Diseño y fabricación de órganos de accionamiento

15/12/2003
Estrenamos este año 2004 detallando cómo deben diseñarse y fabricarse los sistemas de mando así como los órganos de accionamiento. Entendemos por órgano de accionamiento, aquel a través del cual vamos a ordenar un inicio de ciclo de la máquina, los dispositivos de parada normal y de emergencia o el selector de modo de marcha.
foto
Mikel Saez de Buruaga
Product Manager Seguridade Sick Optic-electronic
Este apartado es muy importante porque de su correcto cumplimiento se va a derivar la puesta en funcionamiento de maquinaria peligrosa en condiciones seguras.

Si analizamos con detalle los requisitos que con respecto a los “órganos de accionamiento” este R.D nos exige cumplir, podremos ver que son muy lógicos y sencillos. Sin embargo, sistemáticamente se incumplen, dejando que las lámparas y sirenas de señalización de inicio de ciclo en grandes líneas estén fuera de uso, el pulsador de inicio de ciclo sea mayor y esté más próximo al punto de peligro que el de parada normal y de emergencia, que la visibilidad que tiene el operador desde el pupitre de mando sea escasa, etc.

Todas estas condiciones van a mermar las condiciones seguras de utilización de nuestra máquina y van a llevar tarde o temprano al incidente en los casos menos graves, (de los cuales deberíamos sacar rápidas conclusiones) y desgraciadamente también al accidente.

Requisitos esenciales

os requisitos esenciales de seguridad y de salud relativos al diseño y fabricación de las máquinas y de los componentes de seguridad son los siguientes:

* 1. Seguridad y fiabilidad de los sistemas de mando: Los sistemas de mando deberán diseñarse y fabricarse para que resulten seguros y fiables, a fin de evitar cualquier situación peligrosa. En particular, deberán diseñarse y fabricarse de manera que resistan las condiciones normales de servicio y las influencias externas y que no se produzcan situaciones peligrosas, en caso de error, en la lógica en las maniobras.

* 2. Los órganos de accionamiento:

  • Serán claramente visibles e identificables y, si fuera necesario, irán marcados de forma adecuada,
  • Estarán colocados de tal manera que se pueda maniobrar con seguridad, sin vacilación ni pérdida de tiempo y de forma inequívoca,
  • Se diseñarán de tal manera que el movimiento del órgano de accionamiento sea coherente con el efecto ordenado,
  • Estarán colocados fuera de las zonas peligrosas excepto, si fuera necesario, ciertos órganos, tales como una parada de emergencia, una consola de aprendizaje para robots, etc.,
  • Estarán situados de forma que su maniobra no acarree peligros adicionales,
  • Estarán diseñados o irán protegidos de forma que el efecto deseado, cuando pueda acarrear un peligro, no pueda producirse sin una maniobra intencional,
  • Estarán fabricados de forma que resistan los esfuerzos previsibles; se prestará una atención especial a los dispositivos de parada de emergencia que puedan estar sometidos a esfuerzos importantes.
Todas estas condiciones van a mermar las condiciones seguras de utilización
de nuestra máquina y van a llevar tarde o temprano al incidente en los
casos menos graves, (de los cuales deberíamos sacar rápidas conclusiones)
y desgraciadamente también al accidente
Cuando se diseñe y fabrique un órgano de accionamiento para ejecutar varias acciones distintas, es decir, cuando su acción no sea unívoca (por ejemplo, utilización de teclados, etc.), la acción ordenada deberá visualizarse de forma clara y, si fuera necesario, requerirá una confirmación.

Los órganos de accionamiento tendrán una configuración tal que su disposición, su recorrido y su esfuerzo resistente sean compatibles con la acción ordenada, habida cuenta los principios ergonómicos. Deberán tenerse en cuenta las molestias provocadas por el uso, necesario o previsible, de equipos de protección individual (por ejemplo, calzado, guantes, etc.).

La máquina deberá estar equipada con dispositivos de señalización (indicadores, señales, etc.), y con las indicaciones que sean necesarias para que pueda funcionar de manera segura. Desde el puesto de mando, el operador deberá poder advertir las indicaciones de dichos dispositivos.

Cuando se diseñe y fabrique un órgano de accionamiento
para ejecutar varias acciones distintas, es decir, cuando su acción no sea unívoca
(por ejemplo, utilización de teclados, etc.), la acción ordenada deberá visualizarse
de forma clara y, si fuera necesario, requerirá una confirmación
Desde el puesto de mando principal, el operador deberá estar en situación de asegurarse de que ninguna persona se halla expuesta en las zonas peligrosas.

Si esto resultara imposible, el sistema de mando deberá diseñarse y fabricarse de manera que cualquier puesta en marcha vaya precedida de una señal de advertencia sonora y/o visual. La persona expuesta deberá tener el tiempo y los medios de oponerse rápidamente a la puesta en marcha de la máquina

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

MouldingExpoFitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS