Korpleg, S.L. - Cizallas guillotinas hidráulicas

Korpleg GHC610

Cizalla de corte vertical: con cuello de cisne de 410 mm

Korpleg cuenta con la cizalla de corte vertical y cuello de cisne de 410 mm GHC610. Este modelo ofrece una longitud de corte de 6.030 mm y capacidad de corte en chapas de 10 mm de espesor en acero de 40-45 kg/mm2 y de 7 mm en acero de 60 kg/mm2. La potencia de su motor es de 20 kW. Su construcción dispone de un bastidor de oxicorte sobredimensionado, especialmente fabricado para el esfuerzo que tiene que realizar, con refuerzos interiores que evitan al máximo todas las posibles flexiones de la estructura al realizar el máximo esfuerzo en el corte con el máximo espesor. El bastidor se mecaniza una vez todo soldado, para romper así todas las tensiones de la soldadura y en una sola estacada de mandrinadora. Los cilindros hidráulicos están situados justo en la vertical de la cuchilla, evitando así al máximo todas las posibles torsiones mecánicas. La separación de cuchillas se realiza mediante dos palancas situadas en las bancadas, pero con un sistema de tope adicional exclusivo de mínima y máxima apertura que aún en caso de avería no se abriría la máquina, ni se montarían las cuchillas. Este es un elemento de medida de seguridad del buen funcionamiento de la máquina. Los pisadores hidráulicos son de fuerza regulable y de máxima calidad, así como su estudiado diseño, que lo hace uno de los más sencillos de montar y desmontar del mercado. Tiene un ángulo de corte variable que funciona mediante una botonera. Con el sistema de corte vertical, siempre que vaya unido al ángulo variable, se puede evitar que las chapas se tuerzan en tiras estrechas. La mesa de trabajo es de acero inoxidable con bolas de sobremesa incrustadas para facilitar el deslizamiento de las chapas y evitar el rayado en chapas de inoxidable o aluminio. El brazo de escuadre izquierdo es milimetrado y tiene dos brazos de apoyo de sobremesa.