Italia se mantiene como tercer país fabricante del mundo a pesar del descenso en la producción

El sector pide medidas para reactivar la inversión en bienes de equipo

Redacción MU01/09/2003
La asociación italiana de máquina-herramienta, robots y automatización, UCIMU-Sistemi per Produrre, cree que es necesario tomar medidas para aumentar la competitividad de la industria italiana de máquina-herramienta y estimular el consumo de bienes de equipo. La industria italiana ha resultado afectada por la debilidad del consumo interno y la incertidumbre internacional.
El presidente de UCIMU-Sistemi per Produrre, Andrea Riello, considera que es necesario que se pongan en marcha medidas para reactivar la economía y eliminar las regulaciones que encorsetan a las empresas. Según Riello, “estas medidas deberían animar a las empresas a reemplazar sus bienes de equipo y mejorar sus procesos productivos, lo que tendría un efecto dominó a lo largo de la cadena productiva, favoreciendo el crecimiento de las empresas”.

“Para mantener la competitividad —prosigue—, los fabricantes italianos deben superar los límites de tamaño de sus propias estructuras. Una forma podría ser la creación de consorcios para compartir riesgos y experiencia, y desarrollar una economía de escala.” Riello afirma también que le resulta chocante que en la política económica y financiera del país estos temas no se traducen en propuestas concretas.

La economía italiana sigue ralentizada a pesar de que la ley Tremonti bis (en la que se acordaban reducciones fiscales en caso de inversión) y las medidas adoptadas a favor de la compra de automóviles supusieron una reactivación temporal de la inversión y el consumo. La ley Tremonti bis expiró el 31 de diciembre de 2002 y la segunda lo hizo el 31 de marzo de 2003.

Por otra parte, las exportaciones se han visto afectadas por la coyuntura europea y americana y por la caída del dólar. La demanda interna ha bajado debido a una pérdida de confianza, mientras que todavía se mantiene la inversión pública.

Tercer país productor

A pesar de este escenario, la industria italiana de máquina-herramienta ha confirmado su posición como tercer país productor y exportador en el mundo. Italia ha mantenido esta posición aunque el pasado año la producción en este sector descendió un 5,5 por ciento (lo que representa una caída de 4.378 millones de euros).

De acuerdo con los datos facilitados por UCIMU-Sistemi per Produrre, las órdenes de venta recibidas por los fabricantes italianos de máquina herramienta han descendido durante el segundo cuatrimestre de este año un 18,1 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior, en parte por culpa del descenso de la demanda doméstica, que ha experimentado un retroceso del 32 por ciento.

Las exportaciones se han visto afectadas por la coyuntura europea
y americana y por la caída del dólar
La caída ha sido bastante inferior en la demanda procedente del mercado exterior, ya que los italianos sólo han vendido un 1,6 por ciento menos que en el segundo trimestre de 2002. Sin embargo, no deja de ser un descenso de las ventas en una industria tradicionalmente exportadora, que tiene su origen en la debilidad de los mercados alemán, estadounidense y francés, los mercados habituales del sector.

La evolución de todo el año muestra un descenso del 9,3 por ciento en comparación con la primera mitad del año pasado, debido en parte al descenso de la demanda interna (-20,3 por ciento), causada en parte por la ley Tremonti bis.

Otra característica de este periodo ha sido un mantenimiento de la demanda externa (que ha crecido un 2,4 por ciento)

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS