Schunk Intec, S.L.U. - Desbarbadoras / Rebabadoras

Schunk FDB

Desbarbado con robot: puede alcanzar velocidades de hasta 65.000 rpm

Foto de Desbarbado con robot

Siempre ha sido difícil desbarbar con un robot los contornos de piezas que son complejos. Las rebabas, o bien no se eliminaban correctamente o bien se procedía a arrancar más material de lo deseado, provocando un desgaste rápido de la herramienta, hasta incluso la rotura. El FDB de Schunk, con su husillo de alta frecuencia protegido y patentado, corrige esos puntos débiles. Ofrece más flexibilidad usando herramientas adaptables, que compensen las desviaciones entre la trayectoria del robot y el contorno de la pieza. Como resultado, garantiza un mejor acabado de la pieza, reduciendo los costes en herramientas y acortando los tiempos de programación y puesta en marcha.

Accionada con aire comprimido y de alta velocidad, esta herramienta es adecuada para chaflanar piezas de aluminio, plástico y acero. El FDB imita el chaflanado manual. Gracias al desarrollo realizado mediante un apoyo pivotante, se ha logrado dotar a la herramienta de un husillo adaptable y un sistema de motor más flexible. Varios pistones neumáticos pequeños, aseguran que el husillo pueda tener 9 mm de libertad y el motor de aire comprimido lo mueven siguiendo la dirección del canto. Estas características, compensan de forma segura las desviaciones entre la trayectoria de la herramienta y el contorno actual de la pieza. La flexibilidad del eje permite que se adhiera a la pieza y hasta incluso en el caso de formas irregulares se consigue alcanzar un acabado uniforme. Ya que son menos los puntos que se tienen que programar respecto a la trayectoria del robot, los tiempos de programación en general también se reducen.

Debido a su diseño esbelto, el husillo para desbarbado Schunk, puede ser también usado en zonas de mecanizado difíciles de acceder. Su rigidez, puede ser controlada mediante conexiones de aire separadas, de manera que se logran cantos chaflanados limpios, independientemente de su posición de montaje. Dependiendo de cómo se ajuste la presión del aire, se puede aplicar una fuerza entre 3,1 y 42,3 N, en la superficie de corte y dependiendo del material a mecanizar, se puede alcanzar una velocidad de trabajo de hasta 0,3 ms-1. Con el objetivo de cubrir diversas aplicaciones con distintas cantidades de material, el husillo de alta velocidad está disponible en cuatro tamaños y velocidades, entre 30.000 y 65.000 rpm. La herramienta de aire comprimido, ofrece una potencia de entre 150 y 660 W. Adicionalmente, con el uso de un robot esta herramienta puede usarse de forma estacionaria, para piezas en movimiento.