“La logística es una necesidad y emprenderá el vuelo antes que otros sectores de actividad económica”

Entrevista a Sylvia Rausch, directora comercial de Saba Parques Logísticos

Esther Güell06/06/2013
En estos momentos lo cierto es que en Saba pueden considerarse afortunados. Sin ser triunfalista Sylvia Rausch, directora comercial de Saba Parques Logísticos, afirma que les ha ido “bastante bien”. Prueba de ello es que siguen cerrando operaciones de importancia en algunos de los principales parques que gestionan como en el de Coslada (Madrid), donde la empresa farmacéutica ALK-Abelló ha alquilado 2.500 metros cuadrados destinados al almacenaje de productos. También Bimbo ha instalado allí su centro de almacenamiento y distribución, así como un espacio de oficinas, arrendando un total de 5.379 metros cuadrados.

Saba Parques Logísticos es una entidad que desde 1999 opera con la visión de gestor de infraestructuras logísticas de referencia internacional con el objetivo de mejorar la gestión de flujos y la movilidad de mercancías, como instrumento de ordenación territorial y contribuir al desarrollo socioeconómico de las zonas donde se implanta, entre otras. Por ello ha elegido siempre localizaciones estratégicas, parques situados en los puntos de rotura de los grandes corredores logísticos y próximos a los grandes centros de consumo y producción

Según datos de 2012 Saba Parques Logísticos contaba con más de 660 hectáreas de parques logísticos operativos o en construcción, casi 1 millón de metros cuadrados construidos, una ocupación media del 82% y 128.000 metros cuadrados de servicios asociados a la logística.

foto
Sylvia Rausch repasa la “buena situación” de los parques que Saba gestiona en España.

Todos estos datos vienen a reflejar la situación privilegiada en que se encuentran sus parques: alta ocupación y demanda de empresas de calidad para ocupar los espacios aún disponibles. Ello sin embargo es fruto de años de trabajo y una filosofía que evidencia su concepto de parque logístico:

  • Grandes superficies que permitan la máxima concentración de empresas logísticas en un mismo entorno.
  • Servicios de valor añadido para la adaptación a las necesidades de las empresas instaladas.
  • Potenciar la multimodalidad con zonas interconectadas con infraestructuras de transporte y movilidad.

Como resultado, a lo largo de este año Saba Parques Logísticos sigue en su tendencia positiva gracias a operaciones como la incorporación en el Parc Logístic de la Zona Franca —“seguramente uno de nuestros parques más emblemáticos y conocidos”— de la empresa Airfarm Group con el alquiler de 10.400 metros cuadrados de superficie. “Una empresa pionera en el sector químico y farmacéutico, por lo que se trata de la incorporación de una empresa perteneciente a un sector exigente”, en palabras de Sylvia Rausch, con quien hicimos un repaso de la situación de los parques que Saba gestiona actualmente. “Una empresa que demanda alta calidad y que ha apreciado el parque en sí y sus servicios asociados. Además, hay que valorar la inversión que la empresa realizará para adecuar las instalaciones, por lo que es un proyecto especialmente importante, y más en estos momentos”. Con este proyecto el Parc Logístic supera el 90% de ocupación, resultado del trabajo realizado por el equipo de Saba para atraer empresas de gran calado y cubrir así bajas importantes que sufrió el parque en los últimos años. Así, hoy podemos encontrar desde empresas del sector logístico como Rhenus o Logista hasta Correos, ABB, Tyrolit, Fagor o Zeleris, entre muchas otras.

foto
Vista aérea del Parc Logístic de la Zona Franca, donde la empresa farmacéutia Airfam ha arrendado 10.400 m2 de superficie.
En la misma situación se encuentra ZAL Barcelona, donde Saba es parte del accionariado. Este parque ha soportado bien la situación, “con altos y bajos, claro”. Se trata de un proyecto que ahora se ampliará con la nueva terminal portuaria Hutchinson. “Son espacios donde el cliente aprecia, además del precio, el servicio, el valor añadido y la seriedad de los gestores. Porque hoy es muy complicado ir contra el precio de mercado. Hay una sobreoferta de espacio, con excepciones, por lo que la guerra de precios sí existe, así que los gestores debemos ofrecer algo más para atraer a las empresas demandantes”.

En el caso del parque CPL-Penedès, donde en 2012 se incorporó una empresa de la talla de Michelin, ocupando 25.000 metros cuadrados en lo que fue el mayor contrato firmado en Cataluña el pasado año, cuenta aún con espacio disponible. En este parque se encuentra también ubicada la multinacional Ceva.

Coslada, la pequeña Cenicienta

El parque logístico de Coslada, en Madrid, les está dando este año “muchas alegrías. Se encuentra casi en plena ocupación, pese a que empezamos a comercializar el parque justo al inicio de la crisis, así que ha supuesto un trabajo duro pero los resultados son muy satisfactorios, con incorporaciones de primer nivel”. Se trata de un típico parque urbano, de pequeños módulos, muy próximo a Madrid, con un importante flujo de distribución urbana. “Allí tenemos empresas instaladas de alto valor, consideradas ‘premium’, de sector textil, tecnología o farmacéutico”.

En Sevilla, Airbus protagonizó el contrato más importante de los últimos tiempos en el parque que Saba gestiona en la capital hispalense. La empresa aeronáutica arrendó una nave de 8.000 metros cuadrados y, con ello, el parque actualmente tiene más del 80% de ocupación. “Se trata de un mercado competitivo, con mucha oferta y donde esta incorporación ha supuesto un importante impulso al parque”. Sevilla, entre otras ciudades, además, ha sufrido el cierre de delegaciones de empresas nacionales que han mantenido solamente la sede central, "por lo que la posición de la ZAL Sevilla es francamente positiva”.

Arasur, un nodo en desarrollo

En Arasur, el parque de Saba en Vitoria, la empresa Gefco, “que siempre ha apostado por esta plataforma logística”, ha duplicado su superficie contratada en el último año. “Ello es una muestra más de la buena relación que tenemos con ellos y la confianza que tienen en nosotros. Esperamos que una vez el sector del automóvil recupere su actividad se cumplan sus perspectivas de crecimiento”. Arasur es un parque en desarrollo, con 85.000 metros cuadrados construidos y superficie disponible interesante para aquellas empresas que busquen espacio y ubicación: situado en la intersección de los ejes peninsulares Madrid-Irún y Bilbao-Zaragoza se desarrolla en dos fases de las cuales la primera está construida casi en su totalidad.Allí podemos encontrar actualmente empresas como Talgo, Perfumerías If del grupo Eroski, que también ha renovado su contrato con Saba, además de CTL del grupo Gamesa.

foto
Arasur es un parque en desarrollo, con 85.000 m2 construidos.

El servicio como valor añadido

Más allá de los atractivos logísticos propiamente, Saba incorpora en sus parques servicios como sistemas de videovigilancia, control de accesos y restauración. “Precisamente ahora en Arasur hemos cambiado el restaurador desde hace dos meses, y nos encargamos de la gestión directa del aparcamiento de camiones pesados”, puntualizando que no todos los servicios están justificados en todas las ubicaciones. En este sentido, la directora comercial de Saba Parques Logísticos añade que “se da por hecho que se oferte el servicio de restauración. En cuanto a los aparcamientos disuasorios hay que analizar la situación de éstos porque no siempre está justificado. Es necesario situarlos en zonas de ruptura de las rutas de los camioneros, como es el caso de Arasur o la del CIM Vallès. Pero sí es cierto que los clientes lo valoran y enlaza con el concepto de ‘producto ampliado’, que supone ofrecer algo más de lo que, a priori, necesita una empresa: de entrada requiere de un techo y unas paredes para proteger la mercancía, mejor si son de calidad y cumplen con todas las normativas en cuanto a prevención de incendios, medioambiente, eficiencia energética, etc. Pero si además este techo y estas paredes se integran en un parque, se pueden crear sinergias empresariales. En todos los parques logísticos podemos ver ejemplos de este tipo. El paso siguiente en cuanto a valor añadido son los servicios, hoteles, guarderías, restaurantes, etc. Éstos requieren de una cierta masa crítica que justifique su puesta en marcha y garanticen su rentabilidad. También entrarían en este apartado el área de servicios para transportistas que gestionamos en el CIM Vallès. Pero lo que hoy en día se valora mucho es la seguridad”.

foto
Control de accesos en el Parc Logísic de la Zona Franca.

Oferta y demanda, un tándem a veces difícil de ligar

Para Sylvia Rausch “aún queda espacio para satisfacer la demanda, si bien los clientes demandan superficies cerca de las grandes ciudades y las zonas de ruptura de las rutas logísticas. Es el caso del Parc Logístic de Barcelona o el parque de Coslada”. El resto del parque logístico español se reparte por todo el territorio, ubicado ya entre la 2ª y 3ª corona, puesto que prima el coste por metro cuadrado y la cercanía a centros logísticos determinados. “Hay también operadores logísticos de gran envergadura —añade— que no valoran el parque puesto que a menudo son ‘autónomos’. Es el caso de Decathlon, que a pesar de optar tradicionalmente por proyectos llave en mano, también son clientes nuestros. Una realidad que podemos considerar un éxito, gracias a la ubicación estratégica de la ZAL Barcelona, de contar con clientes de su talla. Decathlon quería estar en un hub logístico y cercano al puerto y estas características las cumple la ZAL a la perfección. En Sevilla también éramos la mejor oferta y podíamos cumplir con sus exigentes requisitos de calidad”. En cualquier caso, Rausch admite que los grandes centros de distribución no siempre optan por los parques logísticos. “Por regla general, allí se ubican empresas hasta 10.000 metros cuadrados”.

En cuanto a las ubicaciones, la tendencia durante los últimos meses fue volver a la primera corona. “Las zonas prime de Madrid y Barcelona, principalmente, han vivido buenas oportunidades por la movilidad del propio sector y las empresas ágiles han sabido aprovecharlo. Ello explica el nivel de ocupación que de nuevo tienen zonas como el Parc Logístic. La disponibilidad ahora se sitúa de nuevo en la segunda y tercera corona”. Pero siempre entorno a las dos principales ciudades estatales, lo que reduce el interés de las empresas por otras zonas que, en su momento, se postularon como alternativas logísticas peninsulares.

La eficiencia energética es un reclamo, pero no tanto

Para Sylvia Rausch, se trata de una tendencia de futuro y en Saba cuentan con algunos ejemplos, como en la ZAL Toulouse, “también porque en Francia la normativa es más exigente que en España y nuestra filosofía es instalar placas solares en aquellas infraestructuras donde esté justificado”. Unas instalaciones que suponen un sobrecoste que, actualmente, pocas empresas en España están en condiciones de sufragar. Es el caso también de los LED, cuya instalación, pese a que revertirá en una disminución de la factura eléctrica del inquilino, comporta un encarecimiento del precio en el momento de arrendar la nave. Pero Sylvia Rausch se muestra confiada en que “los argumentos ‘verdes’ deben pasar a formar parte de la estrategia diaria y el lenguaje normal”. En la misma línea se posiciona respecto a una futura cualificación de los parques, “algo que con la crisis se ha paralizado pero que volverá. Nuestro departamento técnico ya está estudiando y valorando los requisitos que deben cumplirse para contar con este tipo de certificados, aunque siempre será más complicado aplicarlos a edificios ya construidos y más sencillo en obra nueva”.

El despegue de la logística, a su ritmo

La directora comercial de Saba Parques Logísticos se muestra convencida que la “logística emprenderá el vuelo antes que otros sectores de actividad económica. La logística es una necesidad, no es especulación sino que es estratégico para el día a día de las empresas”. La media de los parques de Saba en 2012 está alrededor del 82%, con clientes sólidos y en crecimiento, lo cual nos da otra visión de la situación actual del sector. “En España —añade— hay un gran potencial de mayor externalización de servicios para desarrollar, muy lejos de las medias europeas. Y otra oportunidad vendrá de la mano del e-commerce, que supone un reto para logística, hablamos de la última milla, la distribución urbana, etc., que afectará tanto empresas como administraciones públicas”.

Saba Parques Logísticos, presente en España, Francia y Portugal, gestiona una red de parques en Madrid, Barcelona, Sevilla, Álava, Toulouse y Lisboa. En 2012, la compañía firmó 44 contratos con nuevos clientes, que representan 140.000 metros cuadrados, y otros 51 con clientes ya establecidos para ampliar superficie o duración.