Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Máquina-herramienta en perspectiva

Entrevista a José Miguel Corres, Consejero Delegado de Bilbao Exhibition Centre

15/02/2002

Tras barajar distintas opciones respecto a su ubicación, finalmente se ha optado por los terrenos que hace años ocupó la empresa Altos Hornos en la Vega de Ansio. ¿Cuál fue la razón de peso para elegir este lugar?

Barajamos entre trece y quince lugares diferentes. Cuando se decidió que había que trasladarse porque no cabíamos, creamos una comisión técnica dentro del comité ejecutivo de la Feria y definimos los puntos mínimos que debía de tener, en términos de espacio, accesibilidad, conectividad, metros cuadrados mínimos expositivos, que hubiera un solo pabellón... A partir de ahí hemos trabajado.

Dentro de las premisas básicas hay una que es muy importante: que pueda estar finalizada para 2004. La Bienal de Máquina Herramienta nos está presionando porque necesita nuevas instalaciones. Para 2002 no las van a tener, pero sí queremos que estén para 2004.

Hubo ofertas de ayuntamientos, como los de Santurtzi, Galdakao, Amorebieta... Algunas fueron descartadas por tamaño y otras, por lejanía. Encontramos algún otro espacio que tenía la dificultad de que pertenecía a muchos propietarios y había que hacer muchas expropiaciones. En la Vega de Ansio hay cuatro o cinco propietarios, pero sobre todo uno mayoritario, que es la Diputación Foral de Vizcaya. La institución foral es dueña de 323.000 metros cuadrados, como consecuencia del pago de la deuda fiscal de la empresa Altos Hornos de Vizcaya y estaba dispuesta a cederlos. Éste era el lugar ideal para nuestro proyecto.

La nueva Feria de Muestras constituirá, por tanto, una pieza muy importante para la revitalización de la Margen Izquierda. ¿Cuál será el impacto económico en esta zona?

La nueva Feria nos va a dar unas posibilidades mayores que la actual. Se ha desarrollado un plan estratégico por parte de la Feria. La primera conclusión a la que se llegó fue la necesidad del cambio de ubicación. Tras decidir que sería Ansio el lugar indicado para el nuevo recinto, se realizó un análisis comparativo. La principal conclusión hace referencia a la mayor capacidad de generación de la Feria. Ahora estamos topados por nuestro tamaño, diseño y por la ciudad, que a su vez está topada por nosotros. Nos autocongestionamos en determinados momentos. En Barakaldo tenemos la ventaja de que partimos de cero. Lógicamente, vamos a copiar lo mejor de todas las instalaciones feriales europeas, como Birmingham, Múnich, Hannover, Madrid, Londres...

Hemos realizado un estudio de mínimos para 2005-2006, porque no queremos llevarnos a engaño, según las magnitudes de producción, empleo y PIB. El resultado indica que el incremento de actividad será muy importante. En todos los casos hay más dinero en circulación. Aparte de la inversión, en torno a los 80.000 millones de pesetas, se calcula que la Feria generará otros 191.000 millones de pesetas. Por otra parte, se da un incremento de actividad muy grande, cifrado en 36.000 millones en producción, 19.000 millones en PIB y más de 3.500 empleos.

¿Cómo afectará a Bilbao y al País Vasco, en su conjunto?

Se dará un trasvase Bilbao-Barakaldo, en determinadas cosas. Pero el centro neurálgico seguirá siendo Bilbao, ya que estamos hablando de un entorno metropolitano urbano muy cercano. En cuanto al impacto que puede tener en la capital vizcaína, lo único que se puede mover en favor de Barakaldo es la restauración, las comidas. Y digo 'puede' porque la localidad fabril también tiene que prepararse para recoger esta potencial demanda; en la actualidad no tiene infraestructuras de este tipo. Lo demás apenas variará: hoteles, compras, ocio...

El pastel será más grande. En pesetas reales, en todos los casos se aumenta. Bilbao pasará de 9.000 millones de pesetas de impacto a 9.900 millones. Barakaldo pasará de cero a 2.000 millones. En el resto de Bizkaia, pasamos de 1.700 millones de impacto a 2.600 millones y, en el resto de la CAPV, de 1.400 a 2.000 millones. Por tanto, ganamos todos.

¿Quiénes serán los sectores más beneficiados por la FIM?

Básicamente, el sector empresarial será el más beneficiado, porque tendrá una Feria cercana, en la que puedes influir, decir cosas... es tu propia Feria. En el análisis de los diferentes sectores feriales, todos consideran que el traslado es positivo.

Por concretar, la hostelería y todos los servicios anexos a la Feria saldrán beneficiados. En conjunto, el país como tal, que puede tener una Feria puntera en su entorno.

Por otro lado, Bilbao podrá liberar unos terrenos que prácticamente son la única posibilidad de expansión que hoy tiene, además de lo que ya he mencionado que gana Barakaldo.

En general, gana el país, porque o hay nueva Feria o no hay ninguna. Si no les damos a nuestros principales clientes nuevos espacios y funcionalidades en una Feria que está saturada ya, se acaban yendo. Y si se marchan, nos sobra con la mitad del espacio de que disponemos ahora.

¿Dónde radicará la principal diferencia del nuevo recinto ferial respecto al actual?

La actual Feria Internacional de Bilbao se ha quedado muy vieja. En muchas cuestiones, es la antítesis de lo que debería ser una Feria: tiene pabellones en diferentes alturas, escaleras, difícil circulación y complicados accesos... Para la nueva, hemos aprendido de las mejores ferias. Va a ser una Feria moderna y totalmente accesible. Por ejemplo, los camiones van a poder entrar y salir a los pabellones por las cuatro caras, por dos puertas en cada cara. Esto es complejo, hay que ceder mucho espacio. Contará con pabellones en una sola planta. Va a ser, sobre todo, una Feria funcional.

Me gustaría que la Feria incorporase las tecnologías más en voga del momento. Queremos que esté muy volcada hacia las comunicaciones. En 2004 tendrá que ser la mejor Feria del mundo. Cuando en los meses siguientes inauguren otra, la nueva será la mejor, pero nuestra vocación es estar en la vanguardia del tema ferial.

En la última Bienal de Máquina-Herramienta, varios expositores no pudieron participar por falta de espacio. De no haber proyectado la nueva Feria, ¿qué posibilidades había de perder uno de los más importantes certámenes de los que se celebran en el País Vasco?

Si los expositores ven que su sector no puede estar representado en unas condiciones dignas, y hay gente que se tiene que seguir quedando fuera, por supuesto que podíamos perder este certamen. Nuestra relación con la asociación de fabricantes de Maquina Herramienta es buena, pero ellos tienen unos objetivos. Por otro lado, ferias como Madrid y Barcelona han hecho muchos guiños e intentos de llevarse este certamen.

El hecho de que se celebre en Bilbao tampoco es una casualidad. Los fabricantes, ubicados básicamente en el Alto y Bajo Deba tienen su Feria, que además está muy cerca de las fábricas donde pueden llevar a sus principales clientes. Esto es un activo pero, si no caben, está clarísimo que se irán a otro sitio.

El nuevo recinto ferial ¿va a ofrecer alguna novedad en cuanto a otros certámenes?

El mundo ferial es dinámico. Tener nuevas infraestructuras e instalaciones permite hacer otras cosas. Hay que reconocer que el incremento del espacio tiene que ver con la Bienal y Ferroforma, ya que el resto de los certámenes no lo necesitan. De hecho, algunos de los pabellones que vamos a construir son fraccionables en sí mismos, porque hay ferias que no llegan a los 15.000 metros cuadrados, que es lo que tiene un pabellón.

Dentro de la actividad gestora ferial, siguen trabajando y buscando nuevos temas. Indudablemente, durante la fase de construcción de la Feria, la publicidad que hagamos debe generar el interés necesario por unas nuevas instalaciones que van a ser muy funcionales y puede generar tanto certámenes organizados por nosotros, como por terceros.

Por tanto, no descartan que tenga otros usos

No lo descartamos. Todo lo que signifique más, estupendo, pero hay que tener en cuenta que el mandato que dan los propietarios a la BEC y al consejero delegado es que vamos a construir una feria.

Es verdad que la actividad ferial deja muchos tiempos muertos. La de Bilbao es del orden de 154 días al año, incluidos los días de montaje y desmontaje, por lo que quedan días libres y pabellones vacíos.

Está previsto que un pabellón tenga la connotación de pabellón Arena, un espacio multiusos, que pueda ser polideportivo y un pabellón para espectáculos, que no existe en el entorno de Bilbao metropolitano. Desde hace unos años, los espectáculos masivos como conciertos no tenían aquí aforo suficiente y se iban a Anoeta o Gijón. Pero esto siempre supeditado al tema ferial.

Por otra parte, hoy en día, es imposible pensar en una feria sin Palacio de Congresos. Hay un montón de certámenes que cuentan con unas jornadas o un congreso, para lo cual hace falta un centro de congresos.

¿Qué inversión requerirán las nuevas instalaciones?

Manejamos una cifra que ronda los 70.000-80.000 millones de pesetas. El presupuesto nunca va a estar cerrado del todo. Vamos a trabajar por fases. En primer lugar, la contratación del movimiento de tierras, luego realizaremos un proyecto constructivo de garajes, seguirán la edificación, instalaciones y mobiliario. Las fases se irán solapando unas a otras hasta tener el proyecto conjugado. Aunque con muchas dificultades, esperamos que la nueva Feria esté finalizada en 2004.

Empresas o entidades relacionadas

Construlan - Bilbao Exhibition Centre

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS