Ha incorporado recientemente un centro de fresado Soraluce en sus talleres

Matricería Fuentes Gimeno crece en prestigio

María Escribano15/03/2004
Con una amplia experiencia en el troquelado y acompañado de unos modernos medios de producción, Matricería Fuentes Gimeno ofrece al mercado mecanizados de alta precisión y calidad. Su objetivo de futuro, seguir creciendo en prestigio ante sus clientes.
foto
Fundada en 1982 en Madrid, Matricería Fuentes Gimeno nace como una empresa especializada en la fabricación de troqueles progresivos para el sector electrónico, estampación de piezas en prensa y construcción propia de utillajes. Tal y como explica Julián Fuentes, fundador y dueño “En un primer momento estábamos más especializados en componentes para electrónica, pero con el transcurso de los años nos hemos ido adaptando a las nuevas demandas del mercado, y poco a poco hemos ido incorporando personal, maquinaria más moderna, de control numérico, ampliando nuestros servicios a sectores tan dinámicos e importantes como la automoción, en el que actualmente tenemos a algunos de nuestros principales clientes”.

Los trabajos de Matricería Fuentes Gimeno se realizan en un amplio abanico de materiales, hierro, acero templado, acero inoxidable, latón, cobre, alpaca, bronce fosforoso, etc., y en prácticamente todos los tamaños. El resultado son todo tipo de matrices y piezas metálicas, como resortes, soportes, grapas, clips, abrazaderas, cierres de seguridad, tuercas rápidas... para la industria eléctrica, electrónica, iluminación, automóvil, aeronáutica, regalo, telecomunicaciones, informática, juguete, estructuras de aluminio, regalo, etc.

Pero Matricería Fuentes Gimeno no se queda aquí, sus servicios ofrecen también la realización de proyectos de ingeniería inversa. Sus más de veinte años de experiencia en el sector le permiten incorporar el valor añadido de los sistemas CAD y CAM con los que trabajan sus técnicos y operarios. “Motivado por las demandas de nuestros clientes, señala Julián Fuentes, vamos satisfaciendo sus necesidades, así por ejemplo, hemos introducido el corte por hilo, hemos comprado mejores equipos, e incorporado sistemas CAM y CAD, probando algún sistema de análisis y simulación de embutición, porque las piezas que estamos haciendo hoy en día son de geometría más compleja”.

Además, la empresa no solamente se encarga de la fabricación sino también del diseño del troquel, el cliente se limita a facilitar la pieza en soporte CAD, que muchas veces ni siquiera ha manipulado él mismo, que viene directamente de Japón. Una vez en taller, primero se hace una simulación para ver la viabilidad y analizar los posibles puntos negros de la pieza (algún pequeño error de diseño, una zona conflictiva...). Y si se estima que no es viable, se realiza una propuesta modificando la geometría para que el cliente lo considere. Después, Matricería Fuentes Gimeno desarrolla todo el proyecto, se lo presenta al cliente y una vez aprobado, comienza el trabajo.

“Esta nueva forma de trabajar nos permite conseguir un producto adecuado a las necesidades del mercado, es decir, competitivo en precio y plazo de entrega”, explica Julián Fuentes.

Modernos medios de producción

El taller de Matricería Fuentes Gimeno cuenta con los medios más modernos de producción. Destaca, en primer lugar, el centro de fresado de Soraluce, adquirido el pasado año, al que se unen una máquina de corte por hilo también recientemente incorporada, además de máquinas auxiliares, fresadoras tradicionales, rectificadoras, taladros y una pequeña sección de estampación, una prensa y tres dobladoras de carros múltiples.

A mediados del año pasado, la empresa se plantea la compra de un centro de fresado, y no lo duda, elige una Soraluce. La precisión que tiene, su robustez, su gran capacidad –tanto en peso como en volumen-, sus buenos avances, el guiado con patines, son algunas de las ventajas y características que destacan.

La precisión la garantizan las reglas lineales que tiene el centro, además del control numérico fiable y ampliable, en definitiva, el buen servicio que aporta.

El cabezal de la máquina tiene una potencia considerable, -22 kilowatios, engranaje refrigerado por aceite y permite trabajar con la gama más amplia de revoluciones durante un tiempo prácticamente indefinido. De hecho, desde la empresa nos cuentan que están realizando mecanizados para una misma pieza que igual duran sesenta u ochenta horas sin ningún problema, además de permitirles trabajar con piezas de gran peso.

“Estamos haciendo trabajos que van desde mecanizar los bastidores de los troqueles hasta piezas matrices de embutición, que son trabajos de copiado en tres dimensiones, es decir, realizamos desde trabajos simples de dos dimensiones hasta trabajos de copiado preciso en tres dimensiones. Y lo hacemos con la máquina más idónea para nuestras necesidades, por lo que estamos muy satisfechos con ella” concluye Julián Fuentes.

foto

Un proyecto de ampliación

En unos meses, Matricería Fuentes Gimeno tiene previsto trasladarse a una nueva nave industrial, en la localidad madrileña de Loeches, para dar respuesta a las nuevas necesidades de espacio y personal que precisan. En total serán cerca de 1.000 metros cuadrados, destinados a servir a sus clientes dotándose de los mejores medios a su alcance.

Empresas o entidades relacionadas

Soraluce, S.Coop.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS