Posicionamos su web SEO / SEM

Schunk Intec, S.L.U. - Placas y bloques de sujeción

Schunk CGH

Pinzas de largo recorrido: con carcasa de fibra de composite de carbono

Foto de Pinzas de largo recorrido
La pinza de largo recorrido CGH de Schunk representa un hito en el campo de la manipulación: Schunk ha desarrollado una pinza de peso reducido con carcasa de fibra de carbono (CFC). La versatilidad de esta pinza convence en términos de eficiencia energética y económica. Este diseño de la carcasa de la pinza ayuda a aumentar el dinamismo de sistemas ya existentes o posibilitar el uso de robots de menor tamaño. La pinza estándar de peso ligero CGH es el resultado de modernos métodos de simulación y de intensivas series de testeado, junto con procesos de fabricación económicos. La pinza de largo recorrido se beneficia de las características del material CFC: su vida útil es cuatro veces mayor y su fuerza tensil es el doble que la del aluminio. El peso de la pinza se ha reducido hasta en un 40%. Para sacar provecho de las ventajas de la tecnología de fibra de composite y para asegurar la estabilidad de la pinza, se ha diseñado la carcasa de la pinza de acuerdo con los requisitos de esfuerzos admisibles usando el proceso de transformado de la resina (RTM). El resultado es una pinza ligera y rígida, con una elevada resistencia a esfuerzos de torsión. Con un peso de 11,7 kg, la pinza CGH ofrece una fuerza de agarre de 2.500 N y una apertura variable por dedo de hasta 160 mm. La pinza puede manipular piezas en movimiento de hasta 12,8 kg. La tecnología de guiado por bolas asegura que los momentos de fuerza se distribuyan de manera óptima entre todos los rodamientos internos. Ésto resulta en un incremento de la eficiencia de la pinza: alrededor de un 90% de la energía empleada llega hasta el dedo de la pinza por completo. Variando la cantidad y la distancia de las bolas de guiado, es posible realizar un ajuste para cada tipo de carga. Para casos particulares con cargas elevadas o longitudes de dedos muy largas, la distancia entre las bolas de guiado se aumenta. Por lo tanto, es posible usar dedos con longitudes de más de 1.000 mm garantizando aproximadamente las mismas fuerzas de agarre en toda la longitud del dedo. Las posiciones de cierre y apertura se pueden ajustar y no es necesario alimentar los cilindros por completo en cada ciclo. Así, se minimiza el tiempo de ciclo y se reduce el consumo de aire comprimido. El sistema de correa y dedos sincronizados asegura que la pinza trabaja de forma precisa en caso de aperturas variables, donde tanto pequeños como grandes componentes pueden ser manipulados alternativamente. Es posible adaptar varios robots a través de un adaptador tipo ISO.