Posicionamos su web SEO / SEM
El plenario de la institución pública certifica la reactivación económica en la Zona Franca de Barcelona, que ha recuperado el atractivo como ubicación industrial y logística con la rebaja de los precios de referencia

El Consorci alcanlza los 7 M€ en el 2013 y rebasa los 11 M€ en el primer semestre de 2014

Redacción Interempresas15/07/2014

El consejo plenario del Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), bajo la presidencia del alcalde de la ciudad, Xavier Trias, ha certificó a mediados de julio el cierre de las cuentas del 2013 y la vuelta del CZFB a los beneficios al obtener 7 millones de euros, unos resultados a los que suma 11 millones más según la previsión del cierre del primer semestre de este año.

Tras dos años de registrar pérdidas, de soportar un alto endeudamiento, precisar ajustes de gastos y ajustar el valor de las propiedades inmobiliarias, el regreso a los beneficios de la entidad pública que preside ejecutivamente Jordi Cornet, delegado especial del Estado, también hace patente la reactivación del atractivo comercial del gran polígono industrial de Barcelona y la paulatina recuperación de nuestra economía.

Pese al progresivo saneamiento de sus cuentas, el interés de la entidad es continuar haciendo provisiones de sus terrenos y ajustando la valoración de sus activos a los largo de este año 2014.

foto
Consejo plenario del CZFB.

El Consorci ha adoptado medidas de apoyo a la empresa y a la proyección internacional de Barcelona como enclave logístico, focalizando su gestión en consolidar la ocupación empresarial del Polígono de la Zona Franca y de su Zona Franca Aduanera

Para entender el giro producido en las cuentas de la entidad, conviene tener en cuenta la situación detectada en el cierre contable del 2011, cuando se trazaron las líneas que posibilitaron el cambio estratégico ante la inercia de la entidad, lo que permitió pasar de pérdidas a beneficios en 24 meses.

Así, además de los 12 millones de pérdidas al cierre del 2011 y de los 26,9 millones en rojo del cierre del 2012 se arrastraba un endeudamiento financiero de 231 millones de euros en un panorama donde los activos inmobiliarios del CZFB estaban sobrevalorados y los ingresos de la entidad estaban en un franco descenso. El gran proyecto industrial del polígono, Barcelona Zona Innovació, BZ, había costado 155 millones de euros y seguía sin producir ningún rendimiento.

Antes del estallido de la crisis inmobiliaria, la entidad había adquirido activos inmobiliarios por un valor contable de 130 millones de euros, un precio que quedó muy por encima del valor real de mercado, por lo que se hubo de aprovisionar activos que hicieron descender un 31,8% el valor de estos. Así se pasó de un valor contable de 130 millones a 88 millones de € en el 2013.

El golpe de timón para enderezar el rumbo de la entidad implicó la reducción de los gastos propios de la empresa en un 20%, ahorrando unos 7 millones de euros, el ajuste de los servicios externos y la plantilla, que pasó de 135 empleados a 109. La reorganización implicó adelgazar el organigrama, aumentar la productividad y reducir el absentismo a mínimos históricos. Al reforzar su eficiencia y orientación al cliente empresarial, el CZFB emprendió una política de flexibilización de precios y de condiciones de alquiler, lo que se reflejó en una rebaja del 30% de los precios de referencia, la introducción de bonificaciones temporales para los arrendatarios sin liquidez y la reactivación de la acción comercial del CZFB.

En 2013, los ingresos netos de cifra de negocio han sido de 52,4 millones de € y el cash-flow ha alcanzado los 4,9 millones frente a los 1,8 millones de € del ejercicio anterior. El excedente neto del ejercicio sobre los fondos propios ha pasado de significar un porcentaje del -6,2% a un porcentaje del 1,6%. El endeudamiento a largo plazo del Consorci de la Zona Franca con las entidades financieras se ha reducido hasta los 164 millones de €.

La mejora de la liquidez permitirá al Consorci destinar los beneficios contables a seguir reduciendo el endeudamiento financiero, a proseguir las inversiones estratégicas de mejora del gran polígono industrial de Barcelona y a poner en marcha la promoción de vivienda a precios accesibles en el barrio de La Marina del Prat Vermell, desarrollo para el que el CZFB busca inversores inmobiliarios.

El refuerzo del atractivo logístico del polígono industrial también ha venido dado a través de acciones específicas que se han emprendido potenciando el Salón Internacional de la Logística (SIL) y el salón inmobiliario BMP, dinamizando la Asociación Barcelona Centro Logístico, —que preside el delegado del CZFB Jordi Cornet—, y apoyando acciones de internacionalización con las empresas, las administraciones y el Cuerpo Consular destacado en Barcelona.

Cornet ha informado a los miembros del plenario de que la entidad pronto va a poner en marcha los trabajos preparatorios del I centenario del Consorci, efeméride para la que se constituirá una comisión organizadora con presencia de historiadores, economistas y personalidades de reconocido prestigio que analizarán la aportación que ha efectuado esta singular institución pública al desarrollo económico e industrial de España desde su creación en el 1916.

Un área que gana valor

El centenario, en este sentido, llega en un momento en el que el polígono de la Zona Franca se halla en el umbral de transformar definitivamente su accesibilidad gracias a dos hitos históricos para Barcelona como son la entrada en funcionamiento del Corredor ferroviario mediterráneo y, por otra parte, la conexión urbana a través de la L9 de metro, que ya estará operativa a inicios del 2016.

El examen de la gestión corporativa llevada a cabo este año 2013 también ha enfatizado que la directriz de dinamización comercial ha fructificado de forma que la entidad logró renegociaciones de contratos y nuevas contrataciones por un total de 200.000 metros cuadrados de suelo industrial, siendo las más destacadas de ellas la nueva central logística de Consum en Catalunya y la sede de la empresa certificadora CCIC, que situará en un edificio propiedad del Consorci su laboratorio certificador de productos en el mercado chino.

Paralelamente, el CZFB ha abierto el polígono a los principales agentes inmobiliarios para la captación de nuevos arrendamientos, ha emprendido un plan de saneamiento de naves obsoletas que le permitirá recuperar más de 60.000 metros cuadrados de terrenos industriales, y estudia actualmente reordenar las actividades y los usos del polígono industrial y de su Zona Franca Aduanera para hacerlos más competitivos para la empresa importadora y exportadora.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.