Cuatro naves Prado conformarán la nueva planta de Fibroyeso de GFB

03/07/2006

Se trata de la planta que la empresa abrirá en Marina de Cudeyo (Cantabria)

foto

GFB de Cantabria S.A. ha elegido las soluciones constructivas de Prado para levantar su nueva planta de producción de fibroyeso en el municipio cántabro de Marina de Cudeyo. El proyecto completo de Prado consta de cuatro naves, cada una de ellas adecuada a una fase del proceso productivo y se prevé que estén concluidas antes del próximo verano.

Antes del próximo verano, Prado habrá terminado el montaje de las cuatro naves que compondrán la fábrica de paneles de fibroyeso, que GFB de Cantabria S.A. pondrá en funcionamiento en el municipio cántabro de Marina de Cudeyo.

foto
Para llevar a cabo las diferentes fases de producción del fibroyeso (calcinado de la piedra de yeso, desfibrado del papel, mezcla, fraguado y secado) era necesario disponer de las estructuras adecuadas, sin limitaciones de altura, luces o capacidad. Por ello, la solución constructiva elegida ha sido la realización de cuatro estructuras metálicas, cada una destinada a un uso distinto. Así, el proyecto completo consta de: dos naves almacén, una para yeso y otra para papel, una nave destinada al proceso de calcinación del yeso y una cuarta destinada a la producción del panel de fibroyeso. Las dos naves almacén y la nave para calcinación comparten algunas características comunes, pues las tres son estructuras a dos aguas sin pilares intermedios y tienen tamaños similares, con superficies que van desde los 2.459 m2 y 2.867 m2 para las dos naves almacén, hasta los 3.136 m2 de la nave de calcinación, que incluye una extensión lateral de 23 m de ancho.

Por su parte, la nave destinada a producción es una gran estructura de columnas rectas empotradas, a dos aguas con dos pilares intermedios. Tiene 294 m de longitud, una anchura en su parte máxima de 101,23 m y una superficie total de 24.312 m2, incluyendo una extensión lateral de 25 m de ancho por 37 m de longitud. Además la estructura está preparada para soportar las cargas producidas por un puente grúa de 5 t.

Previsiblemente la planta entrará en funcionamiento en la primavera de 2007.