Marposs, S.A. - Otros equipos de control para máquina-herramienta

Equipos de monitorización: par a el aumento de la productividad y la reducción de costes

La línea de equipos de monitorización de Marposs ayuda a los fabricantes de fresadoras, centros de mecanizado y tornos optimizar las capacidades de sus máquinas, aumentando la calidad y reduciendo, los costes operativos y de mantenimiento del proceso y de la máquina.

Los equipos de monitorización de Marposs garantizan un control continuo de los procesos de mecanizado por medio de varios tipos de sensores: vibración, fuerza estática y dinámica, potencia, desplazamiento y temperatura. Los sensores y los interfaces permiten un control constante de las distintas funciones de la máquina, mejorando así los ciclos productivos y reduciendo roturas/desgastes y periodos de inactividad de la máquina.

Los sensores Marposs se basan en cinco productos para distintos tipos de controles y aplicaciones:

- Control de las vibraciones: para el análisis y el control de las vibraciones de herramientas que giran, así como de los husillos de las máquinas herramienta. Este tipo de control permite una mayor duración del husillo, reduciendo los daños provocados por los choques y garantizando una mejor calidad de la pieza elaborada. El sistema permite que la herramienta pueda efectuar el mayor número de vueltas con costes de mantenimiento reducidos, protegiendo la herramienta misma, la máquina y la calidad de la producción.

- Control de la fuerza: estos equipos identifican directamente y de manera fiable solicitaciones y fuerzas que intervienen en la herramienta. Este proceso permite optimizar los parámetros de corte y los ciclos productivos.

- Control de la potencia: la monitorización de la potencia absorbida por los ejes de la máquina o por los husillos es especialmente eficaz en el control de las derivaciones durante el proceso de corte del material.

- Control de desplazamiento del husillo: un sistema de alta resolución para la medición de pequeños desplazamientos o deformaciones con el empleo de sensores sin contacto y sin desgaste que permiten la corrección automática de la deriva térmica (dilatación) del husillo.

- Control de la temperatura: se trata de un sensor compacto y de fácil instalación que mide la temperatura de las máquinas en ambientes muy agresivos, especialmente en proximidad de componentes en marcha como ejes, engranajes y husillos.

Para Marposs la necesidad de monitorizar el proceso productivo se debe al deseo de conseguir ciclos productivos y máquinas automatizadas cada vez más fiables, para poder hacer frente a la exigencia de reducir costes por parte del mercado. Sobre la base de este concepto, es necesario disponer de máquinas controladas por equipos habilitados para efectuar análisis de proceso de la máquina herramienta. Si las máquinas adquieren una mayor eficacia y sofisticación, los fabricantes hoy en día pueden serán mas competitivos.