El taladrado de alta velocidad

Los últimos 20 años de la historia de Ficep en el desarrollo de taladro de Vigas

15/05/2008
El grupo Ficep fabrica desde 1930 líneas de mecanizado de perfiles estructurales. El año 1966 marca un hito en la historia de Ficep S.p.A., se desarrolla la primera línea de taladrado CNC. Desde entonces Ficep siempre ha estado un paso por delante en la innovación de aplicaciones para el taladrado de vigas y perfiles. La primera evolución fue conseguir un sistema de posicionado y alimentación del material completamente electromecánico (por husillo a bolas). Ello ofrecía prolongar la vida de las herramientas, mejorar la calidad del taladrado y convertirse en lo que toda la industria reconoce hoy como un requisito indispensable en la maquinaria de alto nivel.

La integración los CNC multitarea fue especialmente importante para poder combinar diferentes procesos en uno. Ficep fue la primera en desarrollar líneas combinadas de taladrado-sierra y taladro-corte térmico con un único control numérico. Las ventajas principales que se obtuvieron con respecto al uso de dos controles fueron el ahorro en tiempo de operatividad y reducción en los costes.

Ficep fue la primera en desarrollar líneas combinadas de taladrado-sierra y taladro-corte térmico con un único control numérico
foto

Ficep, siendo la primera compañía en integrar el CAD/CAM con un CNC, volvió a dar el primer paso ofreciendo de esta manera una mejor programación y una hasta entonces desconocida optimización de los sistemas productivos y de gestión de los retales originados en la propia producción. Este software de gestión, altamente enfocado a la gestión completa del proceso productivo, ha sido desde hace más de 20 años todo un referente para las empresas de procesado de acero estructural.

Algunos años antes, una empresa alemana llamada Helpenstein Muller (HMB) desarrolló algunas máquinas de taladrado para la estructura en acero muy avanzadas. El Sr. Helpenstein (Presidente) era un gran conocedor del taladrado y un apasionado de los centros de mecanizado y de la máquina-herramienta en general.

Ya en los años 90, HMB estaba taladrando las vigas con las velocidades máximas que las herramientas podían alcanzar a 600-1200 mm/min

Helpenstein Muller fue el primero en la industria de la estructura en acero en vender un producto que se utilizaba para el taladrado rápido de vigas y secciones. La tecnología que desarrollaron al diseñar las brocas de taladrado, combinada con la rigidez de la máquina y las características de amarre de la pieza a procesar, permitía a HMB utilizar herramientas de acero duro y al carbono en un momento en el que la industria pensaba que era imposible su uso de manera satisfactoria.

Ya en los años 90, HMB estaba taladrando las vigas con las velocidades máximas que las herramientas podían alcanzar a 600-1200 mm/min dependiendo del diámetro y de la calidad de material.

En ese momento Ficep conoció a este innovador y juntos crearon la que aún es Ficep HMB. Una compañía que desarrollaría tanto la tecnología de taladrado de alta velocidad como todo el rango de productos que Ficep ofrecía en el mercado del acero en Alemania. En particular, líneas de angulares, máquinas de punzonado, sistemas de taladro-sierra/corte térmico y los modelos “Tipo” (centros de mecanizado de chapa).

La continua colaboración entre las dos compañías originó en 1995 la introducción en el mercado de la máquina Ficep 1203 D. Ello supuso el punto de partida del desarrollo entre HMB y Ficep introduciendo en 2002 una completa gama de máquinas que podían usar herramientas de acero duro y al carbono para el taladrado de vigas.

foto

En aquel momento, el precio de las herramientas era ciertamente algo elevado. Los usuarios que podían permitirse su adquisición pudieron comprobar el crecimiento de los ratios de productividad con unos costes relativos y del todo justificables. La empresa pionera en la utilización de las mismas fue el grupo Severfield Reeve (Reino Unido), quién adquirió la primera unidad de taladrado de alta velocidad de Ficep.

En 2004, cuando el mercado prácticamente exigía esta tecnología como imperativo, se continuó investigando y desarrollando soluciones revolucionarias. El hecho de que se taladrase tan rápido con las herramientas de acero duro y al carbono (casi 1000 mm/min y un segundo en un agujero de 15 mm de espesor) habría otras posibilidades de uso para esta tecnología. Ficep mejoró la capacidad de su CNC en el entorno de las ya desarrolladas y probadas máquinas de corte térmico.

En este mismo año Ficep desarrolló y entregó su primera unidad de taladrado, serrado, marcado y Scribing. Una solución revolucionaria que reducía el tiempo operativo un 80 por ciento y duplicaba la capacidad de soldeo sin incremento alguno de mano de obra, bastaba con trasladar a los operarios encargados de las operaciones de marcado manual al área de soldadura de componentes ya ‘marcados’.

Después de 4 años de desarrollo probado y testado de esta innovación tecnológica que tanto ha atraído en el mercado mundial, la competencia se ha visto obligada a emular este proceso. El Scribing y su importación directa desde programas de diseño como Tekla están patentados.

Cabezal
foto
Tipo B251
foto
Orient 11

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS