Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La asociación de empresarios crea un Censo Verde de buenas prácticas medioambientales

Polígono de San Cibrao, a la vanguardia en protección del entorno natural

Irene Relda25/04/2014

El Polígono de San Cibrao, ubicado en San Cibrao das Viñas (Ourense), acoge a un total de 350 empresas grandes, medianas y pequeñas de diferentes sectores productivos, desde la automoción y la logística hasta las industrias manufactureras, la agroalimentación y los servicios. También cuenta con firmas con alto potencial en materiales avanzados, en tecnologías de la información y las comunicaciones y en biotecnología. La Asociación de Empresarios de San Cibrao ha puesto en marcha una iniciativa que, bajo el nombre de Censo Verde, pretende ser un instrumento de concienciación entre las empresas del polígono. Hasta ahora, el censo, cuyo objetivo básico es crear un registro voluntario de buenas prácticas medioambientales, cuenta con el apoyo del 90% de las empresas de la asociación y sitúa al polígono a la vanguardia en protección del entorno natural.

El Polígono San Cibrao es uno de los asentamientos empresariales más antiguos de Galicia y uno de los más dimensionados. Además, ha sido pionero en implantar en Ourense el concepto de polígono industrial. Su actividad comenzó en 1965 y hoy, casi medio siglo después, por sus equipamientos y por su privilegiada situación geográfica en el eje de comunicaciones entre los principales puertos de Galicia —como Vigo, Marín y Vilagarcía— y la Meseta, se posiciona como “un excelente centro de producción y distribución” para todo el noroeste peninsular, incluida la Región Norte de Portugal, desde Valença de Minho hasta Oporto. Así lo afirma su gerente, Yolanda López, quien explica a Interempresas que esta área empresarial cuenta con suministros generales básicos tales como depuradora municipal, centro médico, fibra óptica, instalación de gas natural, bocas de riego, iluminación e hidrantes, estación de servicio, alquiler de vehículos, servicios bancarios y de mensajería internacional, alojamientos de diversas categorías y oficina de correos.

foto
Yolanda López, gerente del Polígono de San Cibrao das Viñas.

Entre los servicios que se prestan a las empresas, destacan la brigada de mantenimiento y limpieza de las calles, guardería para hijos de trabajadores y empresarios de la zona, instalaciones deportivas, corredor verde, así como servicio de vigilancia y televigilancia y parque de bomberos operativo las 24 horas del día. El propio Polígono de San Cibrao engloba el Parque Tecnológico de Galicia, que desarrolla una actividad muy ligada a las tres universidades gallegas, así como a los centros de investigación y a los centros tecnológicos de toda la Comunidad. La suma del Polígono de San Cibrao y del Parque Tecnológico genera la mayor factoría combinada de producción y conocimiento de Galicia.

El polígono de San Cibrao cuenta en la actualidad con más de 350 empresas instaladas y con 8.000 empleados directos. La facturación conjunta representa en torno al 18% de la facturación total de las empresas de la provincia de Ourense. “Todas estas magnitudes indican que estamos hablando del primer foco industrial de la provincia de Ourense y uno de los mayores de Galicia. Esos 8.000 puestos de trabajo equivalen al 8,3% del empleo total de la provincia”, apunta López.

foto

Pero uno de los datos más reveladores del Polígono de San Cibrao es que, gracias a su actividad, el municipio en el que está asentado —San Cibrao das Viñas— es el líder de Galicia en PIB per cápita, con un indicador (103.000 euros por habitante) que multiplica por cinco el PIB per cápita medio de Galicia (20.000 euros). “Esa posición de privilegio es el resultado de contar con un tejido industrial muy consolidado, de estar próximo a un importante núcleo de población —Ourense, la tercera ciudad gallega—, y de tener acceso a la red gallega de vías de alta capacidad”, señala la gerente del polígono.

El Censo Verde

El Censo Verde es un instrumento de concienciación entre las empresas del Polígono de San Cibrao, surgido con el objetivo básico de crear de un registro voluntario de buenas prácticas medioambientales, en el que los asociados hagan una declaración de intenciones y de compromiso con el entorno natural. Este registro es público y, aunque inicialmente tiene un carácter simbólico, porque a nadie obliga, sí que permite mostrar con claridad la posición inmensamente mayoritaria del colectivo empresarial del Polígono de San Cibrao, desde el convencimiento de que es importante fortalecer la cultura de sensibilización con el entorno. “Para una empresa, adherirse al Censo Verde equivale a garantizar que todo el ciclo productivo cumple las normativas medioambientales y está sometido al control permanente”, explica Yolanda López.

Los requisitos del Censo Verde

Aunque es voluntario, el Censo Verde constituye en la práctica una declaración expresa de que, una a una, las empresas del Polígono de San Cibrao no realizan vertidos incontrolados, no contaminan y no son las responsables de aisladas prácticas irresponsables. El único requisito es la adhesión voluntaria, suscribiendo el Registro de buenas prácticas. Ha habido un plazo de seis meses para que los centros de trabajo pudieran inscribir su nombre en la iniciativa, como garantía del estricto cumplimiento de todas las normas medioambientales. El resultado ha sido una adhesión cercana al 90% de las empresas integradas en la Asociación de Empresarios de San Cibrao. Aunque ese porcentaje no conquista íntegramente los objetivos de la asociación, sí que refleja que existe un alto grado de implicación y de participación entre los empresarios.

foto

Los orígenes del Censo Verde

El Censo Verde era un proyecto muy deseado por la Asociación de Empresarios de San Cibrao desde hace años, pero el momento definitivo para su puesta en marcha fueron unos episodios de vertidos reiterados al pequeño río que cruza el área industrial y que discurre hasta la ciudad de Ourense, hasta su desembocadura en el Miño. Esos vertidos hicieron levantar entre determinados sectores sociales las sospechas de que podía haber una mala práctica industrial entre alguna o algunas de las empresas del Polígono, y desde la asociación quisieron dejar muy claro que la generalidad de las industrias no sólo no contamina, sino que está a la vanguardia en protección del entorno natural.

Así, la iniciativa del Censo Verde fue impulsada directamente por la Asociación de Empresarios de San Cibrao. Tal como recuerda López, a través de su equipo directivo, se tomó la firme decisión de iniciar este proceso de sensibilización medioambiental, con el objetivo de extender las buenas prácticas, velar por el cumplimiento general de las normas y promover normas efectivas de protección.

“Aunque el proyecto es reciente, en realidad nuestra Asociación lleva décadas volcada con la gestión verde. A las demandas continuadas de infraestructuras tan necesarias como una Planta de Gestión de Residuos Industriales y un Punto Limpio, se han sumado iniciativas como informes, estudios y encuestas para determinar, desde el rigor estadístico, el volumen de materiales y sustancias de desecho que genera la actividad industrial y empresarial de este polígono”, apunta la gerente.

El compromiso de las empresas con el entorno

Un total de 186 empresas del Polígono de San Cibrao das Viñas se han sumado hasta ahora a la iniciativa, garantizando así el control de vertidos y la gestión eficiente de residuos durante todo el ciclo de producción, así como la aplicación de medidas correctoras y el compromiso con la sostenibilidad y con el medio natural. “Nuestras empresas están plenamente comprometidas con el entorno natural que nos rodea y prueba de ello es precisamente este Censo Verde, que pone de manifiesto la intencionalidad de cada una de ellas en cuanto a la correcta gestión de sus residuos y a la puesta en marcha de acciones que ayuden a mejorar el medio ambiente”, explica en este sentido López.

Después de muchos años bajo sospecha, los propietarios, los accionistas, los equipos directivos y los trabajadores de las industrias son los primeros interesados en difundir una imagen de marca plenamente instalada en la sostenibilidad y en el compromiso medioambiental. Resulta evidente que, por fortuna, las empresas españolas son hoy mucho más respetuosas con el medio ambiente que hace unos años. “La sensibilización con el medio ambiente ha calado hondo en los polígonos y en los parques empresariales”, sentencia López.

foto

Entre los más avanzados en sostenibilidad

El Censo Verde es una práctica innovadora y única, pero no ha sido la única iniciativa. Entre los logros recientes de la asociación, tras intensas campañas para demandar servicios e infraestructura, destacan la construcción de una planta de transferencia de residuos y la apertura de un punto limpio en plena área empresarial. Ambos equipamientos le confieren un mayor posicionamiento a este Polígono frente a otros entornos industriales. Otro ejemplo es el despliegue de un Corredor Verde, dentro del proyecto de humanización de la zona empresarial. De esta forma, se han incorporado los espacios verdes, el descanso, el ocio e incluso actividades como el senderismo a lo largo de un recinto industrial que se halla en plena Vía de la Plata del Camino de Santiago y por el que transitan cada año cientos de peregrinos. Por otra parte, en materia medioambiental la asociación también ha impulsado estudios de movilidad y de eficiencia energética, en su apuesta continuada por la ecosostenibilidad.

“Sin miedo a equivocarme, yo sitúo a este polígono entre los más avanzados tanto en producción sostenible como en la puesta en marcha de infraestructuras vinculadas a la gestión medioambiental e incluso a la mejora del entorno”, sostiene López.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.