Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Vigo acoge los últimos Encuentros del Mecanizado

Las empresas del mecanizado gallego buscan mejorar su competitividad

Rodrigo Lis26/05/2011

26 de mayo de 2011

Alrededor de 60 empresarios del sector en Galicia se reunieron en Vigo en busca de respuestas que permitan mejorar su situación en estos tiempos de crisis. Cooperación, competitividad, internacionalización o talento fueron algunas de las ideas clave que pronunciaron los ponentes durante la mañana que duró la jornada, celebrada junto a la ría de la ciudad olívica. Ramiro Bengochea, uno de los impulsores de estos Encuentro del Mecanizado, finalizó el acto con una frase que se está convirtiendo en el lema de estas jornadas: “Se necesita empresarios con coraje. Y, ¿qué es coraje? Pues coraje, amigo, —como decía John Wayne— es sentir un pánico total pero seguir cabalgando”.

Cooperación entre los principales agentes del sector

Esta es una de las premisas de estos Encuentros del Mecanizado, buscar aliados dentro del sector que ayuden a las pymes a crecer en un campo de batalla minado por la coyuntura económica que vivimos en la actualidad. Esa fue una de las claves indicadas por el presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (ASIME), Julio Gómez. En un discurso breve y sobrio, hizo un llamamiento a los empresarios presentes en las jornadas para buscar soluciones que ayuden a superar el bache en la evolución en el mercado. La necesidad de una adecuada formación, haciendo un llamamiento a la Universidad, fue otro de las claves citadas por el presidente de este colaborador en la organización de esta jornada.

Jorge Rodríguez, director general de Carinox, hizo de presentador en estas ponencias, poniendo un toque de humor en sus estrictas medidas del tiempo de cada uno de los actores que intervino en la charla.

Acto seguido tomó la palabra el director comercial del Área industrial de Interempresas, Ángel Hernández, quien citó las necesidades de comunicar de las empresas del mecanizado y de las herramientas al alcance de estas para estar al día en novedades del sector. Ángel Hernández comentó las oportunidades, retos y desafíos que supone la nueva era de la comunicación 2.0 para este tipo de empresas.

La presencia de la directora de la Cumbre, la Feria de Subcontratación, Carmen Gorostiza, fue muy bien recibida por todos los presentes. En un discurso muy ameno, y poniéndose a disposición de todos los empresarios, habló de las necesidades de acudir a estos encuentros en los que “todos tenéis algo que decir, vosotros hacéis lo más difícil que es fabricar, debéis salir a contarlo, y una forma de hacerlo es acudir a las ferias”.

foto
Ramiro Bengochea, 'alma mater' de los Encuentros del Mecanizado, durante su intervención.

Tras estas breves ponencias llegó el turno de miembros destacados de distintas empresas que comercializan a nivel mundial. Un auténtico lujo poder contar con la experiencia de estas personas. Abrió la veda el director general de Toolox – SSAB, Häkan Engström, quien habló de cómo lograr mejoras utilizando aceros de última generación. Este tipo de metales, compuestos por bajos contenidos en carbono, demuestran una mayor resistencia a las fisuras.

Por su parte, el director general de Intermaher, Roberto Hernando, comenzó su ponencia, ‘Innovemos en producto pero también en gestión’, comentando los objetivos de las personas en su cargo, lograr un crecimiento anual de entre el 4 y el 6%. “¿Cómo conseguir esto?” Respondió con dos conceptos: ‘Innovación abierta’ y ‘Gestión del conocimiento’. En el primer punto citó que no es necesario reinventar nada, “no reinventar la rueda, seguramente alguien en el mundo ya la habrá intentado”. Con el segundo aspecto narró la necesidad de aprovechar el talento de los empleados. Esta era la primera vez que salía esta palabra en estas jornadas, un punto clave para muchos de los que intervinieron en el encuentro. “Los empleados necesitan autoorganizarse, solucionar sus problemas”, poniendo a Toyota como ejemplo de este aprovechamiento del intelecto de los miembros de una empresa para lograr un importante crecimiento.

“Es necesario un sistema de gestión que anime a los miembros del equipo a aportar sus cualidades al trabajo”
foto

Los clientes valoran el resultado, no el esfuerzo

Posteriormente tomó la palabra Alejandro Arjona, director general de Tebis Iberia, quien dio las pautas para “optimizar los procesos de mecanizado en el taller”. Sus receta “buscar más rapidez, más calidad y menos costes”. El problema para Arjona es que no siempre se usan las herramientas adecuadas las cuales son la clave de un buen resultado. “Unas herramientas desafiladas o pequeñas consiguen que no llegues a tus objetivos”. Para ello propuso mejorar los equipos del taller y especialistas que logren sacar el mayor partido de estos equipos. “Para un uso correcto es necesaria la formación”, apuntó. Una frase caló hondo en los atentos espectadores: “El resultado es lo que se paga, no el esfuerzo”.

foto
Alejandro Arjona hizo especial hincapié en la formación como baza para sacar el máximo partido a los equipos.

Tras Arjona, tomó la palabra uno de los padres de estos Encuentros. Ramiro Bengochea, director general de WNT, que habló de la parte humana de las empresas, las personas, que según sus palabras son “la clave para hacer las empresas competitivas”. Bengochea se dirigió al publico muy directo, pidiendo la participación que no siempre consiguió. Su presencia llenó la zona habilitada en la sala para la palabra con un discurso cercano. En esta ponencia salió a relucir una de las claves del encuentro en varia ocasiones: el talento. Esta virtud se encuentra en las personas que forman estas entidades, las cuales son básicas para su competitividad en el abrupto mercado.

“Las empresas necesitan innovación para ganar competitividad, y ésta se fundamenta en las personas con talento y conocimiento”

Para Bengochea estas personas con talento no son aprovechables sin un marcado liderazgo. Las empresas necesitan el carácter de un líder para evolucionar en el mercado y este se encuentra en personas con esta virtud. La clave, según sus palabras, es “encontrar la función de estas personas con talento dentro de una empresa”. También se refirió a la importancia de remar en un mismo sentido, involucrar a toda las ramas de la entidad en unos objetivos bien definidos. “Las empresas necesitan estabilidad para crecer, y estos se consigue, cuando se tiene un grupo de personas competitivas y fieles a unos principios.

A continuación le llegó el turno a Antonio Morares, ‘Development Manager’ de Castrol- BP, que tocó la fibra del público en su ponencia ‘Hacer un equipo ganador’. En su charla hizo un símil entre la empresa y el equipo más ganador en la historia futbolera española: la ‘roja’, que se proclamó campeona en el Mundial de Sudáfrica 2010. Las claves enumeradas por Morales en una empresa son el talento individual y, por consiguiente, el del equipo, el liderazgo y la estructura de éste. “En la selección no estaba el mejor del mundo, pero sí cuatro o cinco de los mejores en sus puestos, hasta Holanda jugaban con un 4-3-3, pero la clave es fomentar la cultura de equipo, aportar valor, …”. Una breve charla en la que con su comparación pareció convencer a un atento público.

Antes del ‘break’ para el café le tocó cerrar esta primera parte de las ponencias al director general de Zoller, Swen Hamman, quien en su charla sobre la ‘Restructuración, proceso clave para el futuro’ presentó el sistema TMS, ‘Tool Managment Solution’, que han implantado en su compañía. Con este sistema se mejora la calidad, se reducen costes y se aseguran las entregas a tiempo. Este método surgió en la búsqueda de los desafíos de los talleres de las empresas del mecanizado: calidad, estrategias inmediatas y costes, y todo ello buscando mejorar la competitividad de estas empresas. La competitividad, en sus palabras, se logra mediante varios puntos: “El primero es el reenfoque estratégico, que sirva para evolucionar y mantenerte siempre competitivo; el segundo, una excelencia en los procesos que certifique la calidad; tercero, gestionar a las personas; el cuarto aspecto, salir en busca de la internacionalización, otro de los puntos clave de las jornadas; y por último, cooperación”.

Juntos y revueltos

La pausa para el café sirvió para el intercambio de opiniones entre los asistentes. Allí se mezclaban pequeños empresarios del sector del mecanizado de la comunidad quienes, ahora sí, se mostraban más abiertos a la hora de intercambiar opiniones con los ponentes. Estos se pusieron a disposición de los asistentes a colaborar en todo lo que Nexus manos fuese necesario.

Uno de los asistentes se mostraba muy dispuesto a unir fuerzas con los presentes para buscar soluciones. Propuso crear una asociación para comunicar de algún modo su situación y buscar algún modo de llegar a más mercado, aún siendo ‘muy pequeños’.

foto
La pausa para el café sirvió para reunir a pequeñas y grandes empresas.

Tras el café llegó la hora de contar las experiencias de las empresas locales, con la aportación del director de Ingeniería de Planta de GKN Driveline de Vigo, seguido de la directora financiera y comercial del Acebron Group, Rebeca Acebrón San Miguel, quien contó de primera mano la experiencia de una pequeña empresa familiar que comenzó hace treinta años con un pequeño taller de cambio de ruedas y se ha convertido en una empresa con actividad internacional.

La penúltima ponencia corrió a cargo del director de Compras – Subcontrataciones de Indra Sistemas, Francisco Javier Salorio, un coruñés en una posición de privilegio en una de las más potentes empresas del país.

Cerró el acto el director general de Vadillo Asesores, José Antonio Gómez Vadillo, un experto en el arte de hablar en público.

La voluntad se hincha pinchándola...

Llegaba la hora del debate, el momento de sacar conclusiones de la mañana y buscar posibles soluciones. Jorge Rodríguez, como moderador, volvió a sacar a colación el tema de la internacionalización: “si os viene grande, intentad salir a la provincia de al lado. El 80% de las empresas españolas estamos en nuestra comunidad y en el extranjero, pero no salimos a la comunidad vecina, aquí tenéis Portugal y allí podemos encontrar nuevos mercados”.

En el momento de compartir opiniones tomó la palabra un miembro de la Universidad de Vigo presente entre el público, poniéndose a disposición del sector para en qué sentido mejorar la formación con las limitadas herramientas al alcance de este organismo. Para muchos el ritmo de trabajo en la calle y el ritmo en los centros es muy desigual y es el principal problema a la hora de encontrar ese talento que muchos demandan.

Roberto Hernando lanzó una pregunta a los presentes: ¿Por qué cuándo se ofrecen unas jornadas como éstas, con ponencias interesantísimas, en Andalucía reunimos a 200 personas y aquí no llegamos a 60? ¿Qué pasa en Galicia?. José Antonio Gómez Vadillo pidió el micrófono para decir que aquí estaban 60 valientes que quieren buscar respuestas cambiar su situación. Entre risas de los presentes, algunos achacaron ésto a la idiosincrasia de los gallegos, desconfiados y reacios al cambio, pero muchos seguro que recibieron el empujón necesario para mejorar la situación.

La jornada terminó con el broche de oro de Ramiro Bengochea con una frase que ya se ha hecho célebre en estos Encuentros del Mecanizado: “Aquí lo que intentamos es buscar empresarios con coraje. Y, ¿qué es coraje? Pues coraje, amigo, es sentir un pánico total pero seguir cabalgando”.

Web 2.0, oportunidades, retos y desafíos para las empresas

Ángel Hernández, en calidad de representante de Interempresas, basó su ponencia en las posibilidades que ofrece la nueva comunicación global para empresas como las presentes en los Encuentros. Publicamos aquí un pequeño resumen de las ideas básicas expuestas.

En un mar de dudas con un objetivo común

Algo tan natural como la comunicación, que desde el mismo instante del nacimiento comenzamos a poner en práctica, no debiera tener secretos para el ser humano. Y tal vez es así. Sin embargo, cuando hablamos de comunicación en el ámbito de la empresa, la cosa cambia: con el ‘asedio’ al que nos vemos sometidos (redes sociales, e-mailing, marketing 1.0, 2.0, ...) no es de extrañar que las empresas anden un poco despistadas. Y este despiste afecta por igual a todo tipo de empresas: a las que tienen prestaciones suficientes como para dar respuestas rápidas hasta a las que están a punto de entrar en el ‘desguace’. No obstante, les guste o no a unas y otras, todas están situadas por activa o por pasiva en la encrucijada de resolver hacia dónde tirar en materia de comunicación. Con el agravante de que el objetivo de todas ellas es el mismo: conseguir clientes. Porque si hace unos años bastaba con fabricar bien y era el cliente el que ‘nos venía’, ahora las cosas han cambiado. Con el cambio de siglo nos vino encima el mercado global y un desarrollo de las TIC a velocidad desconocida. Pero, con apenas casi tiempo para asimilarlo llegó LA CRISIS. Esta sí que era una crisis. Y pese a ser el metalmecánico un sector acostumbrado a vaivenes cíclicos, en esta ocasión parecía, y parece, que el cambio de escenario es más severo que en otras ocasiones. Ahora la empresa necesita girarse hacia el mercado para entenderlo y saber hacia dónde ir, pero el mercado es cambiante y las nuevas tecnologías de comunicación parecen haberse aliado con él. La empresa necesita más que nunca establecer un diálogo con el mercado. Es el momento de la comunicación 2.0. Es el momento de trasladar información y de recogerla también. Es el momento de comunicar. El problema es ¿cómo?.

Hacia fuera pero también hacia dentro

En primer lugar hay que tomar conciencia de la importancia de la comunicación, interna y externa. De la interna, para establecer una complicidad en su proyecto diario entre los accionistas, empleados y directivos. De la externa, para establecer una comunicación de ida y vuelta con proveedores, clientes, entidades sociales, asociaciones, administración, bancos, aseguradoras, competencia y posibles colaboradores. Así pues, lo primero es grabar a fuego la importancia que supone la comunicación para la empresa. Y empresa se refiere a todas las personas que trabajan en ella, pero sobre todo a los administradores, a los propietarios, a los gerentes.

La segunda tarea es analizar y definir cuáles son los puntos fuertes y los puntos débiles, cuáles los de nuestra competencia, qué características tiene el mercado y si los canales y medios que utilizo o pretendo utilizar para comunicar son los correctos.

Una vez definidas las señas de identidad y las del entorno sólo queda emprender la tercera tarea: pasar a la acción, generando una imagen y un prestigio y fortaleciéndose con colaboradores en todas las áreas, incluida la comunicación.

foto

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Hp Webinar, impresión 3D - Jueves, 29 de junio a las 11 h ( CEST) Impresión 3D y sus implicaciones en el negocio a lo largo del ciclo de vida del producto

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Sí, Lean sí es para mí

El mayor potencial que se desprende de la implantación del Lean a nuestras organizaciones es el efecto catalizador, transformador e iluminador que consigue

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS