofertarán parcelas entre 1.000 y 40.000 m2; el de grandes empresas, para edificaciones en el entorno de los 20.000 m2; y el destinado a pymes, con superficies entre 150 y 500 m2.

Ingenor, como impulsora del mayor grupo promotor privado de suelo industrial de Cantabria, está colaborando en el desarrollo de otras nuevas áreas industriales en la región, lo que va a permitir que, en corto plazo, la firme apuesta que el Gobierno de Cantabria ha hecho por el desarrollo industrial de resultados espectaculares.

foto
La región de Cantabria, que disfruta de una centrada localización en la Cornisa Cantábrica, se está configurando como el mejor área del Norte de España para la creación de grandes espacios industriales. Gracias al notable impulso dado para la finalización de la red de autopistas que conectan cómodamente la región con las comunidades vecinas se puede considerar ya resuelta la principal causa del retraso en el despegue industrial y tecnológico Cantabria.

Esta circunstancia explica la existencia de una fuerte demanda de suelo industrial proveniente tanto del empresariado local como del exterior. Sin embargo, la dramática escasez de suelo en condiciones de ser urbanizado existente hasta fechas recientes ha impedido el despegue de Cantabria como polo industrial del Norte, por lo que el Gobierno Regional ha instado recientemente modificaciones legales orientadas a la creación de mecanismos urbanísticos que permitan agilizar la urbanización de grandes espacios destinados al uso industrial.

Por medio de la aprobación de un instrumento de planeamiento territorial denominado Proyecto Singular de Interés Regional –PSIR- en Cantabria ya se dispone de la herramienta jurídico-urbanística idónea para resolver lo que estaba constituyendo un problema endémico en la región: la carencia de grandes espacios industriales a precio competitivo.

Mediante la figura de PSIR se han delimitado varias grandes áreas industriales en la región. Algunas, impulsadas por el Gobierno de Cantabria, ya están en proceso de urbanización y la fuerte demanda existe garantiza el rápido agotamiento de las parcelas disponibles. Los precios finales de la parcela urbanizada resultan muy atractivos para las empresas pues el suelo, que se expropia, y la urbanización del mismo se repercuten a coste. La tramitación de un PSIR, que es un Plan Parcial y un Proyecto de Urbanización tramitados conjuntamente, es muy rápida pues puede estar terminada en un año.

Aunque la iniciativa privada puede acompañar a la pública en la tramitación de un PSIR, hasta la fecha todos los tramitados los ha instado el Gobierno mediante un fuerte desembolso presupuestario que más adelante será recuperado con la adjudicación de las parcelas urbanizadas a los proyectos de inversión empresarial seleccionados.