Posicionamos su web SEO / SEM

Coperfil Group compra a SCA sus antiguas instalaciones en Tarragona

15/04/2006

La empresa tiene previsto desarrollar un parque logístico.

foto
Coperfil Group y SCA Hygiene Paper España han cerrado una operación inmobiliaria que contempla la compraventa de las antiguas instalaciones de SCA donde la constructora y promotora inmobiliaria construirá una plataforma logística, que se prevé que esté lista y acabada a mediados de 2007.

La operación inmobiliaria contempla la compra de la parcela donde se encuentran ubicadas las antiguas instalaciones de SCA, lugar en el que Coperfil construirá una plataforma logística de 30.000 m2. La firma continúa presente en el plan de renovación de las instalaciones de la multinacional papelera en Tarragona, sede central del grupo en España, en las que ha participado desde el principio y cuya facturación global supera los 40 millones de euros hasta la fecha.

Inicialmente, Coperfil Construcción realizó las obras de urbanización y la primera fase de construcción “llave en mano” con proyecto, dirección facultativa y gestión del proyecto de una nave para la transformación del papel “tisú” de productos de uso cotidiano, un almacén de producto semielaborado y otros dos de producto acabado. En una segunda fase se abordó la construcción de las oficinas que albergan la sede central de la multinacional. En la tercera fase se realiza una nueva nave de transformación de las bobinas de papel tisú y un almacén de producto semielaborado, así como trabajos para la ubicación de una segunda máquina de papel.

Con esta operación Coperfil Group cierra su tercer contrato de construcción para multinacionales papeleras en menos de 2 años. A SCA se suman las actuaciones realizadas para ICT Ibérica, Industrie Cartaire Tronchetti Ibérica, en Burgo de Ebro, en la que ejecutó el edificio de “converting” y los almacenes de bobinas y producto acabado; y la iniciada para Sofidel a quien construirá en Buñuel 6 edificios repartidos en más 50.000 m2: un edificio para la máquina de papel, el edificio de converting y cuatro almacenes destinados, dos de ellos a la celulosa y a las bobinas de papel y los otros dos al producto acabado. En total, la facturación alcanza los 50 millones de euros.