Lo que opina....Roan, Asesoramiento Inmobiliario

Relocalización industrial: un proceso necesario y positivo

Ignacion Uriarte, director de Desarrollo Terciario15/05/2006
La industria española ha estado sometida durante las últimas décadas a un profundo proceso de reconversión y transformación.
La industria, en efecto, ha perdido protagonismo a favor del sector servicios como factor de crecimiento e impulso de concentración urbana. La saturación de infraestructuras, la escasez y encarecimiento del suelo que impulsa su recalificación y sustitución por otros usos, y el aumento de la importancia de las actividades complementarias a la fabricación son algunos de los factores que han contribuido a la llamada terciarización de la economía urbana.

La especialización de actividades ha llevado consigo la concentración de las sedes sociales de las empresas industriales en las grandes ciudades lejos de los centros de producción. Adicionalmente, se han incrementado en las ciudades las actividades y servicios complementarios a las actividades puras de fabricación en oficinas y espacios diferentes de las fábricas.

La existencia de la actividad productiva como factor de impulso y generador de empleo sigue siendo, no obstante, fundamental. En efecto, no asistimos a la transición desde una economía industrial a una economía de servicios, sino a una nueva organización de la producción que requiere más servicios y recursos complementarios a la fabricación.

La desconcentración espacial de la industria

El nuevo modelo territorial urbano se hace más extenso y disperso, favoreciendo la llamada estructura multipolar a través de la formación de múltiples centros de actividad en localizaciones con buena accesibilidad a las principales vías de comunicación y nudos de transporte.Se produce así un fuerte proceso de desconcentración espacial de la industria con reducción de los centros de producción en las zonas centrales de las ciudades en beneficio de la periferia.

Los núcleos urbanos de las ciudades dejan de ser atractivos para los centros de producción y, paralelamente, se produce un mayor atractivo de las zonas periféricas, por los menores costes, oferta de espacios de menor densidad e imagen más atractiva, las mejoras en las comunicaciones y la existencia de ayudas públicas para la instalación de nuevas empresas generadoras de empleo. Se produce así una expansión de las ciudades que, en algunos casos, adquiere el carácter de regional y se convierte en objetivo prioritario de las administraciones locales y autonómicas el posibilitar una oferta suficiente y atractiva de suelo e infraestructuras de comunicación.

La nueva industria urbana

Las actividades industriales abandonan los núcleos centrales de las ciudades, seguido de operaciones urbanísticas de recalificación a usos residenciales y terciarios. Las actividades industriales se trasladan a los ejes de transporte y áreas próximas de la periferia de las ciudades bien comunicadas mientras la nueva industria urbana se aleja de la tradicional fisonomía de fábricas, talleres y almacenes. La nueva industria incluye actividades relacionadas como la gestión, innovación y distribución comercial, y modifica el paisaje industrial y su imagen generando un impacto positivo en el entorno.

Adicionalmente, la descentralización productiva reduce cada vez más el tamaño de los establecimientos industriales y provoca la proliferación de pymes, incrementándose la demanda de naves de superficie bastante reducida con espacios dedicados a oficinas.

La creciente promoción de minipolígonos y polígonos de naves nido trata de satisfacer las necesidades de esta nueva demanda.

Comentarios al artículo/noticia

#1 - sofia costas
11/10/2015 1:19:47
Gracias realmente me han ayudado

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.