Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La tercera edición superó la participación de las anteriores

Encuentros del Mecanizado: tras Madrid y Sevilla, Vitoria confirma su consagración

Ibon Linacisoro07/04/2010

7 de abril de 2010

El Palacio de Congresos y Exposiciones Europa de Vitoria fue el escenario el pasado 18 de marzo de 2010 de los terceros Encuentros del Mecanizado, patrocinados por empresas como Carinox, Intermaher, Tecnocim, Toolox y el especialista en herramientas WNT y coorganizados por la Cámara de Comercio de Álava, el Ayuntamiento de Vitoria y, una vez más, por la plataforma de comunicación Interempresas. Los próximos tendrán lugar en Barcelona, el 20 de mayo de 2010.

Los Encuentros del Mecanizado celebraron su tercera edición en Vitoria y demostraron el éxito de la fórmula con una participación superior a las dos anteriores. La buena aceptación entre los profesionales del sector se debe al concepto en sí del evento, que congrega a instituciones, empresas tractoras y pequeñas y medianas empresas de mecanizado que se reúnen con el objetivo común de incrementar la competitividad de la red de subcontratación del mecanizado. Estos encuentros son posibles gracias al impulso de las empresas patrocinadoras, sensibilizadas con la necesidad de generar actividades que mejoren la competitividad del sector industrial de la subcontratación por mecanizado en este país. Empresas que han decidido crear un extra de valor añadido en su entorno porque son conscientes de la urgencia que ello implica.

Los Encuentros del Mecanizado quieren aportar su granito de arena en la mejora de esa competitividad de los mecanizadores españoles. Son el estoloarreglamosentretodos.org del mecanizado, la demostración palpable de que desde el propio sector se pueden provocar situaciones para la consecución de una mayor colaboración entre las empresas. Porque, tal y como dijo Fidel Gómez, de la Cámara de Álava, “se ha acabado el tiempo de la comodidad, pero el tiempo de la oportunidad sigue abierto”.

foto
  De izda. a dcha.: Ramiro Bengochea (WNT), Jorge Rodríguez (Carinox), Roberto Hernando (Intermaher-Mazak), Ana García Larrea (BP), Melcior Soler (Tecnocim) y Fidel Gómez (Cámara de Álava).

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Al igual que en ocasiones anteriores, tras las pertinentes presentaciones por parte de Ramiro Bengochea, director general de WNT, se dio comienzo a una serie de presentaciones dirigidas expresamente al sector de la industria auxiliar del mecanizado. Es decir, cuando por ejemplo María Delgado, del Departamento de Coordinación y Dinamización del CDTI expuso las posibilidades que este organismo pone a disposición de las pymes, lo hizo precisamente pensando en ellas, en empresas que habitualmente tienen la sensación de no poder llegar a este tipo de ayudas institucionales. Y lo cierto es que tuvo un éxito relativo, puesto que en el debate posterior, moderado por Ángel Hernández (Interempresas) se pusieron sobre la mesa las dificultades de acceder a las ayudas y, especialmente, el problema de los tiempos en los que esas ayudas se realizan, por lo general, según el parecer de varios de los participantes, demasiado tarde. Como conclusión a lo hablado en Vitoria, podría decirse que cuando una empresa requiere un apoyo financiero para llevar a cabo una actuación tecnológicamente innovadora, con un elevado componente de riesgo, el dinero debe llegar antes a sus manos, precisamente para poder abordar ese proyecto.

Quien habló en el lenguaje de la pyme de mecanizado fue Roberto Hernando, gerente de Intermaher-Mazak quien expuso las ventajas de trabajar con máquinas multitarea: reducción en un 90% del plazo de acopio materia prima, un 20% menos en coste de material, un 75% menos de stock de material, una reducción del 92% en los tiempos de cambio de pieza, un tiempo de ciclo un 29% más corto, supresión (prácticamente) de tiempos entre operaciones, menor tamaño de la célula (de 6 máquinas a 2 en el ejemplo expuesto en la jornada) y rápido desarrollo de prototipos.

foto
En su tercera edición, los Encuentros de Mecanizado tuvieron lugar en el Palacio de Congresos Europa de Vitoria.

En este sentido, en el turno de debate posterior se produjo un enriquecedor intercambio de opiniones sobre las máquinas multitarea. Un participante habló del escaso aprovechamiento que se hace en los talleres de mecanizado de las máquinas multitarea. En su opinión, los talleres de mecanizado del País Vasco están muy bien equipados pero existen muy pocas máquinas utilizadas al 100%. “Veo muy poca implantación tecnológica —afirmó—. Tenemos que tender a optimizar recursos más que a hacer grandes inversiones. Uno de los problemas que padecemos es que contamos con muy poca cultura tecnológica. Tenemos conciencia de que equiparse es importante pero no tanto de que hay que optimizar lo que tenemos”. El comentario iba dirigido a Roberto Hernando, quien se mostró de acuerdo con el hecho de que una máquina multitarea, por sí sola, no soluciona nada. “Efectivamente —señaló— él éxito en el mecanizado, la evolución tras la adquisición de una máquina que aporta un salto tecnológico, depende de un conjunto de circunstancias: debemos contar con máquinas eficientes, darles un uso adecuado, utilizar herramientas innovadoras y ajustadas a la tarea de que se trate, adoptar la estrategia de mecanizado y la organización del taller adecuadas. Nosotros, en Intermaher, también visitamos muchas empresas y vemos de todo: desde el que ha progresado mucho al que sigue haciendo lo mismo que siempre. Pero he de decir que lo más habitual es que los que adquieren una máquina multitarea estén muy satisfechos con ella y con su rendimiento”.

También José Antonio Gómez Vadillo opinó que tenemos unos talleres muy bien equipados. Sin embargo, en su opinión, el mecanizador tiene que mejora en la venta. “Hay que visitar más al cliente, afianzar la venta por repetición y por fidelización. También tenemos que empezar a llamar puertas y mejorar la imagen, porque los chinos venden por imagen, con un catálogo y una web. Y nosotros no sabemos vender nuestras capacidades. No somos un país vendedor, somos trabajadores y de alto coste”.

Es obligado mejorar el uso de las herramientas

Una de las primeras preguntas del debate fue para Ramiro Bengochea, principal impulsor de estos encuentros y responsable máximo de WNT. ¿Podemos asistir todavía a un cambio revolucionario en las herramientas? Negativo, las revoluciones ya no existen y todos los avances son progresivos. Ramiro Bengochea afirmó que las principales mejoras llegarán mediante la combinación de una buena tecnología y un buen servicio. La respuesta la complementó Óscar Gonzalo, del centro tecnológico Tekniker, quien aportó un dato importante: solo en un 30% de las ocasiones se utilizan las herramientas adecuadamente. Es decir, la mejora en el uso de las herramientas debe iniciarse en este sentido y queda mucho para llegar al 100% de aprovechamiento de unas herramientas cuyos materiales y geometrías están siendo constantemente objeto de estudios y desarrollos por parte de los fabricantes.

Un programa de ponencias variado

Tras la presentación de Intermaher tomó la palabra Melcior Soler, de Tecnocim, con el objetivo de exponer cómo debe ser el sistema de organización de la Programación CNC en un taller de fabricación de piezas en series cortas y variadas. Según dijo, el sistema de organización de la programación CNC que se implante debe integrarse en la organización digital de la empresa y debe estar orientado a obtener la trazabilidad de los procesos de mecanizado y garantizar la posibilidad de analizar los procesos realizados, repetirlos cuando sea necesario y/o actualizarlos rápidamente, después de modificaciones en algunos de sus aspectos. También debe permitir aplicar personalizaciones en el sistema CAD CAM, para optimizar, agilizar y dar seguridad a la programación de los trabajos repetitivos. Para cumplir estas premisas se debe tener la definición de las piezas a fabricar en formato CAD dibujada a escala real, realizar los procesos y programas de mecanizado mediante un sistema CAM que parte de la información en formato CAD y no programar ni realizar modificaciones a pié de máquina que desvirtúen la información generada en el CAM.

Tras Melcior Soler tomó la palabra María Delgado Álvarez, del Departamento de Coordinación y Dinamización de la Dirección de Tecnología, con su presentación titulada ‘Financiación de la innovación y el desarrollo empresarial’. Le siguieron las ponencias de Fidel Gómez, de la Cámara de Álava, sobre la internacionalización de las pymes, la titulada ‘La correcta elección del fluido de mecanizado vs. mejora de la productividad’ (BP) y la de José Antonio Gómez Vadillo sobre el mecanizado y la gestión, que, al igual que en los encuentros de Sevilla, amenizó la mañana con sus ejemplos y datos (ver artículo completo en el número de febrero de Interempresas, página 43). También fue muy valorada la presentación ‘Nuevas tendencias para el mecanizado’, de Óscar Gonzalo, investigador del Departamento de Procesos de Fabricación de Tekniker-IK4. Habló de procesos no convencionales de mecanizado como el mecanizado láser y mecanizado a alta velocidad, el mecanizado rotatorio por ultrasonidos y el mecanizado electroquímico y, en un segundo bloque de la presentación, de los procesos de mecanizado por arranque de viruta: mecanizado en duro, simulación de procesos y mecanizado asistido.

Mirar al futuro

Los mecanizadores perciben con frecuencia la actividad de algunos centros tecnológicos como algo alejado de ellos. Sin embargo, eso no es necesariamente así y con frecuencia el futuro ya es presente. Óscar Gonzalo afirmó que actualmente la fabricación por arranque de viruta se centra en la obtención de productos de mayor valor añadido y calidad con costes y tiempos reducidos en materiales cada vez más exigentes, para lo cual se debe mejorar el rendimiento y la calidad.

Entre las diversas tecnologías que expuso el mecanizado por láser es una realidad ya disponible. Con esta técnica, la radiación láser provoca en el material un calentamiento progresivo, alcanzando la temperatura de fusión y evaporación del material. Esta evaporación se traduce en un micromecanizado de precisión en la zona de acción del láser.

foto
Los Encuentros combinan las ponencias con un tiempo para el debate y el intercambio de opiniones.

¿Se puede mecanizar para ITP?

Los ‘grandes’ tuvieron su momento. Plácido Rodal, responsable de Tecnologías de Fabricación de ITP fue objeto de numerosas preguntas durante el debate, tras la ponencia titulada ‘Fabricación de componentes para las LPT’ (‘Low Pressure Turbine’). Los componentes que ITP fabrica para la aeronáutica son las carcasas de estos módulos de las turbinas, las estructuras de soporte de los cojinetes, los discos, los álabes fijos y otros subcomponentes. En definitiva, que hay muchas operaciones de mecanizado en juego, desde el fresado, el torneado o el rectificado, pasando por el brochado o el taladrado, hasta la electroerosión, además de otros muchos procesos como el de soldadura, tratamientos térmicos, recubrimientos, etc. ITP no lo hace todo, subcontrata y este era precisamente el punto de interés para los allí presentes, teniendo en cuenta que la compañía necesita una industria auxiliar, pero que la busca por todo el mundo. Plácido Rodal, en la conversación en torno a qué tipo de mecanizadores le “sirven” a ITP, reconoció que el tamaño sí importa y sugirió la colaboración entre pymes de mecanizado para poder llegar a desarrollar proyectos destinados a las grandes compañías aeronáuticas.

La expectación de la presencia de ITP era lógica, teniendo en cuenta los trabajos de mecanizado que una empresa de estas dimensiones puede subcontratar. Una de la cuestiones giró en torno a la fiabilidad de las previsiones que las grandes compañías hacen sobre la fabricación de aviones en los próximos años. El riesgo es elevado, ya que son inversiones a largo plazo, aunque Plácido Rodal explicó que se trata de un riesgo compartido. Según explicó, el riesgo de la inversión se despliega a la cadena de suministro. Se buscan “socios de riesgo”, lo cual provoca una cascada hasta la base de la pirámide de suministro. Un cliente como Rolls Royce le exige a ITP que se involucre en el desarrollo de las piezas desde la fase inicial, con el riesgo que esto comporta, pero con la recompensa de trabajo asegurado para un tiempo determinado. Un modelo similar es el que ITP está exigiendo a sus proveedores que, por cierto, ITP busca sin fronteras.

Otro tema interesante para el debate: ¿Qué estrategia seguirá ITP, se apoyará en mecanizadores locales? “Hace diez años no tenía dudas: apostábamos por el suministrador local. Pero en los últimos siete años la empresa ha cambiado y lo más importante son los resultados. Se mira con aprecio al proveedor cercano, pero no les damos a ellos lo que no damos a otros. La competencia es abierta. Hubo un momento en que nos quedamos en un término medio, los trabajos de bajo coste los contratábamos en países de bajo coste y cooperábamos con suministradores locales en otros desarrollos para que nos dieran beneficios a medio plazo. Pero la última crisis ha dado otra vuelta de tuerca y ya no nos planteamos ayudar a nadie que no arriesgue con nosotros. Pedimos a nuestros proveedores lo mismo que nuestros clientes a nosotros: riesgo y cooperación en los desarrollos. Pensamos que los mecanizadores locales son muy buenos, pero demasiado pequeños. No se ponen de acuerdo entre ellos para crecer y ninguno quiere asumir el riesgo suficiente”.

En cualquier caso, las oportunidades de trabajar para o con ITP están ahí. Un ejemplo es del desbaste de los discos de la turbina de baja presión. En ellos van encastrados los álabes de la turbina y mueven el gas que impulsa el avión. Es la pieza más crítica de la turbina del avión. Las medidas de control de la materia prima, mecanizado y resto de procesos de su fabricación son altísimas, porque cualquier defecto que provocase una ruptura de esta pieza en vuelo podría causar la caída del avión. El desbaste de estos discos es un tipo de trabajo que esta compañía no considera de alto valor añadido, pero tampoco de bajo coste. “De hecho es un trabajo que nos puede suministrar un mecanizador local potente o un forjador que pueda entregar la forja mecanizada. Apostaremos por la más rentable para ITP. No es de bajo coste, pero hay que ofrecerlo lo mejor ‘envuelto’ posible. Creo que en este campo todavía hay oportunidades”.

Tamaño sí, ‘savoir faire’ también

Para Plácido el tamaño importa, pero opina que la tecnología propia sigue siendo una clave que puede cambiar las reglas del tamaño. “También importa saber hacerlo”. Es obligado un esfuerzo en innovación para conseguir procesos exclusivos y no esperar a que las empresas grandes lleven a las pymes de la mano. “”Nosotros queremos a alguien que ya tenga tecnología”.

foto
La buena asistencia de público es el mejor indicador de que la fórmula de los Encuentros es la adecuada.

Los pequeños aprovechan la globalización

La presentación de Pedro J. Carrillo, director de TAFSA, una empresa de mecanizados de 16 operarios ubicada en Madrid fue muy apreciada entre los asistentes, probablemente porque la mayoría de ellos se vieron reflejados en esa empresa. Y seguro, también, porque en su ponencia Pedro Carrillo puso de manifiesto que las actuales condiciones de competencia global no tienen por qué ser un obstáculo para una empresa de estas características. Existe la manera de trabajar en colaboración con el mundo del ‘low cost’ para buscar la solución que el cliente solicita, y esto se refiere tanto al coste como al tipo de pieza que se le está fabricando. Simplemente, hay que perder el miedo a salir fuera. Tan sencillo como eso.

El debate

En el debate posterior a las ponencias, moderado por Ángel Hernández, responsable del área de Metal de Interempresas, surgieron temas interesantes que preocupan a las empresas. Precisamente, en el origen de los encuentros está la intención de crear una atmósfera de intercambio de conocimiento, pero también la intención de interrelacionar a empresas que se pueden complementar con el fin de que sus empresas crezcan mediante la colaboración. A los encuentros hay que ir con tarjeta y con la mente abierta para localizar a posibles socios colaboradores.

Como ejemplo de cooperación, Ramiro Bengochea expuso el caso de los Encuentros de Mecanizado en sí mismos. “Esto lo hemos iniciado empresas que no solo pensamos que debemos mejorar nuestra competitividad sino que además debemos promoverla en nuestro entorno. Creo que nosotros mismos somos un ejemplo de cooperación. Jorge Rodríguez (Grupo Carinox), Roberto Hernando (Intermaher-Mazak), Melcior Soler (Tecnocim) y yo nos hemos juntado para hacer promoción de forma diferente. Esto lo estamos pagando nosotros porque hemos decidido innovar en la forma de promocionarse de las empresas. Pensamos que a partir de esto mejoramos la imagen que tenéis de nosotros, que os damos más confianza, pero también, por otro lado, os transmitimos nuestro convencimiento de que solo innovando y colaborando podremos salir adelante. ¡Esto lo podemos solucionar nosotros!”

Las ayudas, ¿a quién llegan?

Es generalizada la idea de que muchas ayudas institucionales no llegan a la pyme. En el debate se escucharon frases contundentes: “Realmente, yo diría que la mayoría de las pymes ni olemos las ayudas para I+D, desarrollo tecnológico, etc. La gente de las pymes cuando vamos a hacer una inversión de innovación con tecnología nos quedamos fuera. El acceso a las ayudas es complejo y nunca hemos tenido tiempo porque estábamos preocupados por generar riqueza mecanizando, por ser rentables. Yo siempre he pensado que tenía que ganar dinero mecanizando piezas y no pidiendo ayudas, pero ahora mismo es momento de encontrar dinero de todas las formas posibles”.

En este mismo sentido, un asistente a los encuentros expuso brevemente su caso: “Nosotros creamos nuestra empresa hace ocho años y hemos pasado de 4 a 25 personas. Durante los 8 años nos hemos dedicado a trabajar, a producir. Se ha hecho dinero, se ha trabajado a tope, pero nadie se ha preocupado de todo lo que estamos hablando aquí. Nosotros sí pedimos subvenciones al comenzar, pero nos llegaron un año después siguiente, con lo cual nos ayudaron muy poco. Los talleres tenemos pocos medios para meternos en estos asuntos”.

Como contrapunto, también se habló de pymes que sí han accedido a ayudas del CDTI.

Empresas o entidades relacionadas

Encuentros del Mecanizado
Intermaher, S.A.
WNT Ibérica, S.L.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Hp Webinar, impresión 3D - Jueves, 29 de junio a las 11 h ( CEST) Impresión 3D y sus implicaciones en el negocio a lo largo del ciclo de vida del producto

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Sí, Lean sí es para mí

El mayor potencial que se desprende de la implantación del Lean a nuestras organizaciones es el efecto catalizador, transformador e iluminador que consigue

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS