El Grupo Atradius desvela la situación del sector metalmecánico y de la automoción en este país

¿Cuál ha sido el impacto de la crisis económica global en la industria británica del metal?

Redacción Interempresas17/04/2009
La crisis mundial ha afectado de manera masiva al sector del metal en el Reino Unido. Los tres sectores que consumen la mayor proporción de acero en el Reino Unido son la construcción (30%), ingeniería general (25%) y automoción (15%). Los tres están experimentando una reducción considerable de su actividad, con caída de la producción en la construcción del Reino Unido del 6,4% en el último trimestre de 2008, previéndose un deterioro mayor en el primer trimestre; caída de la producción industrial del Reino Unido del 2,4% en enero, a pesar de la debilidad de la libra, y brusca caída del 59% interanual en la matriculación hasta febrero. Estos datos se desprenden del informe referente al mes de abril elaborado por el Grupo Atradius, que opera en España, Portugal y Brasil a través de Crédito y Caución.

La situación en sector del aluminio es incluso peor, ya que la automoción resulta todavía más crucial para su futuro. En particular, las fundiciones secundarias de aluminio han sufrido un duro golpe debido a la combinación de la escasa demanda del usuario final y los altos costes de producción con relación a los precios de la chatarra y de la energía.

¿Cuál es la actual tendencia en cuanto a morosidad, impagos e insolvencia?

Se ha producido un importante aumento de la morosidad y de aplazamientos de pago, que afecta al número de propuestas de renegociación de pagos recibidas. Incluso las empresas que antes se consideraban ‘fuertes’ han experimentado una grave reducción de su posición de circulante debido al deterioro de su fondo de maniobra. Las insolvencias están aumentando, como cabía prever, dada la debilidad del mercado de consumo.

¿En qué deberían fijarse en particular las empresas que venden productos al sector del metal?

Teniendo en cuenta la fortaleza de los mercados hasta septiembre de 2008, los estados financieros auditados de los doce últimos meses son prácticamente superfluos ya que mostrarán, en todos los casos, un buen comportamiento. Las compañías que venden al sector del metal del Reino Unido deberían centrarse en obtener cuentas de gestión actualizadas que permitan evaluar el comportamiento financiero reciente, en lugar del histórico.

Además de la situación financiera, es necesario fijarse en la fortaleza de la gestión. Muchas empresas familiares pueden estar controladas por una generación que sólo ha experimentado crecimiento económico. La incapacidad para adaptarse a condiciones económicas más difíciles llevará sin duda a la quiebra de algunas empresas.

¿Cuál es la perspectiva a corto plazo para el sector?

Extremadamente negativa. Existen pocas perspectivas de mejora en este sector hasta, como mínimo, principios de 2010, y por tanto la perspectiva a corto plazo es sombría.

Prevemos que sigan aumentando las insolvencias antes de que la situación se estabilice hacia la última parte del año.

¿Cuál ha sido el impacto de la crisis económica global en el sector de la automoción?

Las empresas proveedoras del sector de fabricantes de equipos originales (OEM) se han visto seriamente afectadas por la crisis. Parece que los principales OEM fueron demasiado lentos a la hora de reaccionar frente a la crisis económica y sólo empezaron a recortar la producción en el Reino Unido en torno a Navidades, lo que ha provocado un serio exceso de vehículos en el mercado. El mercado post-venta se está comportando mejor, ya que los consumidores afectados por la recesión optan por mantener su actual vehículo en lugar de cambiarlo por uno de categoría superior o de comprar un coche nuevo.

¿Cuál es la actual tendencia en cuanto a morosidad, impagos e insolvencia?

Debido al exceso de vehículos, los fabricantes tenderán a ampliar plazos y reducir existencias. Los concesionarios más importantes están recortando costes para hacer frente a la crisis, y parece que, de momento, la medida está dando resultados. Sin embargo, algunos concesionarios más pequeños ya se han quedado por el camino.

¿En qué deberían fijarse en particular las empresas que venden productos al sector de la automoción?

Es importante que las empresas sean conscientes del efecto que la crisis tiene en sus clientes y proveedores.

Algunos fabricantes de automóviles ya están procediendo a reducciones de plantilla o de jornada, y los presupuestos y previsiones para 2009 deberán ajustarse en consecuencia.

¿Cuál es la perspectiva a corto plazo para el sector?

No hay indicios reales de que la perspectiva vaya a mejorar en los próximos seis meses. Dispondremos del primer indicador en el Reino Unido cuando se hagan públicas las cifras de nuevas matriculaciones de marzo, que normalmente suponen un 18% de las ventas anuales.

En los dos primeros meses de 2009, las ventas de coches nuevos cayeron un 28,2%. Lo que ocurra con los tres grandes fabricantes en Estados Unidos, con la previsión de acontecimientos relevantes en los próximos meses, también tendrá una repercusión.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS