Posicionamos su web SEO / SEM
PJ Ferramentas Lda confía en Haas para la fabricación de sus troqueles

Portugal, con las principales marcas de automóviles

Redacción MU06/11/2008
Mientras la mayoría de nosotros sólo conoce Portugal por su pasado de exploradores y sus vinos Oporto, son principalmente los que trabajan en el sector de la fabricación los que son conscientes de la creciente popularidad que están adquiriendo las compañías portuguesas que fabrican matrices de prensado para las marcas de automóviles más famosas del mundo. PJ Ferramentas Lda (PJF), con sede en Aveiro, es un buen ejemplo de este tipo de compañías.

Al igual que muchas compañías de fabricación de moldes y matrices, PJF ha diversificado su producción en otras áreas y ha creado una sólida base de conocimientos en ingeniería, que le proporciona una ventaja tecnológica sobre sus competidores en el Lejano Oriente, hacia donde ha emigrado gran parte del trabajo europeo de fabricación de moldes en los últimos años.

foto
El sector del automóvil es el principal cliente de la industria moldista portuguesa.

Desde 1995, las máquinas de prensado y troqueles progresivos han constituido el producto principal de la actividad de PJF. Los troqueles que produce la compañía son complejos pero requieren poca o ninguna intervención del operario, desde la operación de alimentación del material a la obtención del producto final. La experiencia de la compañía ha atraído a un creciente número de clientes de primera línea del sector del automóvil, como Gestamp, Faurécia, John Deere, Bombardier, Bosch y, más recientemente, TRW.

foto
“Ninguna pieza se mecaniza de la misma manera; cada una tiene una definición diferente y, por ello, no contabilizamos la duración de los ciclos".

“En los últimos años hemos disfrutado de un gran éxito y los resultados han sido muy positivos”, comenta Pedro Santos, director de la compañía. “En la actualidad somos muy conocidos en el mercado europeo del automóvil; nuestro objetivo es convertirnos en el 'punto de referencia' del sector de diseño y fabricación de troqueles de producción de piezas metálicas”.

foto
La compañía utiliza sus máquinas Haas para fabricar componentes a partir de acero templado.

La ventaja competitiva de PJF se basa en sus conocimientos sobre el desarrollo de troqueles. Santos cuenta que hace poco viajó a China para evaluar el poder real de la competencia y que pudo comprobar que a sus rivales del Lejano Oriente les queda aún mucho por aprender para llegar a tener el mismo nivel de saber-hacer de su compañía. “Esto se debe principalmente a la complejidad del proceso”, comenta.

“China tiene la capacidad de fabricar troqueles sencillos, pero no otros para procesos complejos, tales como embutición profunda. Todo esto cambiará con el tiempo pero hasta entonces esperamos poder tomar todas las medidas oportunas para seguir siendo competitivos”
foto

Basándose en los dibujos de los componentes proporcionados por los clientes, PJF desarrolla un diseño gráfico con ayuda de software CAD. Este se envía para que el cliente lo apruebe antes de desarrollar gráficos CAD 3D detallados. Estos, a su vez, se envían para su aprobación antes de finalizar los diseños y realizar el pedido de las materias primas. Las operaciones de mecanizado, endurecimiento y montaje constituyen el siguiente paso en el proceso. Por último, se realizan pruebas del troquel utilizando la prensa propiedad de PJF. Las primeras piezas fabricadas con el troquel permiten a la compañía centrarse en mejorar las tolerancias para poder presentar al cliente informes sobre dimensiones que satisfagan sus necesidades. Tras la aceptación del informe, PJF debe ser capaz de probar las mismas características en la prensa del cliente. PJF recibe el pago por sus servicios cuando esta última fase resulta satisfactoria para ambas partes. Resulta obvio que si la planta del cliente está en Europa, las compañías de fuera del continente tendrán mayores dificultades para ofrecer este alto nivel de servicio y compromiso.

“China tiene la capacidad de fabricar troqueles sencillos, pero no otros para procesos complejos, tales como embutición profunda”, comenta Santos. “Todo esto cambiará con el tiempo, sin duda, pero hasta entonces esperamos poder tomar todas las medidas oportunas para seguir siendo competitivos”.

La tecnología constituye un diferenciador común y muy significativo para hacer frente a la ventaja de mano de obra barata de los competidores en economías con bajos sueldos. Hace un par de años, PJF comenzó un proyecto para renovar su vieja maquinaria. Después de ver la demostración de las máquinas herramienta CNC de Haas en una feria de muestras y citarse con el distribuidor portugués de la compañía, PJF decidió comprar e instalar un torno Toolroom manual/CNC TL-1 de Haas. Poco tiempo después, adquirió una fresadora Toolroom TM-1, un centro de mecanizado vertical VF-7B y, recientemente, un centro de mecanizado vertical VM-2.

“Las máquinas Haas representan una relación calidad-precio muy competitiva”, señala Santos. “Todas nuestras máquinas Haas han ofrecido excelentes resultados, por lo que siempre que pensamos en una nueva inversión en maquinaria, tenemos en mente a Haas”.

foto

La compañía utiliza sus máquinas Haas para fabricar componentes a partir de acero templado. Los utillajes usados son principalmente sistemas de prensado y platos magnéticos, con capacidad de alojamiento para varias piezas, que suelen funcionar de manera automática por la noche o durante los fines de semana. La ventaja obtenida en la duración de los ciclos, no obstante, es difícil de calcular, tal como señala Santos.

“Varía mucho en función de la pieza”, añade. “Ninguna pieza se mecaniza de la misma manera; cada una tiene una definición diferente y, por ello, no contabilizamos la duración de los ciclos. Lo que sí hacemos es comparar el tiempo de producción estimado con el tiempo real invertido, y también con el tiempo que se tarda en hacer el mismo trabajo en otras máquinas. El rendimiento de las máquinas Haas, en este sentido, es excelente”.

foto
Todas las máquinas Haas las programan los operarios de taller de PJF.

Todas las máquinas Haas las programan los operarios de taller de PJF. En la compañía no hay departamento de CAD/CAM: es el resultado de una decisión tomada hace varios años para optimizar sus recursos y formar a sus operarios en las últimas tendencias de programación. En la actualidad PJF cuenta con cinco operarios especializados en el uso de maquinaria Haas y otros dos que están recibiendo formación y que estarán listos para utilizar las máquinas este verano.

Las máquinas Haas han funcionado a pleno rendimiento desde poco después de su instalación. Los clientes habituales suelen realizar pedidos de 6-8 troqueles para un proyecto en concreto; mientras, PJF desarrolla hasta 12 troqueles progresivos al año para cada cliente. La compañía fabrica troqueles progresivos hasta 3 m de longitud y también lleva a cabo programas continuos de modificación de troqueles y reacondicionamiento.

Por otra parte, Santos nos desvela que la compañía está buscando oportunidades para fabricar troqueles de transferencia, que utilizan robots para mover piezas de gran envergadura, como por ejemplo los componentes de los chasis de un automóvil, entre diferentes operaciones de prensado. Todas estas actividades exigen un alto nivel de calidad de las piezas mecanizadas que componen los troqueles de PJF.

“El objetivo principal de nuestra compañía es la calidad”, apunta Santos. “En PJF la calidad no se logra por casualidad; es el resultado de un trabajo inteligente. Hemos recibido la certificación ISO 9001:2000 y fuimos la primera compañía portuguesa en obtener la acreditación en el sector de diseño y fabricación de troqueles de corte y estampado”.

Las tolerancias lineales de los componentes mecanizados por PJF suelen ser, por lo general, de 0,05 mm y de 0,02 mm para operaciones de posicionamiento. El acabado superficial es también fundamental.

foto

“En algunas piezas, tales como troqueles y punzones de estampado, el acabado es muy importante”, confirma Santos. “Del mismo modo, también es necesario obtener un acabado muy suave en moldes para procesos de inyección de plástico, con el fin de evitar la fricción en el proceso de formación de la plancha metálica. Hoy en día, no se realiza ningún pulido en nuestro proceso de producción: el componente debe salir de las máquinas Haas con un acabado perfecto”.

La calidad de nuestro trabajo es uno de los factores diferenciadores en los que PJF confía para poder retener y ganar una mayor cuota empresarial en el sector en una época de muchos cambios.

“El cambio es el nuevo paradigma de mi generación”, añade Santos, hijo del fundador de la compañía. “Si no evolucionamos, no sobreviviremos y, por ello, nos estamos planteando retos constantemente”.

Empresas o entidades relacionadas

Haas Automation Europe
John Deere Ibérica, S.A.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS